No descalifiquen. Argumenten

Mi clara y substentada posición sobre la prueba de aptitud académica del Consejo Nacional de Universidades me ha traído toda clase de insultos por parte de los “bolivarianos” talibán. Les respondo concretamente:

1. No soy reaccionario ni contrarrevolucionario ni elitesco por defender el artículo 103 de la Constitución, que señala como limitaciones al estudio las “aptitudes, vocación y aspiraciones”, texto aprobado por unanimidad.

2. Además, estoy convencido por la práctica mundial, capitalista y socialista, que no todo el mundo tiene las aptitudes para ingresar y ser exitoso en los estudios superiores.

3- Abrir los estudios superiores a quienes tengan el título de bachiller, sin otro requisito, en lugar de orientar y dirigir a los aspirantes en función de sus aptitudes, es someterlos a un proceso largo y doloroso de fracasos, que terminará en una gran frustración cuando deban retirarse de sus estudios.
4. Llenar de pobres a las universidades no puede ser la consigna, pues la revolución lo que persigue es que no haya más pobres en la sociedad, al eliminar la explotación capitalista.

5. Las deudas sociales no se cancelan. Quien fue desnutrido cuando pequeño no resuelve su problema comiendo el doble de comida cuando sea adulto. Las deudas sociales se combaten impidiendo su producción.

6. La PAA no discrimina a los pobres, ni a quienes provienen de planteles oficiales, ni a quienes procedan de regiones atrasadas. Eso está demostrado y publicado. En lugar de ofender lo que deberían es leer.

7. La PAA no determina el cupo; sólo ordena los aspirantes según su índice académico. Los ingresos son determinados por la capacidad de las instituciones. Si se quiere aumentar los cupos deben utilizarse mejor los recursos existentes y construirse más aulas, laboratorios, bibliotecas, salas de navegación, servicios estudiantiles, comedores y universidades, así como formar y contratar más docentes y equipar apropiadamente lo existente y lo nuevo.

8. Las pruebas discriminantes de los pobres, de quienes vienen de liceos oficiales y viven en sitios alejados y atrasados, son las pruebas internas que, al realizarse en las ciudades sedes de las instituciones, no permiten que el pobre que vive lejos pueda presentarlas por lo costoso del viaje.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2609 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a23148.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO