¡A mal tiempo, más bien que el Carajo! Pero…

Como diría un buen cristiano: “es que el Maligno no duerme ni descansa. En cada momento está haciendo el mal. Su función es dañar todo lo que represente bienestar para el humanidad”. Cualquier parecido con la realidad venezolana, no es pura coincidencia.

Al igual que el ser tenebroso, el oposicionismo, dizque, “venezolano”, con la excepción de la gente honesta que no es adepta al gobierno, no descansa en hacer barbaridades en función de destruir Venezuela antes que dejarla en manos Revolucionarias. O, es de ellos nuevamente para devolvérsela al imperio y vivir de suculentas migajas. O, no es de todos, libre y soberana y de todos.

Nuevamente, el día lunes 2/12/2013, a eso de las 8 la noche, toda la zona centro occidental sufre un gran apagón, que genera angustia y preocupación en la población de esa región del país, que también afectó las comunicaciones. Según el ministro, Chacón,” fue una falla provocada y un acto de sabotaje (desprendieron un conductor) en el sistema 765, entre San Gerónimo y La Horqueta, estado Guárico”.

El presidente, Maduro, también manifestó que " fue un extrañísimo apagón, porque se ha ahorrado y equilibrado el consumo gracias a la colaboración de la familia venezolana. No era hora pico. No había razones, ni por falta de generación ni por exceso de consumo para que haya sucedido ese apagón". Y, alertó al país y al mundo que tiene en emergencia a la FAN para proteger al pueblo.

Bueno… ¡A mal tiempo, más bien que el Carajo! Y es que los venezolanos, gente feliz, de paz, nos las arreglamos para pasarla más bien que el carajo, a pesar de los acechanzas y diabluras del oposicionismo.

Ayer, en familia, se decide celebrar el cumpleaños de mi esposa con una cena y torta. Todo marchaba bien. Y, cuando ya teníamos escasos minutos degustando la suculenta comida…, el apagón. ¡Que no panda el cunico! —Se escuchó en la sala. ¡No griten que es peor! —Voceo el vecino de al lado. Celulares en mano, buscamos el suvenir de la Colonia Tovar que dice: “Por si se va la luz”, con sendas velitas y fósforos, y, resuelto el problema.

A pesar del apagón…La cena terminó, romántica. Noche de estrellas. Entre conversación, velas y música de cacerolazos de poquitos oposicionistas criticando al gobierno y de revolucionarios haciendo lo suyo, mientras Polisur, como siempre patrullaba, la avenida 40 de San Francisco, hasta que por fin vino la luz.

Pero, ¿qué de aquellos venezolanos que por semejante saboteo no tuvieron un final tan feliz? ¿Pregunto?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Elmer Montero

Licenciado en Comunicación Social,locutor,productor radial,escritor,compositor,músico,poeta.

 elmersanto@hotmail.com      @elmersanto

Visite el perfil de Elmer Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elmer Montero

Elmer Montero

Más artículos de este autor