Alquimia Política

El Doctorado de Ciencias de la Educación de la UFT

Desde hace tiempo, cuando culminé mis estudios doctorales en la UCV y la UNERS, tenía la plena necesidad de compartir con los amigos de la Universidad Fermín Toro, esas experiencias investigativas y de reflexión que nos acerca más a la integración de lo académico al ámbito humano y terrenal. En esta oportunidad comparto con la academia de la UFT, actividades en el Programa de Doctorado en Ciencias de la Educación que, como dicen los documentos fundacionales del Programa, nació para responder a la necesidad de fortalecer el recurso humano investigador, necesario para generar conocimientos útiles que contribuyan a solucionar los diversos y múltiples problemas educativos nacionales, regionales y locales; producir cambios en el sistema Educativo Nacional y construir una sociedad democrática, sostenida en valores que garanticen el bienestar colectivo y la transformación social de la población venezolana.

Es decir, es un Programa de formación que modela investigadores de primera línea para ir dando respuestas objetivas a los problemas atinentes a la profunda crisis educativa y de valores que vive el mundo global. No es que en Venezuela haya crisis educativa, es una crisis mundial que va desde presupuestos paupérrimos hasta un desdoblamiento de la moral y ética en el ejercicio del acto educativo. Lo que sí es bueno aclarar es que el máximo nivel que estudia una persona es el Doctoral; se menciona estudios post-Doctorales, pero eso es ya actualización e inserción de Doctores en grupos de investigación, como título o grado académico propiamente dicho, no existen, no son útiles, solamente da caché decirlo, pero no suma nada más, salvo la experiencia y las nuevas herramientas a las que uno se adhiere para futuras investigaciones. Aunque a esas experiencias hay que sumar lo positivo de extender las relaciones humanas y sus competencias en la reflexión y proyección del pensamiento humano.

La UFT, ha creado un perfil genérico para los que aspiran entrar en el Doctorado; expresan que debe ser una persona cuyo interés fundamental sea comprender e interpretar la problemática educativa nacional, regional y local, tomando como guía, su variabilidad e interacción dialéctica con la sociedad. Ese participante en el Programa Doctoral de UFT, debe ser capaz de activar procesos de transformación y cambio de la realidad social del entorno que lo rodea, desde sus investigaciones que le permitan producir conocimientos. Claro está, la UFT, se compromete con dotar de habilidades y destrezas investigativas, a ese profesional que busca obtener un alto nivel académico, científico y humanístico para comprender, analizar e interpretar críticamente, la problemática educativa en tiempo de globalizado mundial, a fin de que lidere la inserción del país nacional en las nuevas realidades del siglo XXI.

En cuanto a la estructura Curricular del Programa Doctoral en Ciencias de la Educación de la UFT, éste está conformado por cuatro (4) componentes: Componente General, en el cual se dictan seminarios avanzados, caracterizado por proyectar una visión global de la filosofía educativa, desde sus avances y tendencias, hasta las realidades y posibilidades que existen en el Sistema Educativo Nacional y que es necesario proyectar. Está también el Componente Investigativo, orientado a la consolidación de las competencias y actitudes investigativas que definen a un profesional en el área educativa de los nuevos tiempos. Otro es el Componente Electivo, donde cada Doctorando elige en una oferta de hasta cuatro electivos el curso de su preferencia que coadyuve a mejorar el proyecto de investigación; en este punto tienden a seleccionar asignaturas por nombre vistoso y no por necesidad investigativa, se sugiere que se discuta a profundidad estos aspectos para alcanzar consenso de áreas de formación que vengan a alimentar pertinentemente los trabajos de investigación que cada participante se ha planteado abordar. Y el componente de Tesis Doctoral, que está referido a la elaboración de tesis Doctoral para su posterior presentación y aprobación conforme a las regulaciones establecidas por la UFT, donde, en la mayoría de los casos, no se alcanza un criterio uniforme acerca de las necesidades de investigación y las posibilidades reales, de cada Doctorante, en la realización de esa investigación.

Otro aspecto que ofrece la UFT, es un Sistema de Reconocimiento y Ciclo de Conferencias por lapso. Estas actividades especiales coadyuvan en el proceso de construcción de nuevo conocimiento y crean un vínculo crítico entre los participantes, sus formadores y los académicos. En cuanto a las líneas de Investigación, la UFT, registra dos de carácter principal: Educación para la participación y el Protagonismo Social; y Liderazgo para el cambio y la Transformación Educativa; esto no limita que hayan otras sublíneas que las refuercen, pero se destaca las dos mencionadas.

El Plan de Estudio, por componente, tiene asignaturas puntuales que van dándole forma a una postura del Doctorante hacia las investigaciones emprendidas. En el componente general está Epistemología de las Ciencias Sociales, en donde la teoría del conocimiento es presentada en toda su amplitud; igualmente está la asignatura Paradigmas y Teoría Educativa, en donde se hace un esfuerzo por presentar las visiones paradigmáticas modernas y su relación con el hecho educativo en cuanto a las herramientas de diagnóstico e interpretación de la realidad. Y la asignatura Redacción y Composición como Expresiones Intelectuales, que orientan a los Doctorantes, al acto de construcción de su propuesta doctoral, la cual, en el rigor de la palabra, debe ser pertinente de manera teórica y práctica, en el marco de la creación de nuevo conocimiento sobre un tema original.

En el componente investigativo, se dan las asignaturas: Métodos Cualitativos de Investigación Educacional, Métodos Cuantitativos de Investigación Educacional, Análisis del Discurso y las Tutorías de Tésis Doctoral; asignaturas orientadas a modelar el aparato metodológico del Doctorante mostrándole las bondades de los métodos existentes y la necesidad de crear, desde esa variedad de propuestas metodológicas, un nuevo discurso metodológico adaptado a la realidad de su objeto de estudio que quede como ejemplo para futuras investigaciones en el área de conocimiento escogida.

El componente electivo estará circunscrito a lo que ofrezca el Programa Doctoral, desde hace tiempo he ofrecido uno a las casas de Estudio donde he dictado talleres doctorales, y es Seminario sobre la Sociología Racionalista de Pierre Bourdieu, pero no he recibido aún aceptación al respecto. Por último, el componente Tesis Doctoral, es ya el andamiaje final de la propuesta de investigación del Doctorante, llevada a su materialización y conformación en un Discurso Doctoral.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4582 veces.



Ramón Eduardo Azocar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: