Antes de que esto explote

Estamos en guerra declarada no hay la menor duda: Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela. Hasta ahora nos ha atacado con dos poderosas armas que nos tienen hechos caca: el dólar y la gasolina. Con el dólar liquidaron el Bolívar como moneda pulverizando los salarios ya exiguos y la capacidad de adquirir alimentos y medicinas. Con la gasolina pretenden convertir en cenizas la economía y paralizar el transporte en general para dejarnos a merced del hambre, enfermedades y el Covid-19. La idea es la de poder desarrollar la estrategia de guerra preferida por Estados Unidos, aniquilación y exterminio sin hacer un solo disparo y sin correr riesgos: Pelea de tigre contra burro amarrado.

Es absurdo pensar que un país con un ejército pequeño y con armas convencionales pretenda enfrentarse en una guerra abierta con la potencia militar y nuclear más grande del planeta. El que hasta ahora nos haya golpeado con ensañamiento y crueldad no significa que perderemos la guerra. Tenemos que preparar la resistencia pacífica para la supervivencia de toda la población. Lo más importante para activar la integridad moral y el deseo de resistir es garantizar el suministro de agua potable, alimentos, medicinas, electricidad, combustible para preparar los alimentos y combustible para el transporte de bienes e insumos requeridos para las actividades agropecuarias y la recolección de las cosechas. Eso nos hará sentir fuertes, invulnerables y decididos a resistir hasta el último aliento tan descomunal agresión. Hay ejemplos exitosos de resistencia pacífica y guerra prolongada, India y Vietnam. Con eso demostraremos al mundo que somos un pueblo pacífico, respetuoso, digno y celoso de nuestra soberanía e independencia. No somos amenaza para una potencia ni para un país.

Hay que tomar dos acciones importantes:

Es innegable que tenemos connacionales desertores, cobardes, traidores y saboteadores que se han prestado a todo tipo de despojos y agresiones contra el pueblo, contra el patrimonio nacional y contra la integridad territorial. Ese proceder imperdonable debe ser escarmentado de acuerdo con las leyes nacionales y con el derecho de retaliación que dan la agresión injustificada y los actos de guerra. Es la primera acción.

La segunda acción consiste en la implantación y uso inmediato de tecnología alternativa que garantice el suministro de combustible al sector agropecuario para la operación de su maquinaria y equipos que requieren gasolina y gasoil. Para ello se debe elaborar un catastro de equipos y maquinaria de combustión interna con todas sus características técnicas que permita agruparlas y clasificarlas en función de su importancia en el proceso productivo, de su forma de operación, de su eficiencia y consumo de combustible. En una primera etapa aplicaría solamente a equipos y sistemas estáticos. De esa manera se pueden diseñar y construir prototipos de tipo universal de gasógenos y microgasógenos generadores de gas de madera como combustible adaptados a nuestras necesidades inmediatas. Se aliviaría en parte la presión sobre el inventario de gasolina y gasoil en existencia.

En la prensa escrita y en la audiovisual hay información alarmante de los problemas de colas por surtir gasolina y mucha ansiedad por opiniones que distorsionan la realidad sobre la capacidad que se tiene para resolver la escasez a corto plazo. Todas se han exacerbado por la semana de cuarentena radical que inicio el lunes 14 de septiembre.

Aporrea es un portal de opinión, tiene una audiencia extraordinaria. Es un medio excepcional para suministrar información a la población para combatir la escasez de gasolina. Desconozco si existen políticas restrictivas referidas a la posibilidad de suministrar instrucciones, bocetos y dibujos de gasógenos y microgasógenos para su construcción inmediata. Son diseños de autoría personal, no tienen derechos de autor registrado ni patentes y están a la disposición de todos aquellos que quieran iniciar la construcción inmediata de modelos y prototipos para comenzar a adquirir las destrezas en el uso. Pueden ser modificados y adaptados a las necesidades personales.

Toda acción para resolver el suministro de combustible es urgente e inmediata. No podemos permitir que el problema escale y se produzca una explosión incontrolable azuzada por parte interesada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1137 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter