Entre luz y oscuridad

Sin miopía ante la victoria militar del escudo bolivariano y el fracaso económico que nos mata.

Todos de manera directa o indirecta hemos cometido el error y hasta somos reincidentes en la estupidez de brillar para la calle y ser oscuridad para nuestra propia casa.

Lo digo por experiencia y a riesgo del juicio y condena a priori sin el beneficio de la duda, pero aquí no encaja el pecado como centro de atención sino el objetivo de superar ese estado mental que nos sumerge en el pantano de los mal agradecidos.

El Padre del Cristianismo dijo en uno de sus mandatos a los Apóstoles que: "debes amar a tu prójimo como a ti mismo", este mandamiento es claro y directo para el buen entendedor, "como a ti mismo" dejando la luz en que nuestro amor debe estar centrado primero en nosotros, amarnos primero antes de amar a los demás y otro dato curioso es la coincidencia de Muamar el Gadafi en el Libro Verde que dice textualmente que un cuadro "antes de ofrecer el bienestar a los demás primero debe estar bien" porque sería una contradicción de fondo y de forma.

Son diversas las situaciones que nos motivan a ser solidarios con los demás ante alguna calamidad, muchas veces ayudamos al prójimo aportando lo que nos sobra pero en pocas oportunidades le damos lo único que tenemos, en este último caso no es ayuda, es amor.

En la historia existen experiencias de familias, comunidades y naciones marcadas por costumbres derivadas de un patriarcado egoísta que les impide tener una clara percepción que nos permita coexistir en armonía pero también, este fenómeno tiene su expresión en las organizaciones económicas, políticas, sociales y culturales cuya
característica es la aspiración continua de la superación del status cuo, la batalla permanente sin tregua bajo la consigna silenciosa de "abajo el que caiga".

La izquierda venezolana estuvo atomizada durante más de cincuenta años en un archipiélago de pequeños partidos que no tuvieron más alternativa que embarcarse en el portaaviones del liderazgo de Hugo Chávez, quien logro encarnar las  aspiraciones históricamente insatisfechas de nuestro pueblo.

La evaluación de la historia contemporánea desde el 4 de febrero de
1992 hasta la presente nos arroja dos visiones y una sola alternativa.

Por un lado la izquierda gobiernera conformada por ex militantes de la
derecha que migraron hacia "la izquierda" por la apertura que se dio
en la conformación de nuevos partidos para infiltrarse en el aparato
del Estado y desde posiciones claves pasar a formar parte del club de
los nuevos ricos y por otro lado la derecha irresponsable que es capaz
de pactar con el diablo el exterminio de nuestro pueblo para poder
gobernar un país fantasma, en esta derecha apátrida se da el fenómeno
inusual de la coexistencia de antiguos "perseguidores con sus
perseguidos" en una relación al estilo del síndrome de ESTOCOLMO.

Es una derecha con una dirigencia cobarde sin prestigio y rastrera al
servicio de grupos de poder extranjero que son capaces de todo por
controlar el gobierno sin elecciones.

Como dije anteriormente, si observamos nuestra historia reciente desde
4 de febrero de 1992 hasta la presente notaremos "el llueve y escampa
que marcaron y marcan la pauta de nuestra cotidianidad. Golpes de
estado, guarimbas, paro petrolero, intentos de magnicidio y la
violación de todo acuerdo internacional y carta de derechos humanos
suscritos por todos los países del planeta desde la fundación del
mundo hasta la actualidad mediante la injerencia, el bloqueo económico
y demás medidas coercitivas que atentan contra la salud, la vida y la
seguridad del pueblo de Venezuela.

Recientemente ocurrió lo esperado por todos, un suceso parecido a las
expediciones de Rambo llego por nuestras costas y fueron repelidos por
la unión cívica militar, ya hemos visto una sobredosis neurológica de
información y opinión, declaraciones testimoniales de testigos
presenciales y pruebas presentadas por involucrados y hasta por medios
de comunicación de la extrema derecha internacional "en la que se
echan dedo" pero nadie le pone los ganchos a Juan Guaido.

Si todas las declaraciones de los involucrados, las pruebas y la
información difundida hacen visible la autoría intelectual en
asociación para delinquir de traición a la patria y una resma de
delitos de lesa humanidad contra el pueblo y gobierno de Venezuela de
Juan Guaido y sus secuaces, ¿Por qué sigue en libertad?

Ya me tienen arrecho y cambio de canal cuando veo al Fiscal General de
la Republica o algún alto funcionario escupir la misma historia por
micrófonos del sistema nacional de medios públicos porque nadie actúa,
no hacen nada y esta impunidad crea la idea de miedo o complicidad por
aquello de "la clemencia con el delincuente" de la que se lamentó
nuestro Libertador Simón Bolívar.

Si una Vaina como está la hacen en Estados Unidos ya los hubieran
convertido en chicharrón en la silla eléctrica pero no, aquí les dan
tregua para que sigan jodiendo nuestra cotidianidad, nuestro bolsillo
y estomago con la imposición de la dictadura del dólar y "la mano
invisible del mercado".

¿Soluciones? En guerra no hay otra fórmula mágica que medidas de
guerra, como en la operación militar escudo bolivariano: quienes
vinieron a joder terminaron jodidos, amarrados como iguanas con
mecates y otros materiales rudimentarios usados por pescadores y
campesinos.

Si sabemos que el empobrecimiento de nuestra moneda se genera a partir
del manejo irracional del valor del dólar y nos ofrecieron como arma
para derrotar la guerra económica El Petro con el anuncio de que el
salario mínimo estaría anclado a nuestra Criptomoneda ¿Por qué no
cumplir la palabra y más allá de la misma monetizar el Petro?, otra
vertiente tiene que ver con "los bate quebraos", funcionarios que lo
hacen mal en una institución y son reubicados en otra para que lo
hagan igual o peor.

Pero más allá de la realidad de la realidad y tranquilidad vivida por
los funcionarios electos en los Poderes Públicos y funcionarios en
cargos de confianza esta la otra cara de la moneda: la calamidad que
vive nuestro pueblo, no es igual la mesa de un alto funcionario que la
mesa de un obrero con salario mínimo que solo puede comprar 4 kilos de
harina PAN con el ingreso de un mes de salario sin incluir el cesta
tiket que solo le permitiría comprar dos kilos más porque desde arriba
hacia abajo los empresarios y comerciantes se limpiaron y siempre "se
limpian el culo" con las listas de precios decretadas por el Gobierno.

Ellos no son más poderosos que el gobierno sino que están protegidos y
hasta podemos pensar que son socios de algunos funcionarios del
gobierno porque no tiene explicación lógica la inacción de las
instituciones del Estado porque los CLAP aunque son una estructura
popular vanguardia en la protección del pueblo, solo en regiones
priorizadas tienen jornadas con una frecuencia quincenal mientras en
el resto del país es trimestral, semestral y hasta anual.

La solución está en poner orden, hacer lo que hizo la revolución
cubana para darle un parao a "la diversión de la nueva y vieja
oligarquía que aguas abajo continúan la acumulación de capital
económico sobre el infortunio de las mayorías, limpieza en el
gobierno, un gobierno amplio de revolucionarios y revolucionarias
excluyendo a los bates quebraos y nuevos ricos.


Hasta la victoria siempre.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1136 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Secretario General PPT Cabimas, Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @edwinviene

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: