"No acateremos"

Este es el país de las reputaciones consagradas y las nulidades engreídas.

Manuel Vicente Romerogarcía

El 31 de diciembre de 2010 la Rectora Magnífica y otras autoridades de la UCV, la Casa que Vence las Sombras, encabezaron una manifestación embanderadas por una erudita pancarta que proclamaba:

Así, en mayúsculas corridas: “POR RESPETO A LA CONSTITUCIÓN NO ACATEREMOS LA LEY. APUCV”.  (ver pancarta-haga click-http://www.aporrea.org/internacionales/n172392.html)

Ahora bien, suelo ser bastante indulgente con los llamados errores de lenguaje. Será porque llevo años estudiándolos y porque Ángel Rosenblat me enseñó que no siempre son errores, no son mal de morir y más bien sirven para detectar lo que llamaré anomalías, procesos de cambio en curso, inestabilidades, como el caso del verbo haber usado como personal, en *hubieron poquísimos manifestantes el 31 de diciembre de 2010 en la UCV http://is.gd/jZmCN.

Normalmente los errores son de esa naturaleza, sobre todo de parte de personas sin poder, como el de la neutralización de las líquidas, que solo hacen argunos. En Venezuela está mal vista esta neutralización, o sea, confundir los sonidos representados por la l y la r, porque lo hace gente pobre, pero no se censura la ahpiración de la s en posición final de sílaba o palabra porque eso lo hacemoh todoh en Venezuela, salvo en Los Andes, incluyendo a nuestra cultísima burguesía, como el eminente dequeísta Carlos Fernández, que durante dos meses de paro patronal hace ocho años maltrató no solo a Venezuela sino la gramática cuando decía yo creo de que y otros comportamientos no autorizados por la Real Academia Española. Ah, el Presidente Magnífico de la Federación de Centros Universitarios Diego Scharifker, futuro erudito de la Patria, llamó el 31 a jurar de que… Claro, el caso del queísmo y el dequeísmo es otra anomalía que ocurre hasta en las mejores familias. Tiende a desaparecer en Venezuela, por cierto http://is.gd/jZmCN.

Y no hablo de los errores ortográficos porque casi todos son provocados por las inconsistencias de la Real Academia Española http://is.gd/jZER8.

Pero no logro ubicar este caso de acateremos en ninguna anomalía, como no sea en la doctísima Plaza del Rectorado. Porque aunque el error está escrito, no es de ortografía sino más bien de morfología, es decir, de estructura de la formación de palabras.

Pero defendamos por caridad a estos pobres ignorantes.

El uso del verbo acatar está instalado casi siempre en contextos jurídicos y políticos. Así lo registra el Diccionario de redes (2004) de la Real Academia Española, dirigido por Ignacio Bosque, Madrid: SM, p. 52. Es decir, no es uso digamos que popular, aunque es palabra bastante conocida por casi todo hispanohablante. Tú la conocías, ¿no? Pero no escribirías acateremos, aunque tal vez lo harías si eres profesor de esa Casa Que las Sombras Vencieron. Desde la Colonia se ha dicho jocosamente que “se acata pero no se cumple” ante casi cualquier orden superior. Pero seguía siendo palabra de funcionario. No forma parte exclusiva de ninguna jerga docta, solo digamos que está estadísticamente volcada hacia el uso docto, lo que obliga a los doctos de la UCV a usarlo correctamente, cosa que, como ves, no hacen porque es mentira que son doctos. Ya en la Renovación universitaria de 1969 denunciamos la farsa de muchos pelucones académicos con pies de barro, generalmente dados al fariseísmo de izquierda, oportunistas apelotonados hoy en la ultraderecha.

En todo caso acatar se conjuga, según el Diccionario de la Real Academia Española, también llamado DRAE, del modo indicado en http://is.gd/jZou1. Ahí dice clara y distintamente que la forma de futuro de primera persona plural es acataremos. Eso de acateremos no figura en ningún texto de gramática. Un caso, pues, inusitado, un άπάξ λεγόμενον (hápax legomenon), es decir, una palabra que en una lengua aparece una sola vez. ¿Quién escribiría eso de “no acateremos”?  No sé, la APUCV lo firma y la Rectora Magnífica lo avala al presidir la marcha detrás de la pancarta en pleno centro. Ya la academia, la venezolana al menos, no sirve de referencia para saber qué es el “buen decir”. Solo sirve para mal decir.

Y aquí está el problema: la actual y engreída jerarquía universitaria de oposición se ha arrogado la exclusividad de la excelencia académica. Supongo que se refiere a la excelencia de Stalin González o la de Ricardo Sánchez, estudiantes contumazmente repitientes que han sido elevados a la máxima jerarquía escolástica solo porque son plegadizos a la voluntad irresistible de una Rectora que siempre prodigó en la Facultad de Odontología paradigmas de tolerancia académica y política. Pregunta y te contestarán.

Pero, para agravar la situación de estos pobres ignorantes, hay que decir que acusan a los chavistas de “chaburros”, es decir, de ser gente tosca, rústica, palurda, ignorante, grosera, inculta y no sé qué otros adjetivos descalificativos como los empleados por Ramos Allup.

Nos recuerdan, como si eso los disculpara, que una vez Chávez escribió adquerir en lugar de adquirir, que es la forma moderna. Chávez ha podido empecinarse en porfiar que, aunque por pura casualidad, adquerir es una forma antigua y por tanto admisible en nuestro español venezolano arcaizante, como ansina, fonda, jalar o jierro, pero no, Chávez reconoció su error como ha hecho siempre desde el 4 de febrero de 1998. La Rectora Magnífica, en cambio, no lo admite y sostiene con todo desparpajo que con tal de que se entienda acateremos no importa. La UCV es el Alma Mater, ‘la madre nutricia’, es decir, la madre de la excelencia http://is.gd/k0lFv. Pero ¿no es más bien la madre de la ignorancia? Qué triste, a la UCV el malandraje académico la convirtió en un asylum ignorantiæ.

El propio bochorno, una más de la larga y creciente lista de derrotas perfectas que se autoinflige la oposición.

Lecturas complementarias

La Real Academia tiene mala ortografía http://is.gd/jZER8

El Estado del golpe http://bit.ly/h7rTN8

Mal decir http://bit.ly/gQ1e1j

Chaburros http://bit.ly/bSRq8n

Una derrota perfecta http://bit.ly/fOGS3P

Derrotas perfectas http://bit.ly/grZOsK

roberto.hernandez.montoya@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11543 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a114969.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO