Hay que ganar el 26 a pesar de todo

Esta mañana temprano mientras me tomaba el café, he leído su interesante artículo, en Aporrea, ¿Votar o no votar? y las cosas que usted en el mismo plantea, me dan que pensar y le digo que en muchas de ellas, está en lo cierto. El fenómeno a vencer es complejo como compleja es la crisis que lo alimenta.

Se trata de los que no votaran en las elecciones del 26 de septiembre, sin duda, los no votantes son los mejores aliados para que la oposición llámese como se llame cobre fuerza dentro de la Asamblea Nacional Bolivariana. Como usted habla del espíritu abstencionista, del fantasma del descontento en ciertos sectores chavistas, del malestar en el estado Sucre de la militancia chavista, a más de los defraudados por tantos funcionarios burócratas que se encierran en sus despachos como dioses y no hablan con el pueblo ni lo visitan, únicamente pasan por su puerta en época de elecciones. Los compas y ciudadanos a los que no se les resuelven sus problemas del diario vivir, medito y ciertamente estas situaciones originan un caldo de cultivo para los no votantes o indecisos. Es este sin duda el gran problema a vencer debido a que parte de la masa del pueblo ante esto se ha transformado indiferente al proceso.

Para muestra, son las alcaldías y gobernaciones pérdidas, en elecciones pasadas, eso no tiene perdón ni razón alguna que lo justifique. Segundo, el haber perdido las elecciones para el cambio de los artículos claves para el proceso a la constitución bolivariana. Le agregaría a más además de la incompetencia de nuestra Asamblea Nacional para crear leyes verdaderamente revolucionarias. El pueblo se quedó con los crespos hechos, pero muy poco o nada ha bailado.

 A este panorama le agregamos el burocratismo, los boliburgueses, la corrupción, esto, ha sido ya denunciado en muchas ocasiones por el propio presidente Hugo Chávez en "Aló Presidente" y otras intervenciones radiales y de televisión, ahora, por si faltaba viene como anillo al dedo para la oposición lo de PDVAL, y los alimentos descompuestos, la inflación que corre como caballito sin freno el bolsillo del marchante, la basura en las calles, los eternos huecos, la inseguridad reinante, que no es un invento de ahora y como sucedió en la cuarta en esta quinta también existe, pero lastima que tenemos la memoria muy flaca para lo que nos conviene olvidar sobre todo en época electoral, la desmemoria es un arma mediática.

 Ahora, nos cae lo de los Bancos, las personas, y muchas de ellas chavistas, que como clientes y ahorristas guardaban sus ahorros “churupos” de una u otra forma, han sido afectadas, pues tienen que esperar un año, a que FOGADE le reintegren sus ahorros completos si tenían más de 30.000, y si mientras tanto muchos viejitos, ahora ancianos mayores "los más de estos, pelan gajo, o les falta para vivir esos intereses de sus ahorros de toda la vida, o para su tratamiento médico y medicinas o costosos exámenes médicos especializados. Sin duda este es otro problema.

Los otros ancianos, son viejitos que no tienen seguro todavía, ni una pensión, pues el seguro social les pone trabas, los mantiene activos en las planillas sobre todo cuando vienen de cargos en entidades del gobierno, sea cual sea e ignoro la finalidad, pero me la imagino “intereses, manos peludas” el caso es que no aparecen cesantes sino activos en la famosa planilla computarizada de SS, y el sistema Tiuna no funciona por esto no se pueden beneficiar del decreto del presidente, y sumamos unos cuantos, esto sin duda crea descontento en el más pintado y hay que tener mucha pero mucha integridad, idealismo y principios para ir a votar en estas condiciones o ser maje o pendejo.

Ahora bien, a quien dirigiremos en esta campaña, indudablemente a todo el pueblo, pues los que pertenecen al PSUV, y van a votar, pues hay otros que no, a más de los infiltrados que votaran, pero por la oposición estos si ya saben por quien votar.

Hay que dirigir la campaña a los indecisos, a los descontentos, a los que querían ver más revolución y ven mucho de lo mismo de antaño. A los que piden se le solucionen sus problemas del diario vivir, que de no ser el propio presidente Hugo Chávez, ningún burócrata les soluciona nada, de nada, no los atienden y los pelotean.

En verdad los que no votaran es el fantasma más peligroso a vencer este 26 de septiembre.
Sobre todo con un margen estrecho de votantes efectivos, y una alta cantidad de no votantes, descontentos o indecisos de nini, ni fu ni fa, y los póngame donde “aiga”.

¡Hasta la Victoria siempre!

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1471 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor