Un Grano de Maíz

¿Cómo se arrastra una sociedad al fascismo?

La foto macabra aparecida en primera página de El Nacional produjo variadas reacciones. La celada que le montaron a Izarra en CNN evidencia que su publicación forma parte de un inteligente plan que intenta arrastrarnos al fascismo. Veamos.

Los gringos no quieren la salida de Chávez de forma pacífica, por elecciones, necesitan aplastar al ejemplo: que no quede nadie en todo el continente que se atreva a recordarnos como una vía, que los pueblos se espanten al sólo nombre de Chávez y del Socialismo. Tienen que aplicar aquí algo similar a la solución chilena: Terror… Necesitan el fascismo.

¿Cómo empujar a esta sociedad al fascismo?

El fascismo es la manifestación política de una fuerte patología psíquica, una exacerbación de lo macabro, de tánatos, del odio a la vida, por eso los oligarcas necesitan derribar la mascara de lo civilizado. Entonces, según lo advierte Wilhelm Reich, aparecerá la capa sádico-perversa del carácter social, la base psicológica del monstruo fascista, cuya misión es devorar las manifestaciones de humanismo que la Revolución va construyendo.

Es necesario crear un enemigo que origine reacciones de odio y justifique liberar las reacciones más crueles que yacen en las tinieblas del alma colectiva. Es suficiente revisar la prensa: “el nacional”, “tal cual”, “noticiero digital”, para percibir la creación de una imagen horrenda que justifica el asesinato de Chávez y de su familia, la persecución de los chavistas. Los rojos ahora cumplimos el papel que antes cumplieron los judíos y los comunistas en la Alemania de Hitler.

Requiere el fascismo que gruesos sectores de la sociedad se aclimaten en el odio, en el desamor y el egoísmo. Esa es la razón de la foto de El Nacional: acostumbrar a la sociedad a lo macabro, al tiempo que inyectan miedo y odio al chavismo.

Hasta aquí todo está claro: el enemigo impulsa una salida fascista y construye condiciones para su concreción. Sin embargo, no hemos tocado todas las aristas del peligro.

Debemos estar alertas para combatir dentro de nosotros acciones que en la moral y la ética favorecen el desarrollo fascista. Expliquemos.
La Revolución es una gran empresa de amor, de humanismo, de lucha contra el egoísmo y la deshumanización del humano. Por tanto, se desarrolla esencialmente en el alma social. Siendo así, será el ejemplo de los revolucionarios, su comportamiento diferente, desprendido, amoroso, el pilar principal de la construcción socialista y de la lucha antifascista.

El 4 de febrero fue un acto amoroso, de desprendimiento, sentó bases para la Revolución que hoy vivimos. Cuando en abril el pueblo humilde salió a la calle a rescatar al Comandante, impulsado por el amor, sin ningún interés material, se demostraba que con la revolución habían aflorado desde el fondo del alma popular los mejores sentimientos de la especie.

Esos son los altruismos fundadores de esta Revolución. Deben ser la guía, la esencia de nuestra conducta.

Las acciones egoístas, de persecuciones insensatas, mezquinas, y las vilezas de algunos emponzoñados de poder, empañan el ejemplo revolucionario y favorecen el arribo del fascismo.
¡Chávez es Socialismo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2133 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: