Verdades y mentiras del conflicto universitario

El conflicto universitario no  cesa pero está dejando, en el seno de trabajadores y trabajadoras, toda una gama de enseñanzas que nutren la capacidad de lucha de este importante sector de la masa laboral, son evaluadas las direcciones sindicales, las delegaturas, los patrones y sus representaciones, los métodos de lucha, en fin, todos los componentes y factores que se ponen en juego, cuando de lucha por reivindicaciones de carácter laboral se trata. Asimismo, un descontento generalizado contra todo aquello que huela a Revolución Bolivariana, que, seguramente, tendrá su expresión el año próximo en las elecciones para elegir los y las  asambleístas, mucho daño en este sector laboral ha hecho la intransigencia del ministro Acuña.

1.-  Lo primero a resaltar es que, por más que intenta la oposición apátrida, infiltrar esta lucha por reivindicaciones laborales, y desviarla por los cauces de la lucha política, para desestabilizar al país, dichos intentos están destinados  al fracaso, no logran incidir sobre la masa laboral y sus direcciones sindicales, quienes se han mantenidos apegadas a la línea trazada por los trabajadores y trabajadoras universitarias en sus diversas asambleas y plenarias. Esta es una verdad indiscutible e irrefutable. Verdad que, algunos sectores identificados con la causa revolucionaria, intentaron descalificar, acusando a los trabajadores y trabajadoras universitarias, de güarimberos y contrarrevolucionarios. Cuentan esos grupos, con la poca memoria que tenemos los venezolanos  y  venezolanas; esto, tomando en consideración,  que el término “güarimba”, lo trae al país la oposición apátrida en el año 2004, en medio de una crisis interna que le minimizó su capacidad de protesta en aquellos años. El terrorista cubano-venezolano Robert Alonso, artífice de la traída al país cerca de 200 paramilitares, a quienes refugió en una de sus propiedades inmobiliarias, teorizó sobre esta metodología de lucha, desarrollada en los laboratorios de guerra de la CIA, definiéndola como: “La Güarimba es una táctica de desobediencia civil donde cada grupo de personas se prepara para realizar actos de desobediencia en su área natural (ya sea frente al lugar de trabajo, frente a su casa o en los sitios establecidos estratégicamente en las asambleas de ciudadanos), acción que puede y debe incluir la paralización de las calles y avenidas cercanas. Si es atacado o amenazado seriamente por las fuerzas dictatoriales o sus huestes, se retira a su guarida –su Güarimba–, la cual deberá haber preparado previamente como resguardo. Cuando el peligro cesa, nuevamente sale y vuelve a protestar…” (analítica.com, 26 de febrero de 2004). Las tomas de las puertas de acceso a la UCV, son métodos de lucha que, son anteriores al año 2004, mal pudiera llamarse güarimba a este tipo de acción que precede al actual gobierno. Es una forma de lucha, que la experiencia del movimiento de los trabajadores y trabajadoras universitarias, viene implementando desde, por lo menos, los años 70. Lo que permite afirmar, que el término güarimberos no encuadra en esta lucha llevada a cabo por los trabajadores y trabajadoras universitarias, en defensa del cumplimiento de su contratación colectiva. Lo que evidencia, una gran mentira de esos pequeños grupos que, autodenominándose “bolivarianos”,  se han dedicado a agredir,  verbalmente,  a  los  trabajadores  y  trabajadoras  universitarias, es contigo Mario Silva, contigo  también  Tania Díaz y contigo  William  Castillo, entre otros y otras. Les deben las réplicas que la ética  periodística,  les  impone  como  norma. Esperemos los  inviten  a  sus programas, para que sus televidentes se enteren de esa otra opinión, satanizada por ustedes, y  sin derecho a réplica. Una práctica, que les cuestionamos a Globoterror y demás medios de la oposición,  pero que está siendo refrendada por los medios de la Revolución, aplicándosela a los trabajadores y trabajadoras universitarias.

2.-  En segundo término, esta lucha ha puesto en evidencia la altísima capacidad de mentir con que cuenta el ministro Luis  Acuña.  A finales del 2008, afirmó, reafirmó y  requeteafirmó que los recursos correspondientes para dar cumplimiento a las Normativas Laborales estaban en el presupuesto 2009 del MPPES. Así lo decía en noviembre del año pasado: “En relación con estos beneficios logrados por los trabajadores, el ministro Acuña expresó que “el MPPES hizo un gran esfuerzo por satisfacer la mayoría de las aspiraciones de los obreros y empleados universitarios y que lo contemplado en esta normativa laboral está garantizado en el presupuesto de 2009, de allí que los obreros no tienen de que preocuparse”, aseguró…” (Prensa MPPES, 13-11-2008). Igualmente, en el acto del Teresa Carreño, abril 2009, en el cual, el Comandante Presidente, Hugo Chávez, le preguntó sobre los recursos para cumplir con estos compromisos, a lo que el ministro respondió, afirmativamente, con un gesto, esto se pudo apreciar en cadena nacional de radio y tv. Este conflicto, ha puesto al descubierto que esas afirmaciones del ministro, resultaron ser grandes mentiras, ya que hasta el presente, el Comandante Presidente, le ha aprobado por lo menos 3 créditos adicionales, al presupuesto de gastos de dicho ministerio, para poder cumplir con las erogaciones que requiere el MPPES para dar cumplimiento a las Normativas Laborales, tanto de obreros como de los empleados universitarios.

3.-  Esa capacidad de mentir que ha desarrollado el señor ministro, nos hace poner en duda la cifra que sugiere como monto de la deuda del aumento salarial del 30%, decretado por el Comandante Presidente, año 2008, leamos: “El ministro de Educación Superior, Luis Acuña y el viceministro de Educación, Edgar León, respectivamente, aseguraron ante la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional que a pesar de la crisis financiera mundial, sus despachos continuarán con los programas sociales previstos para el año entrante (…) Puntualizó que para compromisos laborales este año se hizo un incremento salarial para el sector de 30%, lo cual está contemplado en el presupuesto de 2009. “Ese 30% para el sector universitario representa 1.4 millardos de bolívares fuertes…”( Asambleanacional.gob.ve, viernes, 28 de Noviembre de 2008). Declaraciones dadas este año, muestran otras cifras, leamos: “El Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior (MES) reconoce que tiene deudas con los trabajadores del sector universitario, por lo tanto estudian fórmulas para que, cuando se cuente con los recursos necesarios, se pueda saldar el pago que corresponde a los empleados (…) Asimismo, insistió en que la deuda que genera mayor conflicto es la que corresponde a normas de homologación de 2008-2009.  'Esa deuda tiene un monto aproximado del millardo de bolívares y no se ha podido cancelar por las dificultades que se han presentado en la Tesorería Nacional en cuanto a los ingresos', señaló…” (ABN, 15/10/2009). Días después, el ministro es más explícito: “Luis Acuña, ministro de Educación Superior, anunció ayer el pago de 40 por ciento de la deuda que mantiene el Gobierno con los trabajadores universitarios del país por concepto de la homologación 2008. De los mil ocho bolívares fuertes que se adeudan, cancelarán 400 millones…”(radiofeyalegrianoticias.net, Sábado, 24 de Octubre de 2009). Para que no queden dudas de lo dicho por el ministro, leamos de la página web del MPPES: “El Presidente Hugo Chávez le aprobó este viernes 400 millones de bolívares al Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior (MPPES) para saldar parte de la deuda pendiente de nueve meses de 2008 (enero-septiembre) por el incremento salarial de 30%, correspondiente a las Normas de Homologación 2008-2009.  Así lo anunció el titular del MPPES, Luis Acuña, quien estimó que el monto aprobado, a través de un punto de cuenta, alcanza para cancelar 40% de la deuda de 2008, que por este concepto alcanza 1.080.322.825 bolívares…” (Prensa MPPES, 23-10-2009); aprobados, dos días después,  de la concurrida y  exitosa marcha universitaria. Apréciense los montos, los 1,4 millardos del 2008, terminaron convirtiéndose en un monto aproximado al millardo de BsF, hasta que, recientemente, el ministro diera una cifra exacta: 1.080.322.825 BsF. Lo cierto es, que a nuestra redacción ha llegado información sobre la cifra real de la deuda, que está siendo manejada por las partes en conflicto: 438 millones BsF, la deuda con los profesores; 239 millones de BsF, deuda con los empleados y 70 millones de BsF, deuda con los obreros, lo que daría un monto global  de   747  millones de BsF, a lo que se agregaría un restante para los colegios e institutos universitarios, hasta llegar a un monto total, redondeado en 800 millones de BsF.

  Esto lo sabrá el Comandante Presidente, Hugo Chávez? Según parece, no le están hablando claro Comandante, investigue las cifras que le dan. Esos vice presidentes como que no están con las pilas  bien puestas. La verdad en el MPPES, pareciera ser  que no es la norma, métale  la  lupa. Un poco más de 200 millones de BsF, le quedarían al ministro de esa cuenta, si usted cancelara, completamente, la deuda, y qué hará el ministro con el dinero restante, no le pica la curiosidad saberlo?  Algo huele  feo  por  el  MPPES…

4.- Otra mentira que está siendo develada, en este conflicto, es la concerniente a qué sindicatos o federaciones  tienen  la representatividad de la mayoría de  los trabajadores  y  trabajadoras universitarias, el MPPES asumió que dicha mayoría estaba en Fetrauve; la marcha del 21 de octubre, monitoreada en Miraflores, evidenció que los sindicatos agrupados en la proyectada Fetrauniversitarios, tienen la mayoría de los trabajadores y trabajadoras de su lado. Tan cierta es esa verdad, que  Fetrauve se planteó la convocatoria de una marcha para la semana siguiente, y la suspendió por falta de quórum o mejor dicho, de  marchantes. Esto obliga al MPPES, a rectificar en su conducta de discriminar a los sindicatos mayoritarios, otorgándole la administración del Contrato Colectivo  a Fetrauve,  que representa a una minoría de ese sector de trabajadores y trabajadoras. Debe democratizarse esa administración, dándole la representatividad que les corresponde, por derecho, a los sindicatos que agrupan a la mayoría de los trabajadores y trabajadoras: Fetrauniversitarios. Un reconocimiento a la dirigencia sindical universitaria, clasista, que está dirigiendo este conflicto, compuesta por: Eduardo Sánchez,  SINATRAUCV;  Carlos Suarez, SUTRAUCV; Omar Alvarado,  ASDELUZ; Daniel Castellano, SNEAUEFM; Lorena Monteverde, SUTAIPRAEL; Henry Macías, SNEAUNA; Viuli Liotta, ASUTRAIPC; Elsí Navas, SUEAUNEXPO; Fabián Rondón, AEAUNEXPO; Gerardo Rodríguez, S.I.U.T. Pto.  Cabello; Zenaida Sánchez, STO. TEC. DE MARACAIBO; Luís Palma, STO. TEC. TUCUPITA; José Marín, S.I.T.O. MARISCAL SUCRE; Darwin Utrera, STO. C.U. FRANCISCO DE MIRANDA, entre otros y otras. Asimismo, a los camaradas de la Unete, Marcela  Máspero y su equipo. También a María Cristina Iglesias y Elías Jaua, quienes vienen incidiendo, en el Gobierno Revolucionario, para desmontar la matriz de güarimberos y contrarrevolucionarios, que han pretendido sembrar los enemigos de los trabajadores y trabajadoras en su seno. Y  Aporrea, el único medio de comunicación del campo revolucionario, que abrió sus puertas a informaciones emanadas del seno de los trabajadores y trabajadoras en conflicto.

5.-  La gran verdad y, a su vez, gran enseñanza,  que está dejando este conflicto de los trabajadores y trabajadoras universitarias, es que solo la lucha y movilización consciente de los trabajadores y trabajadoras en defensa de sus derechos, consagrados en la Constitución Bolivariana y  sus Contratos Colectivos, permite el logro de  victorias.  Sólo el pueblo salva al pueblo. Sólo  la unidad es garantía de victoria. 
 

Caracas, 05 de noviembre de 2009



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2930 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a89606.htmlCd0NV CAC = Y co = US