La contrarrevolución en la asamblea Nacional revolucionaria y socialista

El título que hemos escogido representa la realidad de la composición política de la Asamblea que se instalará el 05 de enero del 2011. Representa en sí mismo una contradicción que en el foro político y legislativo estén presentes dos ideologías, profundamente, opuestas en lo vertical como en lo horizontal, en el futuro y el pasado, en la esperanza y en lo retardatario, pero es en ello donde la Democracia Participativa se muestra como el “estado superior” de lo histórico-conceptual como es la Democracia como Derechos Humanos. Ello es una realidad tangible cualquiera diferencias que se manifiesten a nuestra realidad explícita es “arar en el mar” y ello es lo primero y fundamental que el bloque político “multisápido” que congrega la llamada MUD deberá aceptar tanto en las figuras políticas de los “veteranos” como los “primerizos” porque, como conocen los “vets”, el juego político del Legislativo es mas complejo que la “simple gritería” populista que se observará, probablemente, en algunos de los “novatos” de las derechas elegidas en la demostración de aquella referida Democracia Participativa que los votantes, independientemente de su clase social, expresaron el 26-S y al aceptarlo, aceptan las reglas de juego de la Democracia Participativa impulsada por la Revolución Bolivariana con todo y sus consecuencias y es en ello donde la contrarrevolución encontrará su primera y fundamental contradicción que es la de adaptarse a los paradigmas de esa avanzada y perfectible expresión democrática que es la Democracia Participativa; es en ese contexto, las declaraciones de Cilia Flores sobre las razones de ser de la “…modificación del Reglamento de Interior y Debates…para seguir trabajando con las jornadas del parlamentarismo de calle y otorgar mayor protagonismo al pueblo…” (Correo del Orinoco, Política, miércoles 6 de Octubre de 2010, p. 4); es decir, que el Poder Popular tendrá que asumir su y mayor responsabilidad social en su participación en el Poder Legislativo, evidentemente, no solo adaptándose a una metodología lógica, a un cronograma, sino también a una muy importante responsabilidad que implica trabajo, preparación intelectual, conciencia, comunicación “aguas abajo”, discusión, respeto al colectivo y combatir a la contrarrevolución y sus paradigmas y esquemas comunicacionales.

El “Negro” Aristóbulo lo manifestó en la Plaza Bolívar de Caracas cuando, palabras más, palabras menos, le comunicó a quienes quisieran escucharlo que las contradicciones en el seno de la Cámara Legislativa entre ambos bloques se agudizarán dentro del marco de lo que es el Cuerpo Legislativo y sus lógicas; pero esas lógicas serán las lógicas que se contienen en el texto constitucional, en las leyes vigentes y propuestas, en lo que el Poder Popular proponga, en las discusiones de respeto y alto nivel, en las correspondientes Comisiones y, en última instancia, en y dentro del proceso revolucionario y ello deberá y tendrá que ser acatado por ese bloque contrarrevolucionario. En ese “juego parlamentario”, será evidente, las manifestaciones de las contradicciones que significan e implican los dos modelos que se estarán discutiendo porque se discutirán las propuestas capitalistas enfrentadas a las propuestas socialistas donde el Poder Popular hará la diferencia.

¿Qué significa el Parlamento que denominamos Asamblea Nacional? ¿Qué significa que haya un bloque parlamentario que se opondrá imperativamente a todas y cada una de las propuestas que presente el bloque revolucionario por mandato del Poder Popular? ¿Cómo es el juego de poderes en el seno de la intimidad del Parlamento cuando la contrarrevolución exigirá sus cuotas de poder bajo las premisas que representan a un importante sector de la sociedad? Pero, en lo fundamental, ¿qué significa ser diputado capitalista, qué significa ser diputado socialista, revolucionario, nacionalista y chavista? Y ¿cuáles son las diferencias entre los paradigmas del capitalismo y los paradigmas de la propuesta de “socialismo a la venezolana”? Son algunas de las preguntas que desde los organismos de información y cultura iremos conociendo para sus discusiones a los niveles de las organizaciones sociales sean cuales sean sus caracteres socio-ideológicos.

En el marco expuesto es de toda lógica que el año 2011 será un “año movidito” por varias realidades; en primer lugar, para la contrarrevolución es un año donde los “pre-candidatos” a la contienda presidencial del 2012 se tendrán que mostrar a su audiencia y seguidores, es decir, tendrán que ir construyendo su propia matriz de opinión para la supuesta elección democrática del candidato de la contrarrevolución que enfrentará al candidato de la Revolución Bolivariana que, evidentemente, tendrá que ser y será Hugo Rafael Chávez Frías, o como lo llama el Poder Popular: “Cháaavez”.

En ese escenario, los precandidatos contrarrevolucionarios tendrán sus propios “cuadros y ejércitos” en la Asamblea Nacional; es decir, Acción Democrática tendrá su candidato; Copei el suyo; las extremas derechas el suyo; y, Washington, la suya. En ese marco, cada diputado contrarrevolucionario tendrá que “meter más bulla” que el camarada de al lado porque estará buscando “cámara” para su candidato. Quizás esto le parezca un “cuento de hadas” pero “lloverá y veremos”. El probable escenario descrito como comportamiento de la contrarrevolución tendrá sus “actitudes y cambios” pero en lo fundamental ese será el escenario que veremos durante un periodo de casi dos años por parte de ese sector político de la 4ta República. Pero debemos tratar de conocer las “diferencias fundamentales” en el campo contrarrevolucionario. Aceptando las denuncias que la abogada Eva Golinger ha expuesto, públicamente, referidas a la financiación que desde Washington vienen disfrutando ese conjunto denominado como de derechas, contrarrevolucionario, etc., se podría suponer que ese conjunto anti-bolivariano se adscribe “a pie juntillas” a las tesis políticas que se han diseñado en los fundamentos burocráticos del Poder norteamericano pero ello no es tan de “cartilla”; los diputados revolucionarios deberán percibir las importantes diferencias en ese grupo que podríamos definir, por ahora, como de MUD. Los diputados bolivarianos deberán conocer y analizar las fundamentales diferencias entre los componentes de ese grupo de diputados electos por las derechas criollas. Los diputados bolivarianos deberán hacer conocer al Poder Popular “quién es quién” en la bancada de la MUD. Los diputados del PSUV y del PCV deberán precisar cuáles diputados son pro-Washington; cuáles son pro-socialdemócratas europeos; cuáles son pro-democristianos “chilenos”; y, cuáles son aquellos que se dicen ser “nacionalistas y socialistas blanquistas”.

Entre esos “dimes y diretes” hay realidades que se tendrán que conversar en el marco de la Democracia Participativa como es la composición de las Comisiones. En la Democracia Representativa, generalmente, en las Presidencias de las Comisiones se designaba un diputado del “partido de gobierno”, es decir, adeco y/o copeyano, mientras que la Vicepresidencia al principal partido de oposición de la 4ta República. Con el tiempo, algún diputado ·extranjero” al “Pacto de Puntofijo” se le otorgaba alguna prebenda en las altas responsabilidades de alguna Comisión. En el marco de esas realidades objetivas, la Revolución tendrá que precisar cuáles Comisiones estarían enmarcadas en la “seguridad y defensa”, como Política de Estado; cuáles son, estructuralmente, fundamentales para el proceso revolucionario; cuáles Comisiones podrían contener políticas donde se podrían alcanzar acuerdos con la MUD; cuáles serían las obligaciones revolucionarias en el proceso evolutivo de la Revolución Bolivariana; y cuáles diputados serían aquellos legisladores con mayor acercamiento con los “Consejos Comunales”.

En el marco del escenario arriba expuesto ¿estamos ilustrando al Poder Popular? 


delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2422 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a109805.htmlCd0NV CAC = Y co = US