A los candidatos elegidos a la Asamblea Nacional por el PSUV

En esta oportunidad me dirijo, a todos los diputados, elegidos como candidatos a la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en las pasadas elecciones del 2 de mayo de 2010. En un artículo anterior publicado en Aporrea, emití opinión, acerca de las elecciones, relacionando esos comentarios con la escasa participación de las bases del partido.

En mi campaña electoral como auto postulado por el circuito No.3 del estado Lara, tuve una importante experiencia; cuando traté directamente con las base del partido, unas veces personalmente y otras por teléfono. En dicha ocasión la gran mayoría de las personas consultadas se quejaron, porque en el partido no los habían tomado en cuenta, para solucionarles sus problemas, o porque no les habían recompensados sus labores a favor de la causa. Esa experiencia sumada a la escasa participación, me llevo a la conclusión que ya expuse en artículo que ya escribí. Y, que no es otra: que las bases del partido están bien alejadas del nivel de conciencia socialista, que les motive a internalizar que es en ellos (el pueblo) donde reside la fuerza del poder suficiente para lograr su tan ansiada superación.

Hago esta introducción para establecer, que en esa oportunidad, mi crítica fue hacia la falta de interés de las bases en corresponder a la confianza y esperanza, que demostró el presidente Chávez cuando dijo, con motivo de la escogencia de los candidatos a diputados: “Yo me la juego con las bases del partido”. Ello no fue una orden como pudo haberlo hecho, por dos importantes razones, (por lo menos) a mi forma de ver las cosas; y son esas razones: una porque tiene la autoridad que le hemos estado dando cada vez que lo solicita, como jefe de estado y jefe del partido, y otra porque le asiste autoridad moral, y liderazgo para pedirlo; y que se le cumpla.

Entonces, en esta ocasión, no voy a criticar sino a sugerir, a mis compañeros de contienda dentro del partido PSUV, acerca del trabajo que van a realizar, en la AN, para establecer el puente que nos de paso hacia el socialismo pleno como forma de vida y organización del estado venezolano, en resumen coronar el establecimiento del estado socialista.

El concepto del socialismo como yo lo veo y lo siento y también lo he venido plasmando en trabajos, ya publicados en Aporrea. Es para mí, un trabajo simple, pero algo complicado para su aplicación, no porque sea difícil o incómodo el desmontaje del estado burgués. No, yo veo la gran dificultad, en el grado de conciencia socialista, de los venezolanos el cual deberíamos lograr con una eficiente ideologización (no temerle a esta palabra).

En primer lugar debe ser la asamblea nacional quien promueva y legisle acerca de métodos, normas y procedimientos pedagógicos, para entrenar al pueblo en todo lo concerniente al socialismo como sistema de vida. Las tareas de ideologización deben ser implementadas por el poder ejecutivo, a través de todos sus estamentos, posibles de usar en ese propósito, y luego de ser reglamentadas deben ser aplicadas con la continuidad y contundencia suficiente por todos los otros poderes del estado.

Otra actividad que hay que realizar con toda urgencia, es legislar con mucha rapidez y pertinencia, para que la alimentación del pueblo no sea objeto de lucro para ningún sector de la población, se debe recordar que en el socialismo la alimentación del pueblo es cuestión de primera importancia y por ende es un elemento de justicia y por lo tanto no debe ser objeto de lucro. En el sistema capitalista, la alimentación es objeto de lucro y por esa razón es utilizado por los ricos como arma para doblegar la voluntad de los pueblos, sin contar que cuando la alimentación es objeto de lucro, los pobres como siempre son escasos de recursos, nunca podrán tener acceso a cierto tipo de alimentación que el imperio cataloga como especial o sofisticada, la cual probablemente haya sido creada o preparada por el mismo pueblo excluido. Pero la maldad del capitalismo no se queda ahí sino que como en el caso particular de la revolución bolivariana, la derecha oligárquica pro imperialista, cuando se quiere desestabilizar al gobierno del presidente Chávez estos sátrapas acaparan, u ocultan algunos alimentos de primera necesidad, para crear zozobra en los consumidores sin tomar en cuenta que la alimentación es derecho fundamental de los pueblos.

Otro aspecto del país que tiene una urgente necesidad de ser intervenido es la legislación educativa vigente, se debe cambiar o reformar según lo dicte un exhaustivo análisis. Porque la educación tampoco debe ser objeto de lucro, bajo ningún aspecto. La educación, debe ser obligatoria y gratuita en todos sus aspectos y niveles. También la educación es un derecho fundamental, y nunca debe haber en Venezuela una persona, independientemente de su condición, sin educación y sin instrucción para ejecutar obras y labores.

La próxima asamblea nacional, también deberá dedicar importantes esfuerzos en la revisión y legislación de instrumentos legales para la salud, ya que esta tampoco debe ser objeto de lucro, el estado venezolano deberá garantizar la salud del pueblo venezolano, y debe aplicara la salud prácticamente de manera absolutamente gratuita en todos sus alcance para todos y cada uno de los venezolanos. Para ello el estado deberá ser dotado de herramientas e instrumentos legales, que procuren una plena soberanía con respecto a los fármacos, en todos sus aspectos.

Lo mismo debe acontecer con el renglón vivienda, estamento este que debe ser absolutamente prioritario, o sea debe ser cuestión de estado. Los pueblos o sectores constituidos deben ser reformados y mejorados para lo cual debe hacerse estudios que resulten en unidades habitacionales donde prive como criterio el bien estar de la familia, y no debe existir mezquindad con respecto al área habitable y calidad del confort, de la familia venezolana. Los criterios para construir unidades habitacionales, deben ser consultados con el pueblo venezolano y se debe tener cuidado de ubicar las urbanizaciones o sectores poblados, en locaciones aptas para el hábitat de la población.

Con respecto al código de comercio, este es otro elemento que debe ser reformado para adecuarlo al sistema socialista. Se hace necesario, que la actividad económica dentro de la frontera venezolana, sea un absoluto procedimiento socialista. Donde el comercio sea simplemente un procedimiento para facilitar la interacción del pueblo. También el comercio exterior debe ser adecuado, para interactuar con socios de nuestra misma características y sistema de gobierno y bajo los principios de solidaridad y complementariedad.

Para tener una efectiva estrategia y táctica para los casos cuando Venezuela tenga que negociar con otros países que sean de la esfera capitalista; se hace necesario crear herramientas legales, que nos permitan negociar con éxito comercial, sin alejarnos de nuestros principios socialistas y sin descuidar la solidaridad y el aspecto humanitario, con los pueblos del mundo y la integridad de la pachamama.

PATRIA SOCIALISTA O MUERTE ¡VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2870 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a100860.htmlCd0NV CAC = Y co = US