¿Cuál calidad educativa?, debatamos sobre lo poco que hemos logrado y cómo seguirlo mejorando Viceministra

La verdad es que cuando uno se va enterando del rumbo que comienza a tomar la gestión del Ministro Héctor Rodríguez en Educación Básica, comienza a preocuparse. Después de casi dos meses frente al Ministerio, apenas ahora es que comienzan a saberse hacia dónde apuntará la gestión del joven Ministro Rodríguez.

Según parece, el plato fuerte por ahora, será iniciar un debate nacional acerca de la calidad de la educación. La Viceministra para la Educación Soraya El Achkar, en evento Presidencial manifestó recientemente "Ya todos estamos comprometidos para ir salón por salón, comunidad por comunidad, para consultarle a todo el mundo sobre la calidad educativa", http://www.avn.info.ve/contenido/j%C3%B3venes-se-preparan-para-iniciar-consulta-nacional-calidad-educativa

Pero es que la idea no es tan novedosa como podría parecer, indagando un poco encontramos que ya en octubre 2013, hace 6 meses, el propio Presidente Nicolás Maduro aún en la fatídica gestión de la anterior Ministra de Educación, convocó en cadena a un debate nacional sobre el contenido y la calidad de la educación. Expresó  la importancia de que en dicho debate se incorporen las comunidades educativas,  los movimientos estudiantiles, los consejos comunales, las universidades y toda la sociedad.http://www.avn.info.ve/contenido/maduro-convoca-debate-nacional-sobre-contenido-y-calidad-educativa-venezuela. Consultada públicamente la Ministra de entonces, en sus declaraciones enfatizó en el debate curricular que fue lo último que intentó el M.P.P.E en su fatídica gestión, reiteramos.

Hasta aquí, se nos hace casi que obvio que la gestión del Ministro Rodríguez se enfocará en un asunto que lleva un tiempo discutiéndose entre posibles asesores del Presidente y que una vez definido, cómo parece ya lo está, se está ejecutando o comienza a ejecutarse, por lo que la Viceministra ha informado.

La verdad es que, después de 15 años de Educación Bolivariana, algunos, como este humilde servidor, no podemos sentir otra cosa sino que estamos perdidos o como que si  nos caímos del mundo y no sabemos cómo  se entra, parafraseando al maestro Galeano. ¿Un debate sobre la calidad de la educación en nuestros días no nos aproxima al viejo y caduco concepto de calidad que con el neoliberalismo fuimos dejando atrás en nuestro país?.

¿No deberá el Ministerio de Educación mantener aún sus mayores esfuerzos, recursos y expectativas en los dos avances más significativos que ha reportado la educación básica en los últimos años: el programa Canaima y la colección Bicentenaria?

¿Acaso el programa Canaima se va a reducir a entregarle computadoras a los niños y jóvenes de una vez y para siempre, sin que eso signifique sacarle el verdadero provecho al mero recurso que es  una portátil en nuestros días?

¿Acaso el programa de la Colección Bicentenaria no requiere de inmensos esfuerzos, aún por hacer, para revertir en las escuelas y liceos las prácticas culturales asociadas al uso de recursos de consultas (libros, revistas, consultas en línea, etc.)?.

Si lo que se ha planteando con ese tal debate nacional sobre la calidad de la educación, apunta a debatir los alcances y desafíos de los dos programas esenciales de la educación básica y media en estos días, habría que haber planteado la cosa de manera menos general y de forma más directa. ¿Acaso al plantearnos debatir el asunto de la calidad de la educación no dejamos asomar la visión tenocrática que hemos venido superando, desde el año 1.999,  desde la visión del humanismo democrático socialista que las ideas de L.B Prieto Figueroa nos legara y que se han implementado con la revolución?

Quizás si el debate nacional que se plantea en torno a la educación estuviera centrado en el tema de la paz y  la vida, podríamos aceptar que responde al contexto socio político de nuestros días, lo que además, apuntaría a impulsar la paz y la convivencia de niños, niñas y jóvenes, con sus pares y con sus adultos referentes, como prácticas cotidianas que apuntan al buen vivir de todas y todos en el marco de la institucionalidad vigente, pero más allá de eso enmarcados en el nuevo modo de sociedad socialista que democráticamente intentamos construir en plena y abierta contradicción con un tipo de sociedad que intentamos superar.

Una última cosa, la Educación Bolivariana comenzó a construirse y se avanzó bastante en ella. El Presidente Chávez insistió en plantear que todas las escuelas y liceos fuesen bolivarianas y bolivarianos, más adelante, no tenemos muy  claro por qué, la idea perdió fuerza. Es importante que se retome lo planteado en Educación Bolivariana, dado que hay grandes logros en esta materia, pero además vemos con preocupación que algunos programas como el Programa Alimentario Escolar (PAE), de las escuelas y liceos bolivarianos va en picada. Debe la actual gestión del Ministro Héctor Rodríguez abordar este asunto como una prioridad urgente.

Juan González.

jgonzingeniero1984@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1518 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a185288.htmlCd0NV CAC = Y co = US