Para mejorar el sueldo del profesor universitario

La reciente tabla de sueldos del profesorado universitario aprobada por el Ministerio de Educación Universitaria y los gremios docentes, está muy por debajo del valor de la Canasta Básica que de manera extraoficial anda rondando los 43.000 bolívares. Entendemos que dicha tabla responde a las limitaciones financieras del estado venezolano, provocadas por la abrupta caída de los precios del petróleo. Por consiguiente, no podemos esperar un nuevo incremento en el salario nominal pues el gobierno no cuenta con los recursos monetarios para tal fin.

Ante esta triste realidad de la agónica Venezuela rentista, se nos ocurre que los profesores universitarios pudiésemos mejorar nuestro salario real, implementando las siguientes opciones:

1.-De los 45 días de vacaciones escolares de agosto, cambiar 15 días por un bono nacional equivalente a dos meses de salario. Así tendríamos treinta días de vacaciones, pero con recursos monetarios suficientes para lograr un merecido descanso.

2.-Eliminar las limitaciones que las instituciones universitarias imponen a los profesores a tiempo completos y a dedicación exclusiva para que no desempeñen labores remuneradas o reducidas a un mínimo de horas fuera de su horario en la universidad. El tiempo libre del profesor es del profesor, y éste puede venderlo a quien mejor se lo remunere sin pedirle permiso a nadie.

3.-Autorizar a los profesores universitarios para que obtengan una remuneración adicional por la tutoría de tesis de pre y posgrado.

4.-Premiar a todo profesor con un bono académico por cada diplomado que culmine con éxito durante su carrera docente.

5.-Premiar crematísticamente a todo profesor que publique libros o artículos arbitrados.

6.-Las actividades de posgrado deben remunerarse de manera diferente a las de pregrado.

7.-De los proyectos que la universidad ofrece a la comunidad, debe tocarle a los profesores autores de los mismos, un porcentaje de lo percibido.

8.-Implementear un Mercal universitario que contenga alimentos, medicinas, librería, ropa, calzado, línea blanca y linera marrón.

Estas son algunas medidas que se pueden implementar a la brevedad posible que estamos seguros, redundaran en beneficio del escuálido salario real de los profesores universitarios y que al mismo tiempo, servirán para frenar el éxodo de profesores universitarios hacia la tentación bachaquista.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3064 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: