Pildorítas 31 (año VI)

Residencias Estudiantiles, ¡qué hermosa obra!

Cuándo en nuestros tiempos, y en lo tiempos de muchos, no erramos si decimos que de millones, a algún gobierno se le ocurrió crear Residencias Universitarias, para aquellos estudiantes que tienen que realizar sus carreras lejos de su familia, pero que carecen de recursos para financiarse su alojamiento y alimentación. Tenia que ser en revolución época gloriosa en que lo extraordinario se hace cotidiano.

Este viernes pudimos presenciar a través de cadena nacional a las más altas autoridades inaugurar y entregar a un grupo de estudiantes de ambos sexos, unas instalaciones bellísimas, con todas la comodidades para que sean los pioneros de esta hermosa idea que deberá, así como la misión vivienda, o cualquiera otra de las misiones, extenderse a lo largo y ancho de la Patria. que vengan a resolver las dificultades que muchos profesionales de hoy, tuvimos qué padecer cuando nos formábamos lejos de nuestra familia.

Esto que sólo sucede en Revolución, lo vemos hecho realidad porque al frente ha habido un hombre con un pensamiento infinito y unas capacidades para detectar los problemas de su pueblo y buscarles solución y así eliminar los obstáculos que se ha encargado de colocarle en el camino a los pueblos el perverso capitalismo.

Esos muchachos y muchachas que tienen la dicha, después de una selección rigurosa, estudio social incluido, de convertirse en los primero residentes de esta obra que se pierde de vista, por su proyección, para garantizar aun más la formación de los futuros profesionales, son el vivo ejemplo que marca la diferencia con aquellos que dieron una vez más un triste espectáculo frente a la Embajada Cubana, que casi desemboca en la muerte de un transeúnte de la tercera edad que les reclamaba por violarle sus derechos al libre tránsito.

Esos muchachos y muchachas son la garantía de que habrá continuidad revolucionaria por muchísimo tiempo y es porque ahora sí se invierte el dinero en el pueblo, es porque ahora si se está sembrando el petróleo, pues esta es una obra de PDVSA, empresa que como bien sabemos antes parecía una fortaleza inexpugnable para el pueblo que nada tenia que ver con las necesidades del pueblo, pero si para llenarle los bolsillos a los grandes capitalistas de aquí y del mundo.

En fin esta obra tiene tanta trascendencia, que es un duro golpe para la derecha política y mediática que siempre niega todo lo positivo que hace la revolución, y que en este caso es una obra de alto impacto social.

Las diferentes intervenciones que vimos y oímos de jóvenes beneficiarios, profundas, sentidas, con frases bien construidas, Capriles debería oírlos a ver si aprende, son una muestra enorme de que este país tiene el futuro asegurado y que el slogan “Chávez somos todos “ que tan profundamente se ha arraigado en el corazón patrio, hoy es una realidad en el corazón de muchos, sobre todo jóvenes que formados en revolución serán un muro de contención infranqueable para que aquí jamás puedan regresar los saqueadores de la Patria y los destructores de los valores y principios de nuestro pueblo.

Ojala y esta obra como lo dijo el Vicepresidente Maduro, se multiplique a lo largo y ancho del país, en cada estado y más ahora cuando tenemos en casi todos los estados del país gobernadores bolivarianos. Esto es casi que otra misión y como tal tiene el futuro asegurado. Bienvenida y gracias a Dios y a Chávez.

saulmolina2006@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2074 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: