A propósito del editorial de ayer en Tal Cual

A los jóvenes del festival: no le crean a Chávez, créanle al señor Teodoro

Creo que el sentido común y la subestimada inteligencia que le confiere la derecha al Pueblo Bolivariano está por encima de lo que se me ocurre a continuación: según su editorial Chávez no ha hecho nada, pero qué ha hecho usted, señor Teodoro !

Siéntanse en su casa muchachos, están en un país donde se vive un proceso inédito que desde el año 1989 viene construyendo otra historia; contradictoria, pero marcada por la voluntad de cambio de un pueblo convertido en huracán revolucionario. Entren en los barrios, conozcan y hablen con su gente, allí entenderán esa loca consigna que se voceaba a inicios del gobierno de Chávez: ¡ Con hambre y sin empleo con Chávez me resteo ! Esa no la puede entender el señor Teodoro ni parte de esa izquierda manualezca como la definió Ludovico Silva y hoy convertida en derecha. Por cierto, los mismos que introdujeron que era pasado de moda hablar de derecha o izquierda, ni de lucha de clase, ni de antiimperialismo, mucho menos socialismo, los que hoy dicen que Chávez es un desfasado histórico.

Esta película en Venezuela no ha terminado... es para agarrar palco y ahora es que faltan caretas por caer. Seguramente para los eruditos y estudiosos de proceso sociales esto parecerá una exageración, pero Chávez en la práctica se ha convertido en un referente de izquierda en el mundo. Y los cambios no evolucionan hacia la derecha, tienden a la izquierda y entran en revolución cuando los pueblos hastiados voltean instituciones, gobiernos o regímenes al servicio de la lógica capitalista. La voluntad de cambio de los pueblos se ubica en la izquierda y aquí en Venezuela de manera recurrente sucede algo extraordinario con Chávez y su vinculación con las bases: cada vez que se coloca a la izquierda deja rezagado a los partidos y lideres que lo acompañan, casi jugando centro y a veces a la derecha. Aquí la película continúa y cuidado si ya no queda espacio para la derecha, sin que esto signifique su eliminación física sino su exagerada disminución política.

En cuanto al contenido del editorial, suena así como no le crean a Chávez, créanme a mi. Suena a chisme para llamar la atención de muchacho chiquito y este señor, con todo respeto, ya es un mayor con mucha experiencia política para cometer este tipo de errores editoriales. Si va a ser el candidato de la derecha está arrancando bien, dentro del estilo tradicional.

Para terminar y quedar en paz se podría decir :

Estamos mal ( según Teodoro ), ¡ pero vamos bien !

Y a ustedes, jóvenes del mundo: un fraternal abrazo revolucionario del Pueblo Bolivariano.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4471 veces.



Juan Afonso


Visite el perfil de Juan Afonso para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas