RAGO II

Este viernes 30 de junio se celebra el clásico Alma Mater. Se disputará en los anchos espacios de Maracay y la Hacienda Ibarra. Todo está listo para la carrera por el premio mayor: la copa de oro, El Rectorado.

Dos ejemplares se medirán en la pista. Ambos han levantado el interés de la afición y todo indica que el graderío se volcará para participar en la justa. El clásico no será televisado, habrá que andar por las caminerías de Villanueva. Los números son importantes en los dos competidores, pero lo decisivo será el empuje que, desde las tribunas o en la propia pista animarán a los contendientes.

Al parecer, el puntero no corre distancias largas y debe perder velocidad en la milla y acusar fatiga; será el momento en el que RAGO pasará a encabezar la carrera, desprendiéndose a uno, dos, tres y más cuerpos de ventaja, alcanzando la última curva.

RAGO, convertido en Pegaso, hijo de Poseidón, vuela hacia la meta, y victorioso cruza la línea final habiendo dominado los dimes y diretes de los fabuladores que nunca faltan. No hay reclamos y es felicitado por el contendiente, quien gallardamente reconoce el indiscutible triunfo.

Acto seguido, el palafrenero lo toma por las bridas y lo conduce al paddock de ganadores para distinguirlo como triunfante del clásico Alma Mater 2023.

En el centro de la pista se oyen lecos de un lado y otro: ahora es que viene lo bueno. Muchas carreras de obstáculos habrán de superarse.

______________________

Ver: RAGO I



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2258 veces.



Freddy Gutiérrez Trejo


Visite el perfil de Freddy Gutiérrez Trejo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad