La UNA debe asumir el Plan Bolívar 2013-2019

Los resultados electorales del 7-O y del 16-D han arrojado una conclusión evidente: Las mayorías nacionales están decididas a apoyar la oferta electoral de la Revolución Bolivariana para el periodo 2013-2019. Frente a este incuestionable hecho político, todos los aparatos del Estado tienen que acoplarse a la libre decisión de los venezolanos. En consecuencia, la universidad pública que se alimenta de la renta petrolera redistribuida por el Estado, esta inexorablemente sometida a los dictados de este ente rector de las política educativas. En tal sentido, vemos con mucha preocupación que desde 1998, la Universidad Nacional Abierta (UNA), ha continuado con su periclitada y obsoleta oferta académica inicial y llenándose de vicios que le han conferido y disminuido título de “liceo grande”. Sin embargo, por la potencialidad que encierra su metodología de enseñanza, consideramos indispensable hacer un gran esfuerzo político para salvar este ensayo de praxis universitaria que bien pudiera resolver en gran parte, el cuello de botella en el que se está metida la educación superior en estos tiempos bolivarianos.

En base a estos presupuestos consideramos de urgente necesidad la intervención de esta Casa de Estudios parte del MPPEU, a fin de ponerla a tono con la voluntad política del pueblo venezolano. Las razones que justifican este trascendental paso político serían las siguientes:

1.-Revalorización del personal académico activo y jubilado que labora en la institución.

2.-Superar del marasmo de la gerencia media.

3.-Diseñar de un sistema de evaluación éticamente blindado.

4.-Aplicar de una tecnología educativa de última generación.

5.-Establecer unas series de convenios institucionales que viabilice el proyecto UNA.

6.-Desarrollar una revolucionaria visión en materia de extensión universitaria.

7.-Una audaz oferta de pregrado y de postgrado, donde los estudios de la historia de Venezuela y la creación de la teoría de la construcción socialista estén debidamente acreditados.

8.-Formar de un recurso humano que contribuya a materializar la transición al socialismo de manera pacífica.

9.-Contribuir a la implantación de la comunalización de la educación universitaria.

10.-Propiciar la descentralización del proyecto UNA.

11.-Corregir los vicios administrativos y académicos que han permeado a la institución durante sus años de existencia.

Tal como podemos apreciar, la una repotenciada desde el ministerio de Educación Universitaria, fácilmente puede aspirar a convertirse en la Institución insignia de la Revolución Bolivariana, pues, está preñada de potencialidades que bien pueden ponerse al servicio las clases humildes de este país.

@Trómpizpetróleo

trompizvalles@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2050 veces.



Humberto Trómpiz Valles

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: