"... el obrero es digno de su salario..."

El título del "asunto" no son expresiones de Marx, Engels o Mao, era lo que pensaba el Apóstol Pablo, respecto de lo que debe obtener alguien, cuyo aporte al proceso "de intercambio", como se inventó El Che, es justo que reciba.
En el Antiguo Testamento, el "salario", debía pagarse al final de la jornada, desde aquellos tiempos, ya se configuraba el problema del "salario" y obviamente, si había "asalariados", es porque había "patrón"... ¡malaya sea!

Parece ser que las cosas no han cambiado mucho, a pesar del paso del tiempo, pocos dueños de los "medios de producción", y muchos obreros, cuyo único "capital", siempre ha sido "la mano de obra" y porsupuesto, las ganancias siempre quedaban en las alforzas de los "dueños de los medios de producción". Parece un juego de palabras.

Sin embargo, al leer sobre los "reclamos" de los 9000 empleados que tiene Mercal (para poder funcionar), ¡carajo!, se me nubla la vista y hasta el escroto se me infla, porque a la verdad, como que todavía no se ha entendido que debemos enterrar los metodos de "supervivencia" de la maldita IV-República y por la forma y exigencias (válidas en principio) de los empleados de Mercal, tal parece que la mierda de los "sindicatos" del pasado, todavía estan en la mente, de estos supuestos compañeros, que han encontrado en Mercal su medio de vida.

Tienen derecho a sus reclamos, como a mí y al pueblo en general le asiste el derecho de ser ¡bien atendidos por ustedes!... cosa que ¡coño! no sucede... cuando vamos a Mercal, nos atienden como de limosna y si es un Mercal "ambulante", para nada son consecuentes en la "repartija" de la mercancia elemental ofrecida, como pollo o aceite... y en algunos artículos siempre le meten "quinientada" o un "milito" de más, y "que porque la ganancia es poca".

Los cambios con que soñamos, pasan por enterrar la mentalidad de mierda que se tiene de los "sindicatos y los sindicaleros"... asi que hagan sus peticiones, pero déjense de joder, con las pancartas y las "huelgas" pedorras al estilo de la maldita cuarta-república... y eso sí, procuren con diligencia, no solo atender en forma especial al pueblo, además de eso mantengan las instalaciones limpias, ordenadas, (como si trabajaran para los viejos CADA), no escondan la mercancia para los amigos, familiares y menos para los comercios que venden pollo a la parrilla... entonces, quizas nosotros, les ayudemos a mejorar las condiciones salariales... bueno, digo yo, que les he puesto el ojo.

¡Patria, Socialista o Muerte... para estar seguros de Vencer, tenemos que cambiar!


gervasioarti@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3449 veces.



Gervasio Artigas


Visite el perfil de Gervasio Artigas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social