Consejos Estudiantiles vs Federaciones

En nuestro país, el tema de los Consejos Estudiantiles y las Federaciones en las universidades, ha sido sujeto de una amplia discusión, sin resultados fructíferos. Argumentos van de un lado, e incoherencias vienen del otro, pero en definitiva, no hay consenso que permita dar punto final a una discusión que ha llevado años en el tapete universitario.

Para el movimiento estudiantil de la derecha venezolana, no es muy difícil ponerse de acuerdo en cuanto al tipo de organización estudiantil que quieren, ya que, todos persiguen un mismo objetivo: desestabilizar al gobierno y adueñarse de las mafias que ellos mismos crean, para negociar cupos y becas, y es justamente en las federaciones que consiguen cumplir con ese tipo de inmoralidades.

Mientras tanto, desde la izquierda revolucionaria, quienes hemos sido consecuentes con el legado de nuestro Comandante Chávez y su visión política-estratégica dentro de las universidades, apostamos por la conformación de los Consejos Estudiantiles del Poder Popular como mecanismo de participación y democratización del estudiantado desde las bases, ya que, en definitiva, éstos vienen a irrumpir como organización ejemplificante en la ejecución de los planes políticos, sociales, culturales y reivindicativos de nuestras universidades, quienes han sido bandera en el proceso político contemporáneo de nuestro país y su devenir socio-histórico.

Sin embargo, no todos quienes estamos en este lado de la acera (o por lo menos eso creo), están a favor de los Consejos Estudiantiles del Poder Popular, pues manifiestan abiertamente y sin ningún tipo escozor, que apoyan las Federaciones y Centros Universitarios, e incluso apuestan por la creación de una que aglutine todos los movimientos estudiantiles de la Revolución, ignorando el legado del Comandante Chávez, a quien nombran reiteradamente en sus pobres, vagos y vacios discursos políticos. Y es que definitivamente es insólito que algunos que se hacen llamar revolucionarios, defiendan el modelo desgastado y viciado de las federaciones estudiantiles, que solo contribuyen  a generar mafias dentro de nuestras universidades. No quisiera pensar yo, que dichos personajes tienen intereses puntuales dentro del movimiento estudiantil revolucionario, y no precisamente reivindicativos, ya que, ésta masa amorfa federacionista, es otro esquema vertical de la IV República, que muchos que se ponen la camisa roja defienden, haciendo un ejercicio de ignorancia o interés.

Otros incautos, afirman que el debate entre Consejos Estudiantiles y Federaciones es solo una cuestión de "semántica", porque al fin y al cabo "significan lo mismo" ¡Imaginate tú! Dentro de poco comenzaré a pensar que las juntas de condominios y las comunas son exactamente lo mismo ¡Vaya disparate! A ellos, hay que explicarles que no solo no significan lo mismo, sino que son todo lo contrario, pues las federaciones plantean un modelo vertical donde el presidente de dicha organización toma todas las decisiones, y negocia cuestiones antiéticas, que nada tienen que ver con la masa estudiantil. Por su parte, los Consejos Estudiantiles del Poder Popular representan una estructura horizontal, y promueven la figura de voceros, quienes serán los encargados de elevar la voz de la base, en ejercicio pleno de participación y democratización de los esquemas universitarios.

Nos encontramos en un momento histórico que nos exige unidad de los patriotas, tal como lo decía el Comandante Chávez en su última alocución al pueblo venezolano el 8 de diciembre de 2012, y es por ello que todos sin distinción, debemos apuntar hacia la concreción de su legado político, y ello pasa ineludiblemente por cumplir con uno de sus sueños, los Consejos Estudiantiles del Poder Popular, ya que él mismo afirmaba que: "Sólo así podremos solucionar muchos problemas que no los resuelven sólo el Gobierno o las universidades. Se requiere la participación de los estudiantes", "Entre otras cosas, crearíamos los consejos estudiantiles del Poder Popular, porque estoy muy deseoso de, así como a través de los consejos comunales y otros entes creados por la Revolución del Poder Popular, existan los consejos estudiantiles del Poder Popular, para empezar a transferirles poder real, de autogobierno al movimiento estudiantil, porque solo así podremos solucionar muchos problemas". Estas palabras fueron pronunciadas por el máximo líder de la Revolución Bolivariana en días pretéritos a la discusión sobre la ley habilitante que regiría los Consejos Estudiantiles del Poder Popular. ¿Los que defienden a las federaciones habrán escuchado al Comandante? ¡Misterios de la ciencia!

Además de ello, los CEPP tienen un basamento jurídico que les da legimitimidad, ya que, en la Ley del Plan de la Patria 2013-2019 en su objetivo 2.2.7.3, señala: "Fortalecer la organización y participación protagónica de los jóvenes a través de la conformación de los consejos del poder popular juvenil, entre otras iniciativas". Es decir, es una cuestión profundamente ética al cumplimiento de la palabra y el pensamiento del Comandante Chávez.

Solo a través de los Consejos Estudiantiles, podremos dignificar la esencia del verdadero movimiento estudiantil revolucionario, que sea consecuente a los designios del pueblo universitario, que es quien verdaderamente conoce sus problemáticas y sabe cómo solucionarlas. Éstos significan además, la herramienta perfecta para el surgimiento de líderes de solvencia moral y honorabilidad, que acaben con ese esquema acabado federacionista, que impulsa estudiantes eternos, que duran 20 años o más en una universidad como falsos drigentes, porque tienen una macoya para sus propios intereses.

Los voceros del Poder Popular, debe ser por esencia, verdaderos líderes de buen rendimiento académico y sensibilidad social, siempre dispuesto a la construcción de la Patria Socialista, sin más interés que el colectivo, aquel que reside en la masa estudiantil, aquella que exige la edificación de una universidad cosificada en las causas sociales y en el nacimiento de un pensamiento crítico revolucionario, que defina en el horizonte político social la consolidación del modelo político socialista, más allá del academicismo propio de las hegemonías globalizantes que propone el capitalismo, mediante sus estructuras cuarto-republicanas antes nombradas. De manera que, también hay una marcada diferencia ideológica. ¿Notaron la diferencia entre Consejos Estudiantiles y Federaciones? Espero que sí.

luisguanipa94@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1217 veces.



Luis Fernando Guanipa Jiménez

Chavista crítico pero siempre leal. Cero medias tintas. Comentarista aficionado del Voleibol, Baloncesto, Fórmula 1 y Béisbol.

 LuisGuanipa94@gmail.com      @LuisFGJ

Visite el perfil de Luis Fernando Guanipa Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fernando Guanipa Jiménez

Luis Fernando Guanipa Jiménez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /educacion/a214550.htmlCd0NV CAC = Y co = US