Diálogo, huelga de hambre y protesta de los trabajadores y trabajadoras universitarias

En su Mensaje Anual al Parlamento, 2010, transmitido en Cadena Nacional, el Camarada Hugo Chávez, además de darles la bienvenida a los opositores apátridas, en tono conciliador les tendía la mano en los términos siguientes: “Han llegado ellos y ellas en una irrupción del otro, pues bien, bienvenidos–: “La irrupción del otro puede ser la inauguración de un proceso que debe comenzar por la comprensión”. No necesariamente el entendimiento en todo, no necesariamente el acuerdo, no. Se refieren a la comprensión, que nosotros realmente los comprendamos a ellos y a ellas; y que ellos o ellas nos comprendan a nosotros porque todos somos venezolanos, venezolanas y estamos en este mismo territorio. (Aplausos). Ni ustedes se van a ir de aquí ni nosotros tampoco, sería malo decirlo pero estamos como condenados, una condena bonita, destinados, más bien, es la palabra. Aquí estamos y creo que esta es una buena oportunidad…”, para palabras más adelante de su discurso emplazarlos: “Hay la diplomacia, hay la política, seamos políticos. Hagamos verdadera política. Ustedes, señores diputados y diputadas, ministros y ministras, hagamos política…”, una invitación presidencial que recibiría como respuesta solo odio y solicitudes de desmontar lo que ha avanzado la Revolución Bolivariana en beneficio de nuestro pueblo. Y como dijo el camarada Chávez, en alguna oportunidad, entre un amigo y mis principios, me quedo con los principios.

Y así fue, la actitud torpe de una oposición que vió en las palabras del camarada Chávez, una oportunidad para revertir algunas de las políticas que afectan sus interese económicos y políticos, pero que benefician al pueblo, se tropezaron con una barrera inquebrantable, su férreo compromiso en aras de garantizar la mayor suma de felicidad a su pueblo y, principalmente, por los más débiles, los pobres de nuestra Patria. Demarcaba así, el camarada Chávez, su concepción de diálogo con la sociedad venezolana y, en particular, con los oposicionistas apátridas.

Esta línea de acción que dictaminaba el Presidente de la República a sus colaboradores/colaboradoras más inmediatas, los ministros y ministras, no ha sido comprendida en su verdadera dimensión política, un buen ejemplo que ilustra nuestra apreciación, es la actuación de la ministra universitaria Yadira Córdova. Esta compañera, una vez que se instala en el despacho del Mppeu, orienta su accionar a la búsqueda del diálogo con el sector universitario, priorizando su agenda, en reuniones con los rectores/rectoras, vicerrectores/vicerrectoras, consejos universitario de la UCV, universidad que, por cierto, copa el escenario de reuniones de la ciudadana ministra universitaria. Es así que, en senda reunión sostenida con el Consejo Universitario de la UCV, éstos le manifiestan su acuerdo en eliminar las pruebas internas y en su lugar le proponen unas supuestas pruebas aptitudinales por áreas de conocimientos, que al analizarlas en su contexto, no son más que las mismas pruebas anteriores, solo que se les cambia el nombre y se les actualiza su precio, a la nueva unidad tributaria, y se anuncia con bombos y platillos, como un primer logro del diálogo universitario.

La oposición universitaria, adopta con la ministra aquella política imperial, implementada por Carter en su período gubernamental como presidente del imperio, llamada por algunos como “de la zanahoria y el garrote”, mientras por un lado, se muestran como dialogantes, por el otro propician las protestas contra el gobierno; y ello se expresa en la huelga de hambre iniciada por jóvenes estudiantes opositores en la sede del Pnud, organismo de Naciones Unidos, exigiendo nada y nada menos, que mayor presupuesto para las universidades, aumento salarial y pago de deudas. Acción de protesta que, apenas iniciada, comienza a recibir el apoyo solidario, de aquellas autoridades rectorales que se venían reuniendo, cotidianamente, con la ciudadana ministra universitaria. La ministra universitaria, incluso abre la posibilidad de reunirse con esos grupos estudiantiles, supuestamente en huelga de hambre, solo que éstos se niegan, a reunirse con ella.

Mientras la apertura al diálogo, por parte del Gobierno Revolucionario, lo orienta la ciudadana ministra hacia la oposición universitaria; los excluidos del mismo, los trabajadores y trabajadoras universitarias, no les queda otra opción, para ser oídos, que la de tomar las calles y ejecutar los métodos de protestas, previstos en la Ley, marchas, paros y tomas de sus espacios de trabajo, las universidades. Es así, que los sindicatos y federaciones comprometidas con sus trabajadores/trabajadoras afiliadas, inician acciones de calles que comienzan a llamar la atención en el Alto Gobierno, invisibilizadas como estaban, hasta ese momento, comienzan a disputarles tanto a las autoridades rectorales como a los/las estudiantes opositoras en supuesta huelga de hambre, el protagonismo que los medios de oposición les habían dado.

Dos semanas de protestas de las federaciones y sindicatos clasistas, Fetrauniversitarios y Fenasoesv, han desplazado del protagonismo mediático a los/las jóvenes opositoras, supuestamente en huelga de hambre, en los espacios del Pnud. También han permitido, derribar esa pretensión de la ministra universitaria Yadira Córdova, de discutir las reivindicaciones legítimas de los trabajadores y trabajadoras universitarias, con los rectores y rectoras de las universidades, convirtiendo a éstos/éstas en interlocutores válidos de la clase trabajadora universitaria, pretensión que, en todo caso, es contraria a nuestra Constitución y demás Leyes de la República Bolivariana de Venezuela.

Estas acciones de protestas, conducidas por las federaciones y sindicatos clasistas, Fetrauniversitarios y Fenasoesv, ya han motivado la realización de dos sendas reuniones entre su dirigencia y representantes del Alto Gobierno; una primera, en la Vicepresidencia de la República y otra, en la sede del MPPEU. Esta última, por cierto, permitió la concreción de sendas Mesas de Trabajo en que trataran, representantes de las Federaciones de Trabajadores/Trabajadoras y del Gobierno, alcanzar fórmulas de acuerdo en lo referente al aumento salarial, las deudas pendientes y pasivos laborales. Asimismo, Trabajadoras/trabajadores y representantes del Gobierno intentarán llegar acuerdos en otros acuerdos en otros temas de igual importancia, como la Transformación Universitaria, Sistema de Carrera de los Trabajadores y Trabajadoras, Contraloría Social prevista en la LOE, Tercerización y Previsión Social. Con ello queda en evidencia, una vez más, lo que el movimiento de los trabajadores y trabajadores ha constatado a través de toda su historia: que solo su movilización independiente de la burguesía y de la burocracia estatal, les ha permitido el logro de sus reivindicaciones más sentidas, y entre ellas, su sobrevivencia como clase!!!


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Henry Alfredo Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a120156.htmlCd0NV CAC = Y co = US