Los buques de Iran, no es Irak, Green-Go

Ambas naciones son fronterizos, sus nombres se difiera por la letra final. Los iraquíes son de raza semita y su idioma es el árabe, en cambio los iraníes son de origen Aria, y su lengua es el persa. Solo hay una similitud entre ambas naciones, quienes congregan más de la mitad de los musulmanes chiitas del mundo, también representan las mayorías etnias en sus naciones, igualmente como Azerbaiyán, y el régimen racistas de Bahréin, que representan más del 80% de la población, pero tienen menos derechos, de los que disfrutaron los afroamericanos en EEUU, a mediado del siglo pasado.

Los musulmanes chiíes fueron perseguidos, señalados y asesinados por más de 1200 años, por los mismos islámicos y el resto del mundo, pero cuando se instauro la revolución islámica de Iran, liberándose del déspota el rey de reyes, (Sha) los musulmanes chiitas, por sus propias esfuerzos, luchas, sacrificios y colaboración de sus semejantes iraníes, se encuentran libres o en resistencias. Seguirán siendo perseguidos hasta la eternidad, ya que su pilar es: “Por nada de este mundo, os humillará” (Mas del 96.87% no la aprovechan). Las diferencias de antes, actualmente se hicieron reverenciar, por sus perseverancias, son grandes combatientes y resisten hasta sus últimos alientos.

Ejemplo: La resistencia de Líbano, Hezbulah, hizo visualizar al mundo, que el supuesto temido ejercito israelí, son cobardes soldados de papel, por el lado de Yemen, su resistencia Ansaralah, han quebrado económicamente a la adinerada, Arabia Saudita, también les redujo la mitad de exportación petrolera, mientras el sádico y asesino el rey MBS, patrocinado por todos occidente, violenta las normas islámicas e humana, con el apoyado embargo, de medicina, comida y agua a los yemeníes en general. Ambas resistencias son guiadas y embanderadas por el rey de los mártires, el honorable, Imam Hussein. (AS)

Una diferencia abrumadora es que clandestinamente Irak, siempre, en especial en el gobierno del déspota, asesino y desaparecido o muerto, como prefieran saberlo, Saddam Hussein, fue pro green-go, agente de la CIA, aún los estadounidenses persisten en su país, incluso en el norte de su territorio, la inteligencia israelíes, conviven con los kurdos, descaradamente, pero aun se visualizan oficinas de la MOZAD, embanderada con su bandera. Mientras que Iran, desde que expulsaron a los green-go, 1979, jamás pudieron poner un pie en su glorioso, territorio terrestre, marítimo, y por supuesto aéreo.

En el gobierno de Obama, se atrevieron o mejor escrito, menospreciaron las audacias de los iraníes, al introducir un avión no tripulado, tácitamente indetectable, con una envergadura de 23 a 27 metros, el “Sentinel” RQ-170, contenía las tecnologías más avanzadas y sofisticadas que poseían los estadunidenses en aquel entonces, supuestamente era invisible y el orgullo de la fuerza aérea norteamericano, poseía cámaras y sensores, capaces de ver, escuchar e inclusive oler, la categorías que investía, era ensoñadas o imaginarias. Metieron la pata al autorizar el vuelo, los hacker de los militares iraníes, cortaron toda comunicación de la aeronave con su centro de comando, interceptaron la conexión y aterrizó la aeronave, sin ninguna complicación.

Luego el obtuso Obama, volvió a no dar pie con bola, pidiendo a los iraníes que quería su avión de vuelta, “Grave error político”, ya que reconoció, la violación a leyes internacionales. Al día siguiente de su declaración, los desesperados estadunidenses, trataron de calmar y esconder su humillante escenario, saliendo otro personaje de la administración diciendo, que lograron visualizarlos con un satélite, a 225km de la frontera con Afganistán, estrellado y destruido. Calmaron el degradante escenario nacional e internacional, demostrando aun su supremacía. Esta alegría no tardo mucho de estar en el peldaño, ya que días más tardes, la honorable fuerza aérea iraníes, demostraron el avión supuestamente destruido, “Sentinel RQ-170” intacto en perfecto estado, y debajo de un bunker. Luego, evadiendo responder a todas las mentiras antes dichas, la inteligencia norteamericanos, aseguraron que los iraníes no podrían o tendrían la capacidad de descifrar las avanzadas datas dentro de la cosmonave, esta dogma duro casi un año en el estribo, pero al siguiente lapso, los iraníes no solo la descifraron, sino la replicaron, produciéndolas en series, con supuestos avances superiores. Para chapotear las entrañas green-go, y la gratitud hacia sus fieles camaradas, les obsequiaron un ejemplar a China y otro a Rusia, lean bien (GRATIS).

Años más tarde, el 21 de junio 2019, cuando el verbo olvidar, tomo posesión, el obtuso gobierno Green-go, con el actor primordial, el narciso Trump, volvió a introducir otro avión, aun más avanzado y sofisticado, supuestamente indetectable e invisible, otra vez menospreciaron las eficacias de los iraníes, que les dio un ultimátum de salirse del espacio aéreo iraníes por 10 minutos, pero hicieron caso omiso, Iran, no tuvo otra opción, que derribar el avión no tripulado y permitió que la otra aeronave, P38 con 35 personas a bordo, decidieron no atacarlos, consintiendo que vivan y salgan de su espacio.

Ahora taconearon sus bananales tambores de guerra, amenazando con los envíos de buques de guerras al Caribe, supuestamente para bloquear o aterrorizar las travesías de los 5 súper tanqueros persas, cohibiendo que atraquen en los puertos de la RBV. Pues cuando las papas se calientan, las mentiras se ausentan y las verdades florezcan. Los buques continúan con sus travesías, sin interferencia y a full maquina. El gobierno green-go, recordó y rechazo el verbo olvidar, a través de Pompeo, suavemente y dócilmente, dijo que no, iban a bloquear los navíos iraníes.
Aun así, los iraníes no confiarían de los cobardes, traidores green-go, simples mercenarios de ELLOS. Los buques venían, cargados con sus botes de salvavidas, las veloces lanchas, lanzas misiles Zafar y Nasr, y helicópteros como resguardo en contra cualquier acto de piratería y también se presume que pudiese estar escoltados con el novedoso submarino iraníes, El Conquistador, cargado con misiles cruceros, torpedos, misiles anti buques y minas marítima.
Pero su arma más potente y persuasivo, es el dominio literal de los dos estrechos más importante del globo, el Ormuz y Bab al Mandeb, que se trafica casi el 80% de los hidrocarburos, gas y sus derivados por y hacia el mundo. Allí no pasaría ningún buque, o carguero que se dirige a los Estados Unidos o con bandera green-go. Tras estas absurdas polémicas, me hizo recordar, certificando lo dicho por aquel honorable pequeño, pero gran presidente iraní, Mahmud Ahmadinayad. “EEUU, lo único que le quedará, es ladrar.”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4501 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor