La UCV parece un basurero de ideas torcidas. Hasta tiene Reptor en lugar de Rector

La cultura- a juzgar por la UCV-parece ser una barrera para los cambios y para la modernidad.

Muchos maestros de ahí tienen un basurero en la cabeza. Ha de ser de tal manera que los muchachos andan confundidos. Claro, oyendo a diario mil necedades, es lógico que así suceda. ¡Pobres muchachos!

Al vaciar la mente de contenidos erróneos, esos muchachos podrían aliviarse, es obvio que al faltar algo, quede un vacío; vacío que debe llenarse con esperanzas, precisamente, esperanzas de un mundo mejor para todos y no precisamente, sólo para una élite, entonces se generaría el maravilloso proceso de reaprender.

¿Por qué en Venezuela, la gente más pobre y menos estudiada defiende a la Revolución bolivariana; mientras que los eruditos de la universidad rechazan toda posibilidad de cambio?

Pienso al respecto, que no se trata en sí de la cultura en su más genuina acepción, sino que en la universidad predomina una cultura del sometimiento, de la dominación y de la esclavitud, a tal extremo que ahí los muchachos no han estado aprendiendo lo debido sino que le han estado metiendo basuras en la cabeza para que sean eslaboncitos de lo establecido.

En cambio, nosotros no hemos estado sometidos al embrutecimiento de los sentidos corporales, de manera tan sistemática, por lo que tenemos la vista clara para ver la verdad y saber distinguir lo que nos beneficia a todos.

Muchas cosas aprendidas en la universidad son nulas para el desempeño en la vida cotidiana. Diría que hasta se convierten en estorbos para vivir en armonía con el entorno social y hasta con la propia Naturaleza. Luego, habría que hacer una revisión a fondo de todas esas cosas para ponerlas a tono con la realidad.

En Venezuela somos dos grupos: “los estancados en lo que es”-escuálidos- y “los empeñados en lo que debe ser”-los patriotas-el destino de nuestra sociedad. Unos y otros estamos en el deber de comulgar con  la diversidad de nuestros  pensamientos.

Una cultura que cambia de manera incesante por el empuje del  desarrollo científico y tecnológico, demanda una reorientación curricular apropiada a esos empujes o se corre el grave riesgo de quedarse atrás pero, curiosamente, son las élites universitarias las que se oponen ferozmente a tales cambios.

No es, bajo, el nivel cultural del pueblo y, elevado el de la élite,  sino lo contrario.

Para la élite, la educación del pueblo debe reducirse a la escuela primaria y cuando mucho, al grado de bachiller. No más de ahí. La Universidad es sólo para ellos, luego, no es casual que pongan barreras a pueblo y vivan “enclaustrados”.

Pero, por otra parte, hay que barrer con esa educación maluca que se imparte en las universidades clásicas, hacerlo sobre la marcha y avalados precisamente con el aporte de los desarrollos científicos, que los hay, y es justo reconocerlo, conjuntamente con los aportes de la UDLV-Universidad de la Vida- al tiempo que mandamos a nuestros muchachos a aprender realmente cosas útiles. 
 

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2060 veces.



Guillermo Guzman


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a56991.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO