¿Para qué estudiar?

Cuando en las naciones ocurren graves procesos que desestabilizan su cotidianidad, como por ejemplo, las guerras, las crisis económicas, los desastres naturales, los altísimos niveles de inseguridad, entre otros factores, que inciden de manera significativa en las bases actitudinales y formas de ver no solo el presente, sino el futuro más inmediato, que generan una serie de interrogantes reflexivas, que comienzan con el lamentable manejo de expectativas pesimistas que van desde lo individual, hasta abarcar al pensamiento colectivo:

¿Qué vamos hacer con lo que está pasando?...¿lo que está ocurriendo es temporal o es de larga duración?...¿ésta crisis tiene solución para mí?...¿será que tengo que irme del país o  lo mejor será quedarme, luchar y enfrentar a los problemas que están ocasionándome tanta tristeza y desazón?...y aparecen otras serie de interrogantes: ¿para qué estudiar?...¿vale la pena estudiar en éstos momentos tan difíciles?...¿lo mejor no será que me consiga varios trabajos para ver si puedo medio comer?...¿ cuánto me van a pagar si me gradúo?...

Una de las principales consecuencias de las crisis económicas, es ver con cierta angustia el brutal ataque a tu poder adquisitivo, que genera un terrible dialogo interno: lo que gano, no me alcanza para nada!...para que voy a seguir estudiando, si ni siquiera tengo para pagar los pasajes de lunes a viernes, y necesito sobrevivir en el aquí y en el ahora…no es nada alentador, cuando las condiciones socio económicas o situación país, siembra en la psique de muchas personas a que consideren que éste no es el momento para estudiar, sino para buscar ingresos para impedir el hambre y la pobreza extrema…

No se puede permitir que la esperanza muera, las sociedades junto a sus Estados, deben sobreponerse ante las más difíciles dificultades y sus líderes a todos los niveles, deben procurar y proyectar la idea, de que la mejor manera de poder acercarse al conocimiento, es a través del estudio y recordar a José Martí cuando dijo que “ser culto te hará libre”, o el Libertador Simón Bolívar, al decir que “un ser sin estudio, es un ser incompleto” y “un pueblo ignorante, es un instrumento ciego de su propia destrucción”…

Cuando se deja de estudiar, es un triunfo para la dominación…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: