Óptica Malaver

Súmate a las primarias

El diputado suplente, Ricardo Sánchez, estaba leyendo Critica de la Razón Pura, de Emmanuel Kant, y justo cuando leía “la cosa en sí”, repicó su blackberry. Era María C. Machado que lo llamaba: “Ricardo, chico. Tienes que salir a la calle a luchar a mi lado, porque ya Ramos Allup nos está ganando en todo el país. Te la pasas estudiando”. Sánchez pensó que con esa última frase, la diputada principal, María C. se lo estaba vacilando, pero sin embargo le dijo: “Vamos a reunirnos y nos ponemos de acuerdo para ver qué hacemos con tu candidatura”. “Okey Ricky, vente a mi casa y nos vemos aquí”.

El comando estratégico de campaña de la diputada principal María C, también estaba reunido viendo los videos de las últimas entrevistas de Ramos Allup y leyendo también en la prensa lo que el viejo líder adeco había declarado. Uno de los asesores, enviado de EE.UU., tomó la palabra en perfecto español: “Estamos perdidos, ese señor Ramos tiene todo el poder de la oposición, es decir, tiene lo que hay que tener para tomar decisiones, nosotros solo tenemos a María C, pero eso no es suficiente”. Otro asesor, este venezolano, señaló que “también tenemos a Ricardo Sánchez, que es un estudiante muy aplicado”. “Con ese no contamos para nada, pero debemos usarlo para ponerlo en el movimiento estudiantil para ver qué puede hacer”. Dijo el asesor gringo.

En la casa de María C la señora del servicio escuchó cuando ella invitó a Ricardo Sánchez a la casa, entonces buscó al mayordomo y le dijo: La señora María invitó al gordito a una reunión aquí en la casa, entonces tenemos que preparar muchas cosas porque ese muchacho come mucho” “Y uno esperando que se sume a la huelga de hambre, pero ese no es pendejo”. La conversación fue interrumpida por un llamado desde la sala de la casa; “Ambrosia, prepara los platos que le gustan a Ricky, que viene más tarde por aquí”.

Ricardo Sánchez cerró el libro Crítica de la Razón Pura, y se dijo: “Listo, hasta ahora no he entendido nada, pero anoté una buena frase para sorprender en la Asamblea, como lo hizo el compañero Ismael García cuando citó a Esting”. Se acercó al espejo, se peinó y “ya estoy listo para ir a comer donde mi diputada principal”.

El chofer del diputado le abrió la puerta de la Gran Blazer y este entró y dijo: "A la casa de María C, Gregorio”. Cuando llegó a la casa el mayordomo lo llevó hasta la sala. Un retrato de Bush dándole la mano a María C adornaba la sala. Sánchez se arrodilló ante la foto y en eso momento entró la diputada principal: “Déjate de tonterías, Ricky”. El diputado suplente se levantó. Se alisó el pantalón y le dio un beso a María C. “cuidado que me pegas el AH1N1”.

En ese momento sonó una alarma en la computadora que estaba en al sala y la diputada se acercó. “Es mi comando de estrategia que me está enviando un informe, Ricky. Y vemos qué me dicen”. “Esa gente gana demasiado dinero para lo que hacen, María”.”No, amigo, esa gente la paga el imperio, como dicen los chavistas”. “Y ¿qué te dicen?” “Aquí está una frase en mayúsculas: Súmate a la campaña electoral para las primarias porque Ramos Allup nos está ganando de calle”. Y los dos diputados salieron a ponerse en campaña.

robertomalaver@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3905 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición