Respuesta política y de clase al artículo "La Oligarquía Petareña"


Introducción

El proceso electoral del 26S, otro escenario de la lucha de clase, en la Venezuela, en transición hacia el socialismo bolivariano, sus resultados políticos y electorales, han dado pie al inicio de una campaña de manipulación, por parte de la burguesía, en especial, la de los medios de comunicación y del espectáculo, en la figura de sus lacayos y cipayos, sus periodistas tarifados, quienes viene llenando los programas de opinión y la prensa escrita, con las opiniones de la burguesía, haciéndolas ver como análisis objetivo y realizas de los resultados electorales, cuando en la realidad, son las estrategias de las agencias de publicidad (ARS, etc.) y del laboratorio de guerra sucia de las 4 jineteras del apocalipsis, con el fin de crear escenarios favorables para un estallido social, que nos conduzcan a un golpe de estado y a la derogación de la Constitución Nacional de la Republica Bolivariana Socialista de Venezuela, del asesinato del Comandante Presidente Chávez y el homicidio en masas de miles de bolivarianos socialistas.

Es bueno reflexionar, que los artículos y opiniones, que viene apareciendo en los medios de comunicación se inscriben en la estrategia del imperialismo yanqui, por derrotar a la revolución bolivariana socialista en Venezuela y Latino América, para ello se vale de la mentira, de utilización de técnicas sicológicas, con el fin de engañar, engatusar y lavarle el cerebro, a los sectores de las llamadas clases medias y altas, que habitan en las urbanizaciones del este de Caracas, y en las demás ciudades del país.

El domingo 03 de octubre de 2010, el periódico de la Familia Capriles, Última Noticias, publico un artículo de opinión, en la columna “Politikom”, firmado por la Sra. Luz Mely Reyes, titulado “La Oligarquía Petareña”, donde realiza un análisis superficial y subjetivo, que solo tiene como objetivo, que nuestro Comandante Presidente Chávez, se equivoco cuando dio su opinión, después de las elecciones regionales de 2008, y que los sectores populares del municipio Sucre, del Estado Miranda, en especial, la Parroquia Petare, están contra del Comandante Presidente Chávez, conclusión errada y muy lejos de la realidad, que arrojaron los resultados del 26S.

El artículo se vale de los resultados globales del municipio y de la parroquia, lo cual lo hace para manipular y engañar a sus lectores, lo cual se inscribe en la estrategia global del imperialismo yanqui y de la burguesía financiera especulativa y de los medios de comunicación y del espectáculo, de lavarle el cerebro a las clase medias y altas, que viven en el este de Caracas y otras ciudades del país.

Nosotros demostraremos, que el artículo se inscribe en la estrategia global del imperialismo yanqui; de la burguesía financiera especulativa; de burguesía de los medios de comunicación y del espectáculo, y de la cual la periodista, es participe conscientemente, porque así se desprende de su artículo, el cual es superficial, subjetivo, manipula las cifras del CNE, porque manejan la idea, que los únicos, que saben e investigan son ellos (los escuálidos), pero se equivocar el proletariado y el pueblo en su conjunto, investiga, discute sobre lo que pasa en el país, y es por ello, que apoyamos a nuestro Comandante Presidente Chávez.

Para demostrar la manipulación del artículo de la columna “Politikom”, firmado por la Sra. Luz Mely Reyes, titulado “La Oligarquía Petareña”, haremos un análisis utilizando el método del materialismo histórico, donde precisemos, lo siguiente: la situación política, es decir, clarificación de la coyuntura política, en que nos encontramos; la lucha de clases en la coyuntura de la revolución bolivariana socialista; desenmascarar las supuestas opiniones independientes y desinteresadas; los diferentes tipos de oligarquías; análisis de los resultados mesas por mesas, centro por centro, urbanización por urbanización, barrio por barrio, y las conclusiones y observaciones del análisis de los resultados, lo que no dejara lugar a duda, que los sectores populares de la parroquia Petare apoyan al Comandante Presidente Chávez y a la revolución bolivariana socialista, la vía venezolana hacia el socialismo del siglo XXI.

SITUACIÓN POLÍTICA

Venezuela vive una coyuntura política iniciada con el estallido social, conocido como “El Caracazo”, donde el pueblo, principalmente el de Caracas, Insurge contra el paquete neoliberal de FMI, de CAP y sus IESA Boy, que es una etapa de transición hacia el Socialismo del Siglo XXI, mediante la construcción de la Republica Bolivariana Socialista de Venezuela, conforme lo especificado en el texto de la Constitución Nacional de la Republica Socialista de Venezuela, aprobada en referendo el 15 de diciembre de 1999 y enmendada el 15 de febrero de 2009.

Esta coyuntura de la revolución Bolivariana Socialista es de transición, hacia el socialismo o involucionamos hacia un capitalismo salvaje, donde seamos vasallos del imperialismo yanqui y sus empresas transnacionales, por lo tanto, debemos estudiar las contradicciones políticas y sociales, características de esta coyuntura, para resolver a favor del proletariado y el pueblo en su conjunto.

Los cambios, en una sociedad son ocasionados por el desarrollo de las contradicciones internas de estás, es decir, que los cambios de la sociedad se deben al desarrollo de sus contradicciones internas, o sea, las contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, entre las clases, entre lo nuevo y lo viejo. Las causas externas constituyen la condición del cambio, las causas internas su base, sobre la cual actúan las causas externas.

Los cambios políticos, viene determinado por las contradicciones que existente en la sociedad Venezolana de hoy, las cuales están condicionada e influenciadas, por las condiciones geopolíticas internacionales, donde debe actual la sociedad Venezolana, en la actual etapa de globalización mundial. Unas vienen desde la época cuando se instalo la IV república en 1830, otras aparecieron incipientemente hacia 1870, con génesis de la clase obrera, que se fortalecieron con la explotación petrolera, otras aparecieron entre el inicio de la década de los años 60 del siglo XX y se fortaleció a partir de los años 90, por último, las que viene apareciendo con el proceso revolucionario Bolivariano Socialista mismo.

Con la agudización de la lucha de clase en Venezuela, con la revolución Bolivariana Socialista, vía Venezolana hacia el Socialismo del siglo XXI, viene aflorando las contradicciones existentes desde 1830, que fueron matizadas por la derrota político militar de la vanguardia aventurera y foquista (PCV, MIR, PRV-Ruptura, Liga Socialista-OR, PRIN, Tupamaros, MRT, Punto Cero, Bandera Roja-CLP-MDP-UJR, MAS, y otros), de los años 60.

Las contradicciones, existen en todo proceso social, desde el inicio del mismo hasta el final, en la sociedad Venezolana, una sociedad dividida en clase, con relaciones de producción capitalistas, con fuerzas productivas capitalistas, subyugada por el imperialismo yanqui (imperialismo Ingles, hasta la aparición del petróleo), en la actual etapa de empresa transnacional globalizadas, con el predominio del capital financiero especulativo y del capital comercial importador, sus contradicciones internas se encuentra presente desde la implantación del sistema capitalistas en el país, la cual podemos situar, como referencias, hacia 1830, que se consolido con la explotación petrolera a finales de los años 20 del siglo XX, hasta la revolución Bolivariana Socialista, vía Venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, donde aparecen otras contradicciones, que definen a dicha revolución, coexistiendo con las contradicciones preexisten desde 1830, porque aun persiste el sistema capitalista, instaurado y consolidado desde entonces, hasta la fecha.

La actual coyuntura política venezolana, viene siendo definida por un importante número de contradicciones, de ahí la complejidad de la revolución Bolivariana Socialista, vía Venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, por lo tanto, estas contradicciones no pueden ser tratadas de una misma manera, debido a que cada una tiene su propia particularidad, así como tampoco, los dos aspecto de cada contradicción, pueden ser tratadas de una misma forma, debido a que cada uno tiene sus propias características. El estudio de los dos aspectos de cada contradicción, es el único medio para llegar a comprender el conjunto. Comprender cada uno de los aspectos de una contradicción significa comprender qué posición específica ocupa cada uno de ellos, que formas concretas asumen sus relaciones de interdependencia y contradicción con su contrario.

En cada proceso histórico y social existe una contradicción fundamental, la cual es la esencia del proceso, la cual permanecerá presente mientras el proceso no culmine. Las numerosas contradicciones, grandes y pequeñas, determinadas por la contradicción fundamental o sujetas a su influencias, una se agudizan, otras son temporal o parcialmente resueltas o atenuadas. En un proceso de desarrollo prolongado, la situación generalmente varia, de una etapa a otra etapa. La contradicción fundamental se va agudizando a medida que pasa de una etapa a otra, en un proceso prolongado.

Por lo cual, en cualquier coyuntura es necesario y fundamental precisar, para tener muy claro, cual es la contradicción principal, que determina la existencia y el desarrollo de la coyuntura, así como de las otras contradicciones, de los dos aspecto de la contradicción principal, determinar cuál es el principal y cuál es el secundario, para así tener, en cuenta quien desempeña el papel dirigente en la contradicción y la coyuntura.

La coyuntura actual de la revolución Bolivariana Socialista, la vía venezolana hacia el Socialismo del XXI, la podemos definir por las siguientes contradicciones: el carácter social de la producción- y el carácter privado de la propiedad, Capital-Trabajo, Imperio-Nación, Capital Financiero/comercial importador-Capital Productivo, Estado Constituido-Estado por constituir, Teoría-Practica.

La contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de la propiedad de los medios de producción.

La contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de propiedad de los medios de producción, determinada por la cada vez mayor colectivización de la producción y su carácter social y la propiedad de los medios de producción por parte de la burguesía, ya que el desarrollo de las fuerzas productivas se hace imposible, sin que se produzca un cambio en las relaciones de producción.

Esta contradicción se observa, en la propiedad de los medios de producción, las principales empresas productoras de bienes y servicios que están en manos privadas, donde se apropian de la riqueza producida por los trabajadores y las trabajadoras, en beneficio de la Burguesía Financiera Especulativa, quien en última instancia, es las propietarias de los medios de producción.

La banca y demás empresas financieras, son las que controlan la economía en su conjunto, en última instancia, las que se quedan con la plusvalía, producida por los trabajadores y las trabajadoras, expropiadas por la burguesía propietaria de los medios de producción, ya que la banca y demás empresas financieras, son las verdaderas propietarias de los medios de producción.

Por lo tanto, la contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de propiedad de los medios de producción, solo puede resolverse por el método de la revolución socialista, con la propiedad social de los medios de producción social y con la implantación de las relaciones de producción socialista.

La contradicción Capital-Trabajo.

La contradicción Capital-Trabajo, que se expresa entre la burguesía y los trabajadores, determinada por la apropiación de la burguesía de los medios de producción y por ende de la Plusvalía, en perjuicio de los trabajadores y de las trabajadoras.

Las relaciones de producción existen en hoy en Venezuela, no es otra que las relaciones de producción netamente capitalistas neoliberales, donde la Burguesía, en sus diferente sectores de clases, (burguesía financiera, burguesía industrial, burguesía comercial, burguesía agraria, burguesía comunicacional y del espectáculo, pequeña burguesía) explotan a los trabajadores y a las trabajadoras, una de forma directa (cuando el capitalista dirige directamente la empresa, principalmente en las empresa pequeñas y medinas o familiares) o indirectamente (cuando el capitalista contrata a empresarios, para que le dirijan la empresa).

La explotación que la burguesía ejerce sobre el proletariado, se produce porque es propietaria de los medios de producción social, lo cual le permite ejercer la“Dictadura de la Burguesía”, sobre el resto de las demás clases sociales, que conforman la sociedad.

La Dictadura, que ejerce la Burguesía, se han enmascarado con el ropaje de democracia representativa, pero en la práctica ejerce el dominio absoluto sobre la sociedad, sus decisiones no tiene discusión, son acatadas por casi la totalidad de la sociedad, el que no las acata es considerado un criminal, es castigado con la muerte o la prisión. La burguesía ejerce su dictadura a través del estado, de todos los órganos que lo conforman, con el objetivo de preservar la propiedad privada de los medios de producción y de la apropiación de la plusvalía, en manos de ella.

La dictadura de la burguesía, es ejercida de forma violenta cuando reprime directamente al proletariado y al pueblo (mediante el terrorismo de masas o la guerra de intervención del imperialismo yanqui) o de forma pacífica, cuando se le lava el cerebro, mediante el aparato ideológico burgués (cine, costumbre, cultura, TV, escuela, tradición, familia, religión), que condiciona al proletariado a aceptar las condiciones de vida burgués, como algo natural, creado por Dios, del cual no se tiene escapatoria, porque siempre ha sido así, por los siglos de los siglos.

Por lo tanto la contradicción entre el capital y el trabajo, entre la burguesía y el proletariado, es lo que explica la explotación a la que se encuentra sometida la clase trabajadora por parte del capital, la burguesía y el empresariado.

La contradicción entre la burguesía y el proletariado, entre el capital y el trabajo, se ha venido resolviendo (entre 1999 a 2010) a favor de la burguesía y del capital, en perjuicio del proletariado y el trabajo, porque estado constituido capitalista, puntofijista y neoliberal, sigue más vivo que nunca.

El estado constituido capitalista, puntofijista y neoliberal es un estado creado para favorecer al capital y a la burguesía, para perjudicar al proletariado y el trabajo, por eso es necesario destruirlo y construir el nuevo estado Bolivariano Socialista Comunal, que nos ponga en camino de ir resolviendo la contradicción capital trabajo, a favor del trabajo y del proletariado, para ir creando la sociedad sin clase, ni explotado.

La contradicción entre el capital y el trabajo, entre la burguesía y el proletariado, solo puede resolverse por el método de la revolución socialista, con la propiedad social de los medios de producción social y con la implantación de las relaciones de producción socialista.

La contradicción entre Imperialismo Yanqui y la Nación Venezolana.

La Contradicción Imperio-Nación, que viene determinada por la dominación política, ideológica, cultura, económica por parte del imperialismo yanqui de la nación Venezolana y las necesidades de la nación de libertad e independencia, para el desarrollo de las fuerzas productivas, que se ve obstaculizada por la dependencia con el imperio.

Desde la aparición del petróleo a finales de los años veinte (20) del siglo XX, la economía ha venido siendo dirigida y controlada por los centros de poder del imperialismo yanqui, ya que las estrategias de desarrollo económico se basa en la creación de empresas e industrias para satisfacer las necesidades de materia prima y repuestos baratos para las empresas transnacionales globales imperialistas.

En el reparto del mundo, por parte de las empresas transnacionales globalizadas imperialistas, se determino que Venezuela sería un país productor de Petróleo y sus derivados, de productos semielaborados de minerales, existen en el país abundantemente, en productos agrícolas, que por sus condiciones no los pueden producir ellos, en distribuidores y comercializadores, a lo interno del país, de productos elaborados por las empresas transnacionales globales imperialistas.

Al analizar todos los planes de desarrollo, desde finales de los años veinte (20) del siglo XX hasta el 2010, observamos que todos se centran en la exportación de materia prima bruta (petróleo, hierro) o semielaboradas (Acero, Aluminio), en productos cuyos ventajas competitiva los hace más barato producirlos en el país, (la gasolina, los repuestos y partes, que necesitan las empresas transnacionales globales imperialistas), que no se pueden producir en sus países (Café, cacao, frutas tropicales, palma aceitera, sábila) etc., y las que no producen para exportar, lo hacen para satisfacer las necesidades primarias de las empresas transnacionales globales imperialistas, para facilitar la operación de las empresas que si lo hacen. Los planes de desarrollo analizados no tenían como objetivo centrar la producción de bienes y servicios para satisfacer necesidades de la población del país, sino para satisfacer los intereses de las empresas transnacionales globales imperialistas.

La implementación de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor-Ternium hoy vuelva a nacionalizar) en la época de Pérez Jiménez, de Alcasa y Venalum en la época del puntofijismos, tenía y tiene como objetivo exportar materia prima semielaborada barata, (por ello se construyeron las represas de Gurí, Macagua, Caruachi, etc., para a abaratar los precios de la electricidad), a las empresas transnacionales globales imperialistas, y no para fomentar el desarrollo del parque industrial, metal mecánico, más Sidor, Alcasa, Venalum, así como las demás empresas de Guayana, como están concebidas hoy en día, son un obstáculo para el desarrollo del país y de un parque industrial metal mecánico Venezolano o Latinoamericano.

En la agricultura se privilegia los cultivos para la exportación, en perjuicio de los que satisfacen la dieta básica de la población, los cuales se importan. Se privilegia la producción de frutas tropicales para exportarlas a USA, Europa y Japón, lo mismo que otros productos agrícolas necesarios como materia prima para la industria farmacéutica y de los cosméticos en los países industrializados.

PDVSA su objetivo no es para producir, para generar divisa para el desarrollo del país y sus necesidades de combustibles, sino para satisfacer las necesidades energética de USA y Europa, solo basta ver su portafolio de inversiones, para comprobar cuál es su objetivo y misión. Se invirtió y se invierte en USA y Europa, las inversiones que se hacen en el país, son para satisfacer las necesidades de USA, Europa, ya que se invierte para mejorar el producto que se les va a vender, (ejemplo la gasolina sin plomo, se invirtió en el cambio de los patrones de refinación por exigencias del imperio), toda la producción actual de PDVSA son para ser vendida exclusivamente a USA y Europa, ya que nuestras refinerías, tanto en el país, como las de USA y Europa, solo producen productos para ser consumidos en esos países. Desde 1999 se ha intentado reformular las estrategias y política pro imperialistas en PDVSA, pero fueron saboteadas por la “Chimbocracia” de los partidos nazi fascista Gente del Petróleo (Creole-Maraven-Exxon) y Unapetrol (Shell-Lagoven) y desde diciembre de 2002 viene siendo saboteadas por los empleados del MPPEP y de PDVSA, que no creen en proyecto Bolivariano Socialista, sino que lo consideran un dinosaurio, anticuado, atrasado y trasnochado, el cual nos va a llevar a mayor atraso, por eso siguen implementando las política neoliberales y capitalistas, que favorecen los intereses del imperialismo. Algunos avances en desmontar las políticas neoliberal y pro imperialista son producto de la firmeza y el compromiso programático del Comandante Presidente Chávez.

El aparato ideológico está al servicio de la dependencia imperialistas, para que la población acepte que una empresa o industria tenga como objetivo satisfacer las necesidades de las empresas transnacionales globales imperialistas, y no las de la población Venezolanas, con la excusa que las exportaciones son necesarias para obtener divisas en dólares, que hasta el 2003, era reexportado hacia USA, en las llamadas fuga de divisas.

Las universidades nacionales públicas están al servicio de la estrategia de la dominación imperialistas, ya reproducen los patrones y costumbres imperiales, no generando la ciencia y ni la tecnología para impulsar el desarrollo independiente del país. Las llamadas universidades autónomas son cajas sonora, que repiten la ideología burguesa, neoliberal y capitalista, así como las estrategias de dominación, ya que la ciencia y la tecnología que reproducen no es otra que la producida en las universidades del imperio, para comprobarlo solo basta con revisar los currículos de las carreras universitarias, que son una copia al carbón de la universidades Gringas y Europeas, los trabajos de investigación son un compendio de citas de intelectuales Gringos y Europeo, (fulano de tal dijo tal cosa, sutanejo de tal dijo tal cosa). Las Universidades privadas solo son maquinas para producir mano de obra, para el ejército laboral de reserva.

La dominación del imperialista sobre Venezuela es el principal obstáculo para el desarrollo de las fuerzas productivas, mientras esta dependencia del imperialismo yanqui exista, Venezuela seguirá siendo un país subdesarrollado.

Por lo tanto la contradicción entre el imperialismo y la nación venezolana, solo puede resolverse por el método de la independencia nacional y la industrialización del país, con el objetivo de satisfacer en primer término las necesidades del país y en segundo determino la de integración de la gran nación Latinoamericana.

La contradicción entre Capital Financiero / comercial importador y Capital Productivo de bienes y servicios.

La contradicción entre el capital financieros en alianza con el capital comercial importador y el capital Productivo de bienes y servicios, que viene determinada por el control de la economía mundial y nacional de los sectores especulativos, que solo invierten en áreas de grandes riesgos, sin producir bienes y servicios, solo producen operaciones bursátiles virtuales, sin ningún respaldo en la economía real. Lo que trae como consecuencia la desindustrialización de los países, en especial, los del tercer mundo, una agricultura deficiente, la cual tiene que ser subsidiada, aumento del desempleo y por ende de la pobreza, etc.

La alianza entre el capital financiero especulativo con el capital comercial, se expresa en las grandes inversiones en los centros comerciales, en la importación de mercancías que son vendidas en dichos centros comerciales y por los buhoneros, en compras de industrias establecidas, como por ejemplo, CANTV (Verisón, Telefónica Española, GTE), Electricidad de Caracas (AES), Indulac (Parmalat), Sidor (Grupo Techint-Ternium, de origen Argentino), Vencemos (Cementos Mexicanos), Cementos Caribe (Holcim, Suiza), Banco de Venezuela (Grupo Santander), Banco Provincial (Grupo Bilbao Vizcaya), Banco Consolidado (Grupo Corp. Banca Chileno), etc., cuyas compras y recompras fueron financiadas por la banca nacional. Estas inversiones del capital financiero no crearon ningún puesto nuevo de trabajo, más bien redujeron en más de 40% los empleos, en promedio en cada una de estas empresas.

Por lo tanto, la contradicción entre Capital Financieros en alianza con el capital comercial importador y Capital Productivo de bienes y servicios, solo puede resolverse por el método de la industrialización del país, con el objetivo de satisfacer en primer término las necesidades del país, en segundo determino la de integración de la gran nación Latinoamericana.

La contradicción entre el Estado Constituido, Capitalista, Puntofijista y el Estado Bolivariano por constituir.

La contradicción entre estado constituido capitalista en la práctica y el estado por constituir, que viene determinado por la nueva forma de estado a diseñar y construir, de acuerdo con el texto Constitucional de la República Bolivariana Socialista de Venezuela (CNRBSV).

Desde la aprobación de la CNRBSV en 1999, se viene hablando de la necesidad de adaptar las estructuras del estado a los preceptos constitucionales, pero sólo se ha quedado en discursos, innumerables son los ejemplos.

El estado constituido capitalista y puntofijista se expresa en las relaciones clientelares, ejemplo, es como se mueve las áreas de recursos humanos de los diferentes ministerios, institutos autónomos y demás entes del estado, donde el ingreso del personal es determinado por los nexos familiares o de amigismos, al igual como se hacía en cualquier gobierno Adeco/Copeyano, al nombrar un nuevo ministro o presidente de instituto autónomo, este nombra a sus familiares, que en su mayoría no están capacitados para ejercer las funciones, es común ver a la esposa o esposo, a los hijos, a los hermanos, a los suegros, a los primos, etc., ejerciendo funciones, por el solo hecho que su familiar es ministro o presidente de un instituto o empresa del estado.

La contratación de personal se sigue realizando con las condiciones neoliberales puntofijistas, con el concepto de “Honorarios Profesionales”, donde el trabajador no tiene ninguna seguridad social, que una vez terminada la relación de trabajo es despedido, sin ningún pago de prestaciones sociales, ni seguridad social.

El cálculo de las prestaciones sociales, es otro ejemplo más como las instituciones puntofijista aún perduran, a más de once (11) años de la revolución Bolivariana Socialista. Se mantiene el sistema de prestaciones sociales aprobado en 1997, durante el gobierno de Caldera Petkoff Matos, pero de forma inexplicable, no se ha procedido a reformar la Ley Orgánica del Trabajo, para crear un sistema de prestaciones sociales, que realmente favorezca a los trabajadores y a las trabajadoras, aunque desde 1999, sea contado con mayoría en la Asamblea Nacional.

El funcionamiento de las instituciones públicas, en la actual etapa de la Revolución Bolivariana Socialista, es puntofijista y neoliberal, debido a que la columna vertebrar es la elaboración, aprobación y ejecución del presupuesto. El cual es elaborado por las oficinas de planificación, presupuesto y/o finanzas, compuesta por “expertos” economistas, con postgrado en USA y/o en IESA, sin ninguna vinculación real con el pueblo, con conceptos e ideología neoliberal, que considera que las ideas económicas del Comandante Presidente Chávez y de laCNRBSV, como anticuadas, dinosaurios de la historia, que van a llevar al país al desastres. La aprobación se realiza con la misma metodología puntofijista, de componendas, de acuerdos, entre el contratista y el intermediario, el diputado de AN, para el presupuesto nacional, lo mismo sucede con los diputados de los CLR en los estados y los Concejales de los municipios; en la ejecución del presupuesto se realiza privilegiando a los empresarios e intermediarios afines al funcionario encargado de la ejecución.

En la educación, los programas curriculares siguen igual, reproduciendo las ideas y conceptos neoliberales y puntofijistas, sin ningún cambio en la práctica, con lo cual se fortalece cada día que pasa, el estado puntofijista neoliberal, creando las condiciones para la destrucción del intento por construcción de la República Bolivariana Socialista de Venezuela, la vía Venezolana del socialismo del siglo XXI.

La contradicción entre el estado constituido puntofijista, capitalista y neoliberal, solo puede resolverse por el método de la revolución Bolivariana Socialista, de la construcción de la República Bolivariana Socialista de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del Siglo XXI, tal cual se encuentra expresada en el texto de la CNRBSV.

La contradicción Teoría-Practica.

La contradicción entre la teoría y la practica viene determina por la necesidad de creación y divulgación de la teoría revolucionaria Bolivariana Socialista y la práctica cotidiana neoliberal que realiza los funcionarios público y el pueblo en general.

La creación de teórica, en la actual coyuntura de la Revolución Bolivariana Socialista, la Vía Venezolana hacia el Socialismo del Siglo XXI, viene siendo producida casi en exclusividad por el Comandante Presidente Chávez, con algunos aportes de intelectuales nacionales e internacionales.

El Comandante Presidente Chávez, sintetiza el aporte intelectual colectivo del pueblo de Venezuela e internacional, creando la Teoría Revolucionaria Bolivariana Socialista, la cual expone al colectivo Venezolano, por medio del programa “Aló Presidente”, así como las diferentes alocuciones en TV y Radio, (las conocidas cadenas nacionales de radio y TV), en mítines, en actos públicos y de masas, donde se define las líneas y las estrategias políticas para guiar y orientar el accionar del pueblo en la Construcción de la República Bolivariana de Venezuela, la Vía Venezolana hacia el Socialismo del Siglo XXI.

La teoría Revolucionaria Bolivariana creada y difundida por el Comandante Presidente Chávez, es en la práctica “By Paseada”, por los dirigentes políticos Bolivarianos Socialistas y los funcionarios públicos, que vienen aplicando en la práctica, en su accionar cotidiano, en su relación con el Pueblo, la teoría neoliberal puntofijista, creada, generada y difundida por el imperialismo yanqui.

En la práctica, en la sociedad Venezolana, en el seno del pueblo, en el estado se viene reproduciendo, las costumbres, las tradiciones, los mitos y los ritos que reproducen las relaciones de producción capitalista, neoliberales y puntofijistas, por lo cual se impone realizar o profundizar una autentica “REVOLUCIÓN CULTURAL CHAVISTA”, que tenga como eje orientador la teoría revolucionaria creada y difundida por el Comandante Presidente Chávez.

La contradicción entre teoría Bolivariana Socialista, desarrollada y difundida por el Comandante Presidente Chávez y la practica neoliberal, capitalista y puntofijista que realizan cotidianamente los funcionarios públicos y dirigentes políticos Bolivarianos Socialistas, civiles y militares, solo puede resolverse por el método de “La Revolución Cultural Chavista”, caracterizada por la implementación de una práctica Bolivariana, Solidaria, Humanista y Socialista, como lo predica el Comandante Presidente Chávez.

La contradicción fundamental.

Las características políticas, económicas, sociales y culturales define a la sociedad venezolana como una sociedad capitalista, porque sus medios de producción son de propiedad privada, en manos de la burguesía nacional y de la burguesía transnacional, principalmente yanqui, con relaciones de producción capitalistas, subyugada y sometida a la dominación del imperialismo yanqui, con la explotación de los trabajadores y de las trabajadoras por parte de la burguesía, en especial de la burguesía financiera especulativa, en alianza con la burguesía comercial importadora de productos de las empresas transnacionales globalizadas, por ello, la contradicción fundamental de la sociedad Venezolana es “la Contradicción entre el carácter social de la producción y el carácter privado de la propiedad de los medios de producción social”.

Estas es la contradicción que define a la sociedad Venezolana como una sociedad con un estadio de desarrollo capitalista, dicha contradicción solo puede resolverse por el método de la revolución socialista, donde se socialice la propiedad de los medios de producción social.

La contradicción principal en la actual coyuntura.

En la actual etapa o momento político viene siendo determinada por la Revolución Bolivariana Socialista que quiere desarrollar las fuerzas productivas y un estado constituido puntofijista, neoliberal, capitalista y pro imperialista, que impide el desarrollo de cualquier iniciativa en función del desarrollo de las fuerzas productivas, lo cual determina que la contradicción principal en la actual coyuntura política venezolana, en la actual etapa de la Revolución Bolivariana Socialista, vía Venezolana hacia el Socialismo del siglo XXI, es “La contradicción entre estado constituido capitalista, puntofijista en la práctica y el estado bolivariano socialista por constituir”, que se resolverá a favor del pueblo y el proletariado, si construimos la República Bolivariana Socialista de Venezuela, como se encuentra expresa en la CNRBSV.

Aspecto la contradicción principal.

El aspecto principal de “La contradicción entre estado constituido puntofijista en la práctica y el estado bolivariano por constituir”, es “el estado constituido capitalista, puntofijista”, que al no ser destruido y reemplazado por el estado bolivariano socialista, viene determinando desde 1999 la coyuntura política en Venezuela.

Desde la asunción del Comandante Presidente Chávez a la presidencia de la república, se viene hablando que hay que reemplazar el estado puntofijista, capitalista y neoliberal, por un estado Bolivariano Socialista, que enrumbe al país hacia el socialismo del siglo XXI, pero con muy contadas excepciones, los funcionarios nombrados por el Comandante Presidente Chávez, para transformar y destruir al estado puntofijista, capitalista y neoliberal, no solo no lo han hecho, sino lo han fortalecido, es por ello, que el estado puntofijista, capitalista y neoliberal es el que viene determinando la coyuntura política, cultural, social y económica del país.

Por lo antes expuesto, es que decimos que el aspecto principal de “la contradicción entre estado constituido capitalista-puntofijista, que viene funcionando en la práctica y el estado bolivariano socialista por constituir”, es “estado constituido capitalista-puntofijista”, ya que es él quien viene determinando la coyuntura política, social, cultural y económica venezolana, que si de verdad, verdad queremos concluir con éxito la revolución Bolivariana Socialista, debemos resolver esta contradicción con otro métodos, diferentes a como se resolviendo, con un discurso radical socialista, pero en la práctica se viene fortaleciendo al estado puntofijista, capitalista y neoliberal.

La resolución de “La contradicción entre estado constituido capitalista y puntofijista en la práctica y el estado bolivariano por constituir”, a favor del pueblo y el proletariado, solo es posible con el método de la revolución Bolivariana Socialista, de la construcción de la República Bolivariana Socialista de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del Siglo XXI, tal cual se encuentra expresada en el texto de la CNRBSV.

LUCHA DE CLASES EN LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA SOCIALISTA

En el “Manifiesto del Partido Comunista”, Marx y Engels “…Nuestra época, la época de la burguesía, se distingue, sin embargo, por haber simplificado las contradicciones de clase. Toda la sociedad va dividiéndose, cada vez más, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases sociales, que se enfrentan directamente: la Burguesía y el Proletariado…”

Por burguesía se comprende a la clase de los capitalistas que son los propietarios de los medios de producción social y emplean trabajo asalariado. En la actual etapa del capitalismos neoliberal e imperialista, la burguesía se encuentra dividida en varios sectores de clase, con interés diferente, pero con objetivos y estrategias iguales, como lo es la preservación del sistema capitalista neoliberal e imperialista. Se puede distinguir o subdividir a la burguesía en: Industrial, comercial importadora, comercial distribuidora, agrícola, minera, financiera, de los medios de comunicación y del espectáculo, etc. En la actualidad el papel hegemónico a lo interno de la burguesía, lo tiene la burguesía financiera especulativa.

Por proletarios se comprende a la clase de los trabajadores y las trabajadoras asalariadas, que, privados de medios de producción propios, se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para poder existir, sean obreros de “pico y pala”, o sean docentes, ingenieros, médicos, abogados, periodistas o economistas, porque si tienen que vender su fuerza de trabajo, son miembros del proletariado.

El aparato ideológico y de propaganda de la burguesía (conocida en la Venezuela de Hoy, como Escuálidos), induce en las mentes y en pensamiento de las personas, mediante un lavado de cerebro desde el mismo momento del nacimiento, que no existe diferencia alguna de clases, que las pequeñas diferencias que existen, se deben a que algunos son trabajadores y previsivos y otros son holgazanes y viven del día a día; que los profesionales universitarios son una raza superior, a los demás miembros de la sociedad, son seres inferiores, que no pueden decidir por ellos mismos, lo cual permite que la inmensa mayoría acepte como justo, normal y lógico, la explotación capitalistas, y hasta algunos salgan a defender al patrón, como por ejemplo, los sindicalista de la Polar, en Barquisimeto o Caracas, pero no salen a defender a los trabajadores y a las trabajadores de “Helados EFE”, cuyo patrón y dueño capitalistas el Lorenzo Mendoza Giménez, de la Polar.

En la coyuntura de la revolución Bolivariana Socialista, aunque el aparato de propaganda de la Burguesía, (los conocidos medios de comunicación, como se conocen popularmente, las 4 jineteras del Apocalipsis), difunden la versión que la división política y social que existe en el país es producto del discurso violento y divisionista del Comandante Presidente Chávez, sino que es producto de las relaciones de producción, inherente al sistema capitalista, ya que en Venezuela existe una minoría de personas que son dueñas de los medios de producción social o los controlar, ya definen los objetivos, estrategias y política de los mismos, y la inmensa mayoría que tiene que vender su fuerza de trabajo, para poder subsistir.

La división política, económica, cultural y social existe en Venezuela, desde la invasión Española en 1527, y que se perfecciono como la explotación petrolera, desde los años 20 del siglo XX.

Durante todo el tiempo desde la invasión española hasta 1999, el aparato ideología y propaganda de las clases dominantes, había inducido con éxito, el lavado de cerebro al conjunto de la población venezolana, de que éramos un país, sin divisiones de color, de clases y de razas, aunque hay que resaltar que existieron época donde este dominio político ideológico se rompió, que duro muy poco, como por ejemplo durante la guerra de independencia, la guerra federal, la lucha armada o guerra de guerrillas de los años 60 del siglo XX, durante el Caracazo, el 4F y el 27N.

Con la revolución Bolivariana Socialista, la lucha de clases en Venezuela se ha agudizado, lo que ha permitido la conformación de dos grandes bloques sociales, uno el de la Burguesía y sus diferentes sectores de clases, aliados al imperialismo yanqui, japonés, europeo y las burguesías de América latina, el cual ha podido lograr engatusar y engañar a importantes sectores de los profesionales universitarios y de los pequeños propietarios, de  las ciudades, en especial los llamados sectores medios de la sociedad, que hoy apoyan el proyecto neoliberal transnacional del “Consenso de Washington”, que plantea “la Construcción de una sociedad regida por las leyes del mercado, de la libre competencia, donde el bienestar y la prosperidad de la sociedad, lo garantizan las corporaciones privadas, productoras de bienes y servicios, es decir, que toda las necesidades de la especie humana, se consideran mercancía, por lo tanto, para poder satisfacer una necesidad, hay que pagarla, el que no tenga como pagar, quedara excluido de la sociedad, por lo cual el sistema neoliberal es un sistema excluyente”, como vemos su implementación, los convertirías en Buhoneros y hasta indigentes. El bloque de la burguesía, es conocido popularmente como “Los Escuálidos”, que está conformado por sectores de la burguesía financiera, que lo dirige, controla y ejerce la dictadura de la burguesía sobre los demás sectores sociales que conforma el bloque, la burguesía industrial, la comercial importadora y distribuidora, la agrícola, la de los medios de comunicación social y del espectáculo, las ONG financiadas por la CIA y demás agencia de inteligencia gringas e israelí, los partidos puntofijista, los partidos renegados y traidores de la izquierda reformista, la extrema derecha partidaria e individual.

El otro es el del Proletariado y del Pueblo en su conjunto, liderizado por el Comandante Presidente Chávez, que tiene como proyecto a la CNRBSV de 1999, y enmendada el 15F2009, que plantea “La construcción de una sociedad justa, amante de la paz, solidaria, igualitaria, equitativa, democrática, participativa, protagónica, donde lo fundamental sea el bienestar de la especie humana y de todas las especies viviente del planeta y el planeta mismo, donde se garantice el respeto de la dignidad humana, con promoción de la prosperidad y el bienestar del proletariado, para el logro de estos fines, se defines que la educación y el trabajo, son los procesos fundamentales para alcanzarlos”.

Por lo antes expuestos, podemos concluir que en Venezuela de hoy 2010, existen dos bloques sociales, el del Proletariado y el pueblo en su conjunto, conocido como Chavismo y el de la burguesía conocido como los escuálidos.

EXISTEN OPINIONES INDEPENDIENTES Y DESINTERESADAS

Como Venezuela es un país capitalistas, en transición hacia el socialismo bolivariano del siglo XXI, y como lo expusieran acertadamente Marx y Engels, en el “Manifiesto del Partido Comunista”, en 1848, “…por haber simplificado las contradicciones de clase. Toda la sociedad va dividiéndose, cada vez más, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases sociales, que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado…”, entonces Venezuela está dividida en dos grandes clases sociales la burguesía y el proletariado, que popularmente conocemos como “escuálidos a los burgueses y “Chavistas” al proletario y al pueblo en su conjunto. Por lo tanto la opinión de cada uno de los habitantes de este país tiene su sello indiscutible de clase, a favor de la burguesía y su proyecto el “Consenso de Washington”, o a favor del proletario y el pueblo en su conjunto o “Chavismo” y su Proyecto político la CNRBSV.

No existe opiniones imparciales, que tratan de dar una explicación lo más objetiva posible, que es una maniobra política para engañar, engatusar e inducir en las mentes de la población venezolana que lo que dice o escribe, un determinado analista político es verdad, sino que es la opinión de la burguesía, disfrazada de opinión imparcial.

Cualquier escrito o un discurso, siempre se debe determinar la concepción de clase de la persona que lo escribió o dio el discurso, porque sus opiniones y conclusiones van a favores a la clase a la que pertenezca. No nos caigamos a mentiras o a cobas, como decimos los venezolanos, todos los medios de comunicación, por muy inocente que aparente siempre está trabajando para lavarnos el cerebro, con la ideología burguesa, debido a que el capitalismo perdió vigencia historia, y para justificarse debe recurrir a la mentira, al engaño, a mantener a la gran mayoría de la población en la ignorancia (porque por muchos estudios que se tenga en las universidades, no implica que uno no es ignorante; la mayoría de los profesionales universitarios son los más fácil de engañar, manipular, engatusar y de lavarles el cerebro, muestra de ello, fue como se les engaño el 11-A, para fueran a marchar a Miraflores, para que los asesinaran, igual sucedió con el paro sabotaje a PDVSA, en diciembre 2002 enero 2003, cuando se les dijo que si abandonaban sus puestos de trabajo no serian despedido, y como sucede en cada elección que eligen personas, culpables de corrupción y asesinato, de secuestros, de trafico de drogas, etc.), para ellos utilizan todo tipo de estrategias sicológicas, es por ello que debemos estar alerta y pendiente, de lo que se difunde por los medios de comunicación, porque por muy inocente que parezca, tiene como objetivo lavarnos el cerebro, para que aceptemos como normal y justo al sistema capitalista, mientras que al socialismo, lo consideremos como atrasado y obsoleto, que fracaso en Rusia y Europa.

Para nada Venevisión es justo y balanceado, sirve a los intereses del grupo Cisneros, miembros de la burguesía mundial de los medios de comunicación y del espectáculo, lo mismo e Televen, el cual sirve a los intereses de la familia Camero y de Blanca Ibáñez y de Jaime Lusinchi, (nunca por este canal se informado sobre los hechos de corrupción de blanca Ibáñez y de Lusinchi), y Ultima Noticia, no es nada imparcial, ya que sirve a los intereses de la Familia Capriles, es decir, que la totalidad de los medios de comunicación (prensa, TV, Radio, internet, etc.) no son imparciales, ni mucho menos independientes, ya que dependen de los interés de sus dueños, y qué decir de los periodistas, su imparcialidad, objetividad, su independencia, está limitada y subordinada al que les paga el quince y el último, es decir, como se dice en Venezuela, al dueño del “bozal de arepa”, entonces, cualquier escrito o discurso de un periodista, está condicionado a los intereses de clase del que le da el “bozal de arepa”.

Las opiniones de los periodistas, en la Venezuela, en transición hacia el socialismo bolivariano, vienen siendo determinadas por quien le da el “bozal de arepa”, y del origen de clase del dueño de medio de comunicación, es decir, que sus opiniones son para favorecer los intereses de clases de la burguesía de los medios de comunicación y del espectáculo y de la burguesía financiera especulativa, y no porque sean producto de reflexiones, política teóricas, de un análisis concreto, de la realidad concreta, como decía Lenin.

Como conclusión, a la hora que oímos y leemos la opinión de un periodista, tenemos que tener en cuenta a que clase social sirve, a que intereses responde, porque no podemos caer por ingenuos y tontos, de creer que su opinión es producto de un análisis de la realidad objetiva circundante, y no de orientaciones y ordenes de su patrón.

LAS DIFERENTES FORMAS DE SER OLIGARCA

Es necesario precisar que se entiende por oligarquía, para tratar en lo posible de no utilizar el término, sin ton, ni son, el DRAE, define Oligarquía de la siguiente manera, “Conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio”, en nuestra época, de estadio de desarrollo Capitalista, Oligarca no son otros, que la Clase Burguesa, la Burguesía de los medios de comunicación y del espectáculo y la burguesía financiera especulativa, que a veces, pueden darse en una misma personas, como el caso de Nelson Mezerhane, quien era dueño del banco Federal (al cual estafo y robo) y de Globovisión y del periódico el Globo (el cual quebró, y no le pago las prestaciones sociales a sus trabajadores, incluyendo a los periodistas).

En la Venezuela de la revolución bolivariana socialista, podemos distinguir dos tipos de oligarca, los reales y los virtuales, 1.).- Los reales, burguesía de los medios de comunicación y del espectáculo, la burguesía financiera especulativa, la burguesía industrial, la burguesía comercial importadora y distribuidora, la burguesía agrícola, etc. 2.).- Los Virtuales, los que asumen como propio el programa político de la burguesía, el “consenso de Washington”, debido a el lavado de cerebro que les hace el aparato ideológico y de propaganda burgués, los medios de comunicación, las llamadas 4 jineteras del apocalipsis. Que el aparato de propaganda burgués llama comúnmente “clase media”.

En las urbanizaciones de las llamadas clases medias, existen un conjunto de personas, que piensan que son una raza superior, por encima de los demás mortales, que no viven donde ellos viven o piensan diferentes, por el solo hecho de ser profesionales universitarios algunos, otros tener un pequeño negocio o empresa, pero que sufren las consecuencias de la aplicación de las medidas neoliberales de la burguesía y del imperialismo yanqui. Estas personas son las que adversan al Comandante Presidente Chávez, y lo culpan de todos los males, hasta que invento la lucha de clases, la cual existe desde la aparición de la propiedad privada sobre los medios de producción social; a estos señores uno le preguntan el porqué adversan al Comandante Presidente Chávez, y no saben porque, o dan razones de corte racista, es decir, que a la clase media escuálida las mueve el odio viseral contra el Comandante Presidente Chávez, lo cual los hace votar por un asesino como “Mazzuco”, en el Zulia, con un delincuente con Pilieri en Yaracuy, por un asesino como Gabriel Puerta Aponte (asesino sumarialmente Nicolás Beltrán en 1967 y Cesar Salas Suarez en 1974) en Guarenas y Guatire, por unos corruptos como Andrés Velásquez en Bolívar, Antonio Barreto Sira en Anzoátegui y Enrique Mendoza en Miranda, quieren fueron inhabilitados por 3 años, por corruptos por la Contraloría General de la Republica, etc.

El aparato ideológico y de propaganda de la burguesía, induce en las mentes, mediante lavados de cerebros, a las llamadas clases medias, el sueño, de que son personas oligarcas, personas de bien, personas ricas y que viven con comodidad y riquezas, lo cual los hace actuar y apoyar al programa de la oligarquía, “el consenso de Washington”, aunque en la realidad solo sean trabajadores y asalariados calificados, que tienen un sueldo por encima del trabajador no calificado, que le alcanza para medio vivir y pagar la creciente deuda con la banca, a través de las tarjetas de crédito.

Por lo tanto, la opinión, tanto escrita como hablada, de la clase media, es la opinión de la oligarquía, que se las induce mediante el lavado de cerebro, que realiza diariamente el aparato ideológico y de propaganda de la burguesía y del imperialismo yanqui, no nos caigamos a cobas y a mentiras, lo que escriben y dicen, por ejemplo, los periodistas tarifados de los medios de comunicación, no son sus opiniones producto de un proceso de investigación y de estudio de la realidad concreta circundante, sino que es producto del dictamen del laboratorio de de guerra sucia de las 4 jineteras del apocalipsis, porque desde hace tiempo vienen difundiendo la matriz de opinión de que el Comandante Presidente Chávez, ha perdido apoyo entre los sectores populares, para ello se vale, de la manipulación de las cifras de CNE, que las utilizan globalmente, y no hacen un análisis de cada uno de los sectores en que se divide un circuito electoral, como la parroquia Petare.

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS ELECTORALES DEL CIRCUITO 3 DEL ESTADO MIRANDA, MUNICIPIO SUCRE, CONFORMADO POR LA PARROQUIA PETARE, EL 26S

El análisis en el articulo “La Oligarquía Petareña” de la Sra. Luz Mely Reyes, aparecido el 3-10-10, en Últimas Noticias, utiliza las cifras del CNE, globales para el municipio Sucre y para la parroquia Petare, y concluye que ambos caso el Comandante Presidente Chávez no cuenta con el apoyo de los sectores populares, con la solo excepción de las elecciones presidenciales de 2006, así como también concluye que todos los que habitamos el Municipio Sucre, y en especial, la Parroquia Petare, vivimos en barrios populares, con lo cual no es cierto, en la parroquia Petare, viven y conviven urbanizaciones de clase media y alta, como El Marques, Terraza del Ávila, Miranda, Macaracuay, etc.

La conclusión que se induce el artículo, de que en Petare, solo viven sectores populares, tiene como objetivo manipular, engañar y engatusar a los lectores del artículo y de Últimas Noticias, en la estrategia global del imperialismo yanqui, de la burguesía financiera especulativa y de la burguesía de los medios de comunicación y del espectáculo, de decir, que el Comandante Presidente Chávez ha perdido apoyo en los sectores populares, más lejos de la realidad.

Los resultados del 26S, se puede realizar de forma global, como lo hace la Sra. Luz Mely Reyes, e inducir a conclusiones que no se adaptan a la realidad concreta de Petare, el 26-09-10, o se pueden hacer por mesas, por centros, por barrios, por urbanizaciones, nosotros escogimos por centro, y dividimos circuitos en tres (3) grandes sectores: 1.).- El Casco Central, es decir, la zona cercana a la redoma de Petare, a la estación del metro de Petare y a la plaza Sucre en la zona colonial. 2.).- Las urbanizaciones de clase media y alta, 3.).- Los barrios encumbrados en los cerros de Petare. Se trabajara con la votación nominal.

Zonas

Centro

Mesas

REP

# Votante por mesas

Abstención

Urbanización

54

267

140.673

527

32.02

Barrios

71

313

159.277

509

39.95

Casco Central

10

43

21.960

511

45.69

Total

135

623

321.910

518

36.88

Tabla # 1, fuente el CNE

De la tabla # 1, observamos que aproximadamente 18.604 electores más en los barrios que en las urbanizaciones; la abstención en los Barrios, fue de 39.95%, superior a la media nacional que fue de 33.6%, y a la del circuito que fue de 36,88%, lo mismo sucedió en el casco central, fue de 45.69%, superior a la media nacional que fue de 33.6%, y a la del circuito que fue de 36,88%, pero en las urbanizaciones fue de 32.02%, inferior a la media nacional y del circuito.

Zonas

Votación del PSUV

Votación de la MUD

Total de Votantes <

gregorioramon.chavezromero@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2694 veces.



Gregorio Chávez Romero y Víctor Chávez Romero José Amenodoro “Lolo” Romero

Ingeniero Electronico. Docente Universitario. Consultor de Seguridad Física e Incendio. Socialista, Marxista Leninista. Miembro del PSUV

 gregorio.chavezromero.bcwg@gmail.com      @gregoriochavezr

Visite el perfil de Gregorio Chávez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a110355.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO