Finales de marzo

Marzo del latín “martius”, Marte dios de la guerra, recordemos que también era venerado como una divinidad de la vegetación; siendo que, a finales de marzo empieza la primavera y consecuentemente la vegetación, le fue dedicado este mes. Pero, sin duda, la guerra y la vegetación fueron los hechos significativos de este mes, mientras nuestro Guaraira Repano era sometido a las inclemencias del fuego, aún no termina de apagarse completamente el último incendio, sobre el cual existe la sospecha de que fue provocado por manos asesinas, con fines indecibles, ya que todavía sobre nuestros recuerdos pesa aquel acontecimiento de mediados de enero de este año, en que estudiantes de la burguesía apátrida, el Comandante Presidente, Hugo Chávez los: “Mostró en cadena nacional de radio y televisión el video que el ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Jesse Chacón, proyectó horas antes en una rueda de prensa, en el que jóvenes estudiantes opositores de la Universidad Metropolitana protestaban de forma violenta en la Cota Mil e iniciaban un incendio en el Parque Nacional Guaraira Repano, también conocido como El Ávila…” (ABN, Jueves, 15 de Ene de 2009); ya meses antes, en noviembre de 2007, en el marco de las protestas contra la reforma constitucional, los estudiantes opositores quemaron palmeras y destrozaron bienes públicos en la Avenida Bolívar luego de haber marchado hasta el Consejo Nacional Electoral e intentar encadenarse en él. Ricardo Sánchez, en ese entonces, presidente de la FCU-UCV, hoy pre candidato por el partido de Manuel Rosales, fue uno de los líderes de esa protesta.

Y en la misma línea incendiaria, uno se produjo pero en las instalaciones del rectorado de la UCV, en la misma forma de actuación que el ocurrido en carnaval, pero esta vez, los terroristas ingresaron a las oficinas rectorales y quemaron bienes públicos, las primeras declaraciones de la rectora García Márquez, no pudieron ser más delatoras, acusando como responsable del acto al Comandante Presidente, Hugo Chávez, “por más que se tongonean siempre se les ve el bojote…”, la contundencia de la respuesta del ministro Edgardo Ramírez, cortó de raíz la pretendida matriz de opinión que intentaron canalizar a través de estos hechos criminales: “El problema de la violencia interna de la UCV, pasa porque las autoridades restablezcan el orden interno (...) para nadie es un secreto que hay hechos de violencia que se han venido institucionalizando en la UCV y los grupos que apoyan a la rectora se caracterizaron en el pasado por la política de muerte, de las bombas molotov y de generar siempre protestas para que resultara algún estudiante muerto” (Aporrea, 17-03-2010). Con esta acción intentaron revitalizar al movimiento estudiantil de la burguesía apátrida, los “hijos de papá y mamá”, quienes se hicieron los locos, al parecer están más pendientes de que los coloquen en las listas de los partidos políticos opositores a la Asamblea Nacional, apenas una marchita interna en la que obligaron a los trabajadores y trabajadoras del IPP a asistir, y algún que otro estudiante, menos de cien personas. Tan sospechoso fue este acto criminal, que muy pocas eran las personas que, a lo interno de la UCV, defendiesen la posición de las autoridades universitarias.

Y continuando en su línea incendiaria, la oposición apátrida impulsó un paro de transportistas opositores, llenaron todos sus medios de comunicación con noticias resaltando un supuesto paro que paralizaría Caracas, instigando la rebelión popular mediante su intención de aumentar la tarifa del pasaje en un 100%, llevarlo a 3 BsF. Apenas unas pocas líneas en el oeste, mientras las de Valle-Coche sus transportistas fueron amenazados con quemarles sus vehículos, de esa forma terrorista fue que pudieron garantizar el paro en esa zona de la Capital, el este transitó sin problemas. Ese lunes, el Metro de Caracas funcionó a las mil maravillas, con aire acondicionado en sus vagones, sin retrasos, fluido el desplazamiento de sus usuarios y usuarias, el caos sobrevino fue, los días subsiguientes, una semana tortuosa la que vivimos esa semana los usuarios y usuarias del Metro, nunca antes habíamos observado que el andén esté full de gente y tenga más esperando en las mezzaninas, esperemos que prontamente se llegue a un acuerdo entre la directiva de esa empresa, propiedad de los venezolanos y venezolanas, y el personal de “confianza”, que se les haga extensiva la contratación colectiva y se les haga justicia.

Este “paro” nos deja enseñanzas importantes, la forma unida en que Gobierno Revolucionario y Transportistas Bolivarianos encararon la situación bien merece un reconocimiento, como el que les haría, posteriormente, en sendo acto público, el Alcalde Jorge Rodríguez, y palabras de aliento como las expresadas por el camarada Vicepresidente de la República, Elías Jaua. En algunas zonas populares de nuestra Caracas Socialista, pudimos observar la actuación de colectivos revolucionarios, en conjunto con la policía, recorriendo en motos las parroquias, porsia la contrarrevolución procedía a la güarimba opositora y el cierre de las vías, fue este un día tranquilo y de tránsito fluido, demostrativo para el imperio y sus agentes, que el paro de transporte que dio al traste con el gobierno del camarada Salvador Allende no es factible en la Venezuela Bolivariana, que no habrá Pinochet para este 2010, en nuestra Patria, como pronosticaran sus medios de comunicación.

Por si faltaren más incendios, el diputado opositor Wilmer Azuaje intentó hacer lo suyo en una comisaría del CICPC, agrediendo física y verbalmente a una funcionaria de ese cuerpo que le atendía; como Venezuela cambió y hoy existe, a Dios gracias, una Ley que protege la integridad de la mujer, pues, al violento diputado se le aplicó sin clemencia la Ley que es igual para todas y todos los venezolanos, lejos estamos de aquellos días en que valiéndose de sus credenciales o riquezas, funcionarios públicos y burgueses sometían nuestro pueblo a sus arbitrariedades. Igual les sucedió a Oswaldo Álvarez Paz y Guillermo Zuloaga, quienes agreden verbalmente al pueblo venezolano, representado dignamente por su Comandante Presidente, Hugo Chávez; llamándonos narcotraficantes y asesinos, incitando el odio entre nosotros/nosotras, basta de impunidad, la Ley debe ser igual para todas y todos. Un reconocimiento a Luisa Ortega Díaz, buena actuación.

Como comenzamos hablar de cosas buenas, impecable ha sido hasta el presente, la actuación del camarada Edgardo Ramírez al frente del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, frente a los intentos de güarimba universitaria de la rectora García Márquez, un solo parao le dio, cortó de raíz sus intentos. Frente a las desviaciones surgidas en la Unesr, destitución de su directiva, solicitud a la Contraloría de investigar los hechos denunciados y designación de nueva directiva, con mandato bien preciso en la resolución ministerial publicada en la Gaceta Oficial N° 39.391 del pasado 22 de marzo: “adecuación de la actividad de institución a los principios y lineamientos programáticos de la Ley Orgánica de Educación (LOE); presentar propuestas de transformación del sector universitario en el marco de los proyectos de leyes especiales en materia de Educación Universitaria; ejecutar el presupuesto de forma transparente y la formulación participativa de los mismos; impulsar la creación de los Consejos Estudiantiles del Poder Popular, en ejecución del mandato establecido en el artículo 21 de la LOE; suprimir totalmente los mecanismos discriminatorios de ingreso, tales como pruebas internas, actas convenio y otros, así como también impulsar mecanismos de integración de las organizaciones del Poder Popular en los procesos de tomas de decisiones en la universidad…”

Reunido con los representantes del Ministerio a los Consejos Universitarios, les dio lineamientos revolucionarios para su actuación en esas instancias del Co Gobierno Universitario: "Debemos seguir una política de Estado, denunciar sin miedos, construir un espacio crítico para el cambio, para los aportes que tienen que existir y producirse en las universidades del país. Aquí - refiriéndose a los presentes- nadie es mi representante sino de un gobierno socialista, porque el Socialismo es más democracia, es autocrítica, es más justicia social”… El Ministro Ramírez subrayó que un representante del Gobierno revolucionario tiene que ser un ciudadano que escuche a la comunidad y que acompañe y se haga acompañar de ella, y que a la vez sea una resonancia de sus necesidades, porque la clave es entender que "este ministerio es una representación de un gobierno y, como tal, tiene que actuar sobre la base de la participación y toma de decisiones colectiva, a fin de viabilizar un proyecto universitario que esté de frente con los nuevos desafíos y retos que se le presenten". En función de esta representación, el titular de la cartera universitaria los instó a contribuir, de forma activa y decidida, en la construcción organizativa y política del movimiento universitario que desarrolla y escolta al proceso revolucionario que lidera el Presidente Hugo Chávez Frías, iniciando el debate y una práctica que esté dirigida a adecuar los reglamentos internos de las Instituciones de Educación Universitaria a la Ley Orgánica de Educación (LOE)…” (Prensa MPPEU, 25/03/2010).

Y mientras el Ministro Ramírez trabaja en la transformación de la educación universitaria con pie de plomo, otros trabajan para desarticular lo bueno realizado, denuncian los camaradas del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la UCV, el estado de abandono en que se encuentra su Escuela, en comunicación dirigida a la Decana de Faces, la Profa. Sara Levy, resumiendo éstos problemas en: “baños insalubres y malas condiciones físicas, salones de clases sin cerraduras en las puertas, con ventilación e iluminación deplorables, e incluso llenos de zancudos, un solo bebedero funciona en todo la edificación, (atención Inpsasel), sala de informática sigue en precarias condiciones afectando no solo los espacios extra-académico, sino peor aún, afectando directamente nuestra preparación profesional en cátedras impartidas en nuestra carrera como Informática de las Ciencias Sociales, biblioteca atrasada y con pocos ejemplares bibliográficos, Profesores que ingresan a nuestra escuela de manear un poco oscura sin saber cómo se llevo a cabo los procesos de concursos…”, proponiendo como solución inmediata a estos problemas el camarada Kevin Ávila, vocero del Centro de Estudiantes: “Solicitamos de manera inmediata un nuevo proceso de elecciones de directiva de Trabajo Social, para que nuestra comunidad etesista cambie el oscuro rumbo que lleva nuestra escuela…”, en otras palabras, revocarle el mandato a quien lo ha hecho mal, esa es la Democracia Revolucionaria que puja por internarse en cada rincón de nuestra Patria, así actúan los estudiantes revolucionarios/revolucionarias. Solidaridad con las justas reivindicaciones de los estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la UCV!!!


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1652 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a97926.htmlCd0NV CAC = Y co = US