El Programa Nacional de Formación en Historia y sus enemigos

La llegada de la Revolución Bolivariana liderizada por Hugo Chávez Frías, trajo consigo un gran sacudón sobre las adormecidas ciencias sociales que anidaban en el país. Sobre todo, el Comandante convirtió la historia realidad y la historia discurso en un arma de destrucción masiva contra el poder del capital y de la oligarquía criolla. Por ejemplo, La "Carta de Jamaica", documento redactado por El Libertador en 1815, es un verdadero misil ideopolítico y geopolítico contra las pretensiones imperiales que se ciernen sobre Latinoamérica y en especial, sobre nuestra patria. La historia devino así de mano de Supremo Comandante, en la materia prima con la cual empezó a edificar la obra de ingeniería social denominada "socialismo del siglo XXI". En este orden de ideas, la Revolución se propuso reeducar historiográficamente al pueblo venezolano, desde un nuevo paradigma llamado: "La Historia Insurgente". La institucionalización de este proyecto en 2013, se conoce con el nombre de Programa Nacional de Formación en Historia(PNFH), con dos niveles: Licenciatura y Postgrado(Maestría y Doctorado), y sería implementado por seis universidades.

A la fecha de hoy, han trascurrido dos años desde que se decretó el referido programa y apenas en dos de las seis universidades que se responsabilizaron en la implementación del mismo, se ha dado comienzo al desarrollo de dichos estudios a nivel de licenciatura. El nivel de postgrado del PNFH duerme el sueño de los justos, lo que deja muy pocas esperanzas de que dicho nivel arranque en el año que está corriendo. Esta modorra y falta de voluntad política en la implantación de los Estadios Avanzados en Historia que contempla el PNFH, a nuestro juicio se explica por la influencia que poderosos enemigos de este proyecto, vienen ejerciendo sobre los entes oficiales encargados de llevar a la práctica dicho cometido. Grosso modo estos enemigos son:

1.-El gobierno mundial del capital (Comisión Trilateral/Sociedad Mont Pelerin/Grupo Bildergerg) que ya dio la orden de eliminar las ciencias sociales de los pensa universitarios, tal como lo ha decretado el ministerio de educación del Japón; esgrimiendo el argumento de que dichas disciplinas aportan muy poco a la productividad del trabajo y menos, a la recuperación de la caída tendencial de la tasa de ganancia del capital más desarrollado. Para concretar el asalto a las conquistas laborales de los últimos doscientos años y de los recursos naturales, la recuperación de la crisis estructural del capital, reclama reducir a su mínima expresión cualquier interpelación a las políticas neoliberales. De allí la decisión de sacar la ciencia social y por supuesto la historia de la altas casas de estudio. La oligarquía venezolana como clases cipaya del capital metropolitano, defiende con vehemencia tal imposición educativa.

 

2.-Los agentes vendedores de los "postgrado-mercancía en historia", de las universidades públicas y privadas enemigas del proceso Bolivariano. Estos postgrados están impregnados por el valor de cambio y sólo van dirigidos a personas de altos ingresos económicos. Para estos agentes, los estudios avanzados del PNFH resultan inconvenientes tanto en lo político como en lo crematístico. En lo político porque dicho programa apunta a crear los cuadros de los que carece la revolución y esto jamás lo permitirá la burguesía criolla. En lo económico porque al ser el PNFH unos estudios gratuitos, o sea solo valor de uso, dirigidos a las personas que su salario apenas le alcanza para comer, los mismos se convertirán en una competencia mortal para los postgrado-mercancía de las universidades escuálidas. Muchos de estos agentes están enquistados en el aparato educativo de la revolución, lo que les ha permitido meterle un freno de mano a uno de los programas chavistas más urgidos por las clases humildes del país. Sólo recordemos que el Acuerdo Transpacífico(TPPI) que va a controlar el 40% de la economía mundial fue elaborado por el gran capital en apenas dieciocho meses. Los Estudio Avanzados del PNFH tienen VEINTICUATRO MESES de estarse gestando y todavía no hay alumbramiento; con el agravante de que la situación política de la revolución tiende a complicarse en el porvenir inmediato, lo que aleja más la posibilidad de implementar el cuarto nivel de duchos estudios.

 

En atención a lo expuesto, exhortamos al Ministerio de Educación Universitaria a imprimirle velocidad ejecutiva a este legado del supremo Comandante, pues, para los millones que seguimos comprometidos con los altos ideales de esta revolución, no nos queda duda de que sin historia insurgente, no es posible la construcción del socialismo en esta latitudes.

 

¡Con Chávez la historia se hizo cañón del pueblo!

 



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1090 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: