Alquimia Política

La metodología de Trabajo de Grado

Quien escribe es un militante del anarquismo latinoamericano; no soy borrego de nadie y quizás por eso en la Universidad Nacional Experimental de Los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora (en el VPA-Guanare), ostento el papel de ser uno de los docentes con el más largo y documentado historial de veto que en Universidad alguna haya podido existir (gracias a Dios, cuento con otras Universidades que me consultan y me toman en cuenta para orientarlos en sus programas de estudio). No solamente en las áreas de investigación y docencia de postgrado, hay hacia mí una prohibición expresa de que dicte cursos o seminarios, sino que hasta mis tutoreados de tesis (pre y postgrado), son perseguidos por las cúpulas de las Comisiones, que no permiten que avancen sin antes ser esculcados y sometidos a las viles revisiones. Mis estudiantes de tutoría tienen el honor de ser aprobados por una Comisión Revisora y volver a ser revisados por otra al tener de la anterior un visto bueno. El caso más insólito es el de una Tutoreada mía de maestría que desde el 2012, está presentando su trabajo de grado, y aún en este tiempo histórico, 2017, está de nuevo en revisión: ¿Es esto o no una persecución a un académico cuyo único pecado es exigir excelencia y profundidad en la gestión del conocimiento?

Pero bien, eso que acabo de reflejar es el principal problema, en el caso de UNELLEZ, de la metodología de Trabajo de Grado (no voy hacer mención a mi pertinencia en el tema, para esos avispados docentes y coordinadores que no ven más que el árbol, googlenme y punto, estoy en la red tal cual he sido y sigo siendo). Haré referencia en términos generales, porque cada Programa de estudio tiene su versión metodológica, aunque como voz común todas están inmersas en una modalidad proyectiva o descriptiva, sin mayores bambalinas que destacar.

En el caso de la modalidad proyectiva, los Reglamentos inducen a un estudio factible (a través del Proyecto Factible) o un estudio aplicación (a través del Trabajo de Aplicación, conocido también como Proyecto Acción en otras universidades, o Trabajo Especial de Grado). El asunto se complica cuando los regentes de impartir los seminarios de Trabajo de Grado, nunca en su vida intentaron comprender en qué consiste este tipo de modalidades. Salvo sus potenciales Trabajos de Grados presentados en su carrera profesional, son docentes que no se preocuparon por ir más allá que del Manual de Metodología de moda (uno de los más usados y de los más contaminados de errores es el de la UPEL, en su última 4ta reimpresión del 2014, es la peor referencia para hacer las cosas bien), dejando en un inmenso vacía la filosofía de la ciencia y la lógica de la investigación. Esta debilidad ha hecho que comentan la grave desproporción de confundir la "Propuesta de un Proyecto Factible" con la "Propuesta de un Trabajo de Aplicación", aquella se refleja nada más, esta se aplica. Y esa confusión le transmiten al estudiante errores como estos: "el título de la investigación proyectiva debe ser igual al objetivo", "toda investigación proyectiva debe ser aplicada", o "según el sistema APA, en el planteamiento del problema debe fundamentarse con dos o tres autores…".

En fin, transfieren errores de lectura y comprensión (leen mal las indicaciones y por ende no las digieren), de normas que solamente están sugiriendo, indicando posibilidad de acciones, no instituyendo ningún mandato, porque en metodología de Trabajo de Grado el mandato no existe, se obra en función a la comprensión y manejo creativo de la información recolectada o interpretada. Un caso de esta locura de incomprensión es el un docente de UNELLLEZ que indicó al estudiante de seminario de Trabajo de Grado: "…tu trabajo hazlo en proyecto factible, lo aplicas y de los resultados haces una triangulación, recuerda que no quiero investigaciones cuantitativas, sino cualitativas".

En el caso de la modalidad descriptiva, la UNELLEZ tiene un profundo desafío de aquí a la eternidad: formar docentes en investigación cualitativa. Si bien las investigaciones descriptivas se dan en escenarios cuantitativos, no es menos cierto que en la mayoría de las universidades de Venezuela se asume los estudios descriptivos en el enfoque cualitativo y para ello se hace necesario contar con tutores y sobre todo jurados que conozcan la metodología cualitativa.

Hay un error también recurrente en la concepción descriptiva de la metodología de Trabajo de Grado en la UNELLEZ, y radica en la confusión que se tiene acerca del enfoque cualitativo y el método cualitativo; no son la misma cosa, ni se proyecta en el mismo tenor de alcance temporal. Cuando se aborda una investigación cualitativa (en cualquiera de sus denominaciones: fenomenológica, hermenéutica, etnográfica, entre otras), desde una postura de "enfoque", implica que el investigador va a construir un discurso donde destaque las cualidades en el rigor de la denominación que haya seleccionado, es decir, si es fenomenológico, hacer todo cuanto exige este enfoque y concretarlo en un tiempo que le dé consistencia al estudio, es decir, como mínimo, tiempo para describir la realidad del fenómeno en estudio y tiempo para hilvanar interpretaciones objetivas, respetando el discurso original de los sujetos investigados, y creando un discurso concluyente que centre la atención en el tema abordado y las vinculaciones del mismo con los sujetos ; también valga el ejemplo de un estudio etnográfico, donde el investigador está obligado a convivir con los sujetos investigados por un período de tiempo no menor de cuatro a cinco años, para comenzar a emitir estructuras analíticas concluyentes de sus observaciones y demás actividades propias de ese enfoque.

En concreto, la investigación desde el "enfoque cualitativo" es engorrosa por la temporalidad que tiene que cubrir para darle fiabilidad al contenido de su investigación. Una investigación bajo enfoque cualitativo no puede hacerse en menos de cuatro años y de ser presentada antes, no es ya enfoque cualitativo, sino se está frente a la utilización de métodos cualitativos que esto es lo que se viene haciendo y, parte del inmenso error en que se califica de investigación bajo enfoque cualitativo no cumpliendo con la temporalidad necesaria que permita valorar como fiable ese estudio. Claro está, se puede hacer investigación utilizando métodos cualitativos y decir que es una investigación descriptiva de tipo transversal o de campo, pero no se debe atribuir el calificativo de enfoque cualitativo, porque eso es "harina de otro costal".

En esos errores notorios, un docente de UNELLEZ le dio la siguiente instrucción a su estudiante de Trabajo de Grado: "…ok, haga la investigación cualitativa si quiere, pero si no hay un método de comprobación, ese trabajo será rechazado…" Imagínense la cabeza de ese estudiante que lee en mis escritos o en alguno que otro texto serio de metodología cualitativa, que ésta es una modalidad de indagación que no se vale de comprobación ni verificación alguna, sino de mostrar las cualidades o tendencias conductuales de grupos estudiados, para hacer un reconocimiento humanista y social, de su postura ante un temario o asunto determinado. ¿Cómo se puede dialogar con personajes que no tienen capacidad de entender nada porque nunca se han preocupado por comprender?

En simples palabras, hay una crisis metodológica en la UNELLEZ, en todos los niveles; prevalece la egolatría y la postura egoísta del docente de esa área de formación, antes que una postura donde se integren a un diálogo de saberes. Es la verdad errada llevada hasta sus últimas consecuencias. ¿Qué hacemos? La idea de una salida me la dio un texto de las Obras Completas de Mao Tsetung, porque el que lee debe leerlo todo (mi mayor divertimiento es leer los ejemplares de Condorito que conservo). Tsetung, hace referencia, en su escrito titulado "Sobre la Contradicción", que el problema del hombre es que no termina de entender que se debe aproximar a las cosas de su interés, desde sus orígenes hasta el momento en que se encuentra frente a él, entiéndase contexto histórico contemporáneo; y así analizar desde lo simple, pasando por lo ordinario, lo fundamental, lo común y lo cotidiano, hasta emergen en lo complejo de los vínculos de esa cosa estudiada con otras cosas en la realidad. Estudiar la metodología desde esta visión, que Karl Marx denominó "Análisis del movimiento de los contrarios" y Lenin rebautizó como "Análisis concreto de la situación concreta", sería una plataforma ideas de transición para unificar criterios metodológicos.

Es decir, construyamos una metodología que pueda ser explicada y digerida con facilidad para cubrir estos primeros lustros de formación y orientación de este personal académico que puede tener muy buenas intenciones, pero desluce en la realidad, al confrontar su verdad con la filosofía de la ciencia y la lógica de la investigación. Lo que propongo es un tiempo en el que esta postura de Marx y Lenin, podamos articularla en la metodología de Trabajo de Grado para consensuar en un discurso científico que solamente describa una situación problema en la realidad y ya, así acabamos con las mafias que hacen Trabajo de Grado y le damos tiempo a los docentes a profundizar lo que aún no han profundizado, y de seguro, al ir dándose cuenta ellos del error, aparecerá un destello de humildad que nos reconcilie y vean que gente como yo no son un obstáculo en una institución de educación superior, sino que soy una referencia para llevar un proceso de investigación científica en el rigor intelectual y lógico que está sustentado y fundamentado en la historia del conocimiento humano. No busquen a "Dios por los rincones", sean fiel a su palabra y actúen con humildad; estaré siempre presto a ayudarlos. Si quieren aclarar algunas dudas acerca del tema, les dejo la dirección del portal del Dr. José Padrón, amigo y maestro, quien se ha ocupado por años de ayudar a los docentes de buena voluntad a no seguir cometiendo tantos errores: http://padron.entretemas.com.ve/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Ramón Eduardo Azócar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: