Ahora el pueblo en la Asamblea

Reflexiones sobre el 26S, a propósito del escrito de Edgardo Lander

Apreciado Edgardo. He leído con atención y beneplácito el escrito que enviaste al Colectivo de Faces, referido al análisis del momento postelectoral. Comparto en buena medida los comentarios que allí expresas, pues corresponden a la crítica urgente y sincera que requiere el proceso de cambios que hoy vivimos en Venezuela y que tristemente veo amenazado, dada la falta de compromiso de quienes sienten que "todo está perfecto" y que "no hay nada que discutir".

Sin embargo, desde mi punto de vista, faltaron dos aspectos esenciales que permiten explicar no sólo el resultado electoral del 26S, sino la verdadera forma de la estructura de gobierno. Me refiero, en primer lugar a la selección falsamente democrática de los candidatos que conformaban las listas de la alianza PSUV-PCV. Vimos con tristeza como en muchísimos sectores fueron dejados de lado genuinos líderes populares por apoyar a candidatos cuyo único mérito consiste en aparecer periódicamente en los programas de opinión del sistema nacional de medios públicos. Este hecho, en mi parecer, constituye una muestra innegable del doble discurso que domina la estructura de nuestro aparato estadal: Aparentemente, se "promueve" el poder popular con consignas panfletarias como "Todo el poder para el pueblo" y "El pueblo pa' la Asamblea", pero a la hora de la chiquita, se impone el criterio de la cúpula partidista, quienes con la mayor fidelidad a la praxis adeca, movieron su maquinaria para postular candidatos que "garantizaran" el curul. De este modo, mucha gente se abstuvo de votar por candidatos que no son más que meras construcciones mediáticas. Estoy convencido, que buena parte de esos más de 5 millones de abstencionistas dejaron de ir a votar por este hecho, que vale igualmente para la oposición... Si ya las "prácticas revolucionarias" no pueden diferenciarse de quienes abiertamente se oponen a la revolución, entonces estamos en una crisis mucho más profunda de lo que son capaces de mostrar los resultados electorales... Allí lo dejo.

El segundo aspecto que creo que fue dejado de lado en tu análisis es la escasa formación política de los “supuestos líderes del proceso”. Hay una ausencia más que evidente de análisis crítico y de lectura política asertiva, lo que es consecuencia directa de esa falta de formación. Lo más terrible es que no existe siquiera la preocupación de solventar este problema, desde mi perspectiva, demasiado serio como para ser dejado de lado. Las supuestas escuelas de formación de cuadros no terminan de consolidarse y el debate sustantivo es reemplazado por formas cada vez más alienantes de consumo panfletario. No hay discusión real con eso que ellos llaman a conveniencia electoral "pueblo" y, en consecuencia, esos líderes terminan por representarse a sí mismos en su ideal burgués. No sólo no representan a nadie (lo cual en el fondo implica volver al antiguo modo de concebir la política) sino que tampoco permiten la participación efectiva de ningún colectivo, porque simplemente no les interesa diferenciarse de la praxis política cuartorrepublicana. Son una clase emergente, cada vez más poderosa que, para seguir consolidándose, no necesita el protagonismo de nadie que no sean ellos mismos, muchísimo menos requieren de la crítica sustantiva y de la discusión política.

*Profesor Titular- UCV


pedro_garciaa@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2787 veces.



Pedro García Avendaño*


Visite el perfil de Pedro García Avendaño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109711.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO