¿Cómo enfrentar la caída de los precios del petróleo para evitar una nueva devaluación?

Hace un año, cuando su cotización no llegaba a los 50 Bs/$, el Gobierno prometió "pulverizar el paralelo". Pero éste ya perforó elumbral de los 100 Bs/$ y la brecha con la tasa Cencoex atiza una demanda artificial. Tanto las empresas que necesitan divisas para importar insumos o bienes para la venta, como las personas que requieren viajar, estudiar afuera o proteger sus ahorros, demandan divisas y también presionan el paralelo. Y aunque la tasa Cencoex rige para la importación de la mayor cantidad de bienes esenciales, elparalelo es el que se usa como referencia para el cálculo de los precios de venta al consumidor.

En Venezuela, 96% del ingreso en divisas entra por petróleo. El estancamiento de la producción y la caída de los precios amenazan la gobernabilidad económica. ¿Cómo evitar una devaluación en la antesala de un año electoral?. Veamos.

Las distorsiones cambiarias

El Índice Big Mac se basa en la comparación internacional del precio de la hamburguesa para medir el poder de compra de la moneda nacional con base en un solo producto y así tener una idea de qué tan sobrevaluada o subvaluada está la misma con respecto al dólar. Según este Índice, el bolívar está sobrevaluado 42,2 %. Además de la sobrevaluación, el régimen de cambios múltiples ha generado al menos diez tipos de problemas:

1) Desmantelamiento del aparato productivo: el anclaje cambiarioimpide la corrección oportuna del diferencial inflacionario entre Venezuela y el resto del mundo. Como la inflación aquí es mayor, resulta más barato importar que producir. Así, los productores se transforman en importadores y baja la contribución de la agricultura e industrial al PIB.

2) Caída de las exportaciones no petroleras: la tasa de cambio sobrevaluada a la cual los exportadores venden al BCV el grueso de su ingreso en divisas no les alcanza para cubrir los costos domésticos. Esto debilita su competitividad cambiaria y así no se pueden mantener ni mucho menos conquistar nuevos espacios en el mercado internacional.

3) Distorsión de precios relativos: Los que logran divisas a la tasa Cencoex tienen una ventaja frente a aquellos que tienen que comprarlas en Sicad 1, 2 o el paralelo. Los productores/comerciantes de mayores costos salen del mercado y así se va consolidando una estructura monopólica que abusa de su posición de dominio imponiendo altos precios.

4) Asignación ineficiente de divisas: Cadivi y Cencoex han demostrado su debilidad para lograr una asignación oportuna, transparente y suficiente de las divisas. Los prolongados retrasos castigan la producción y causan crecientes problemas de desabastecimiento y escasez.

5) Especulación cambiaria: un régimen de cambios múltiples en el que la diferencia entre los extremos es de 16 veces (6.30 vs 100) es el incentivo perfecto para capturar los dólares baratos y después venderlos más caros, amasando escandalosas ganancias sin realizar ningún esfuerzo productivo.

6) Fuga de divisas: la sobrefacturación de importaciones, sobrefacturación de exportaciones y deuda externa falsa o sobreestimada, son los efectos no deseados de un régimen cambiario que estimula la fuga de divisas.

7) Déficit de PDVSA: la compañía petrolera está obligada a vender la mayor parte de su ingreso en divisas a la tasa de 6.30 Bs/$, la cual no le rinde para pagar una nómina de más de 140 mil trabajadores, honrar la deuda con contratistas, transferir recursos a las misiones y mantener al día sus pagos al fisco.

8) Emisiones de dinero inorgánico: lo anterior ha llevado a PDVSA a endeudarse con el BCV, el cual ha sido obligado a emitir dinero base, creando un serio desequilibro entre el mercado de bienes y el mercado monetario.

9) Presión inflacionaria: el crecimiento de la liquidez en un mercado signado por una creciente escasez es un factor propagador de la inflación. Aunque el Plan de Divisas asignó el 80% a la tasa Cencoex para importar bienes prioritarios, cada vez son más las importaciones que se hacen a las tasas de Sicad 1 y 2, lo cual implica costos superiores que de inmediato se trasladan a los precios.

10) Fraudes a la Nación: desde las empresas de maletín hasta los "raspacupos", pasando por el contrabando de extracción y los delitos de acaparamiento y especulación, son consecuencia de los incentivos perversos que ofrece la política cambiaria

Alternativas para enfrentar la caída de los precios

Los sucesos geopolíticos que antes resultaban más que suficientes para disparar los precios del petróleo, ahora no han tenido efecto. Ni la crisis de Ucrania ni el grito de guerra al Estado Islámico han podido recuperar los precios del crudo, y esta probabilidad se aleja ante la desaceleración económica mundial, incluyendo China. En tales circunstancias, no es posible evitar la devaluación y su costo político en un año electoral a través de un aumento de la exportación de petróleo y una considerable recuperación de los precios en el mercado internacional.

Esta realidad le impone al Gobierno corregir las graves distorsiones que ha generado la prolongación de un régimen de cambios múltiples que luce totalmente agotado. No se trata de eliminar el control de cambios sino de unificar las distintas tasas en un sistema de flotación con bandas, bajo el control del BCV. Esta sola medida sinceraría la demanda de divisas, corregiría el déficit de Pdvsa, haría innecesario su financiamiento monetario, y erradicaría los incentivos a la especulación y corrupción cambiarias.

Una vez que se alcance el tipo de cambio de equilibrio, el próximo paso sería lograr una tasa que exprese la verdadera productividad del aparato productivo interno, con el impacto positivo sobre el PIB, las exportaciones no petroleras, la inversión extranjera, los turistas internacionales y la repatriación de capitales.

La unificación cambiaria no tendría mayor impacto inflacionario, toda vez que -a pesar de que se otorgan dólares preferenciales a la Tasa Cencoex o Sicad 1- la tasa que rige el cálculo del PVP es la del mercado paralelo. Más bien, la unificación cambiaria eliminaría el incentivo que ofrece el perverso régimen de cambios múltiples a los especuladores cambiarios que salen a la caza del dólar Cencoex, Sicad 1 y 2 para después venderlo a Bs 100 en el paralelo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4825 veces.



Víctor Álvarez

Economista. Investigador del Centro Internacional Miranda (CIM). Premio Nacional de Ciencia 2013. Ex-ministro de Industrias Básicas y Minería. Autor de Venezuela: ¿Hacia dónde va el Modelo Productivo, Del Estado burocrático al Estado comunal y Claves para la Industrialización Socialista.

 @victoralvarezr

Visite el perfil de Víctor Álvarez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a196966.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO