El Mono Universitario y Fideicomisario

El “mono" fideicomisario o mora universitaria se viene arrastrando
exponencialmente desde los mal recordados años del ex Presidente Carlos
Andrés Pérez (1975), quien, luego de entusiasmar y lograr
el voto del trabajador universitario, permitió que sus ministros y una
burocracia harto corrupta incurrieran en la mayor mora administrativa que
se recuerde del siglo pasado y hasta desde más atrás.

Claro, se trata de acreencias de los “pendejos”, porque el Estado venezolano y
sus gobernantes están al día con las entidades financieras internacionales e imperialistas.

Pasaron 25 años sin cobrarse un centavo por ese concepto, salvo un
mezquino anticipo anual, equivalente a un mes/salario que desde unos pocos
años, antes de la llegad del Presidente Chávez, la Universidad venía
enterando en los siempre menguados bolsillos del docente y trabajador de
mayor rango sociológico del país.

Una de las primeras acciones positivas emprendidas y adelantadas por el
Presidente Hugo Chávez fue honrar el "mono" universitario, una parte
importante cualitativa y cuantitativamente de la Deuda Social recibida
cuando él asumió el Poder, según una de las más populares promisiones
de su exitosa campaña preelectoral.

Efectivamente, desde el año 2003, si mal no lo recordamos, la Administración
chavista empezó a ponerse al día con esta porción de la Deuda Social , misma DS
que fue parcialmente honrada durante la gestión del muy connotado y recordado
Profesor Samuel Moncada.

Ya para el año 2005 muchos profesores fueron jubilados y justamente
recibieron su liquidación completa, en un solo acto de finiquito,
incluyente de "Prestaciones Sociales y Fideicomiso causados a la sazón.

Dichas cancelaciones, por cierto, desdijeron mucho de la mora que siguió
abultándose para personal de años de más atrás. Por ejemplo, el personal jubilado
de los años 1998-2001 apenas recibió por goteo o chiveadamente el monto de
sus prestaciones, y una parte (40%) del Fideicomiso correspondiente. Por cierto,
se trata de un artilugio financiero perjudicial para los jubilados, pero que nadie
chista por aquello, de “agarrando manque sea fallo”.

Este personal, debió haber recibido su 60% restante (sumado al monto de
nuevos intereses capitalizados por nueva mora) antes de que otros
trabajadores de menor antigüedad recibieran íntegra su paga. Por el
contrario, ese personal de los años citados sigue a la espera de Dios y de
la buena voluntad y poder decisorio de quién en el Gobierno tome cartas en
este asunto

Claro que ese "mono" lo han alimentado y robustecido los Honorables
Ministros que sucedieron a Moncada, y a estas alturas esa DS casi nuevamente
se ha duplicado con cargo al Fisco Nacional, y por la irresponsable
parte de las autoridades competentes.

Creemos, y ojalá estemos equivocados, que ese dinero fue debidamente
presupuestado por el Ministerio de Educación, a secas, y hoy Ministerio de
Educación Superior.

De resultas, nos preguntamos: ¿Por qué no se les ha cancelado la
diferencia pendiente a esos jubilados de los años 1998-2001?, ¿quién está
“ñemeando” con esa cuantiosa masa de dinero que cada día se
acrecienta más y más por concepto de intereses capitalizables?

Obviamente, alguien o algunos se están lucrándose ilícitamente y hasta
penalmente con esa acreencia universitaria, mientras y en paralelo
el Estado se endeuda más y más, irresponsable e indebidamente.

Por todo ese cuadro de irregularidades, sugerimos a quienes puedan
sensibilizarse en estos momentos de tanta alharaca administrativa contra la
Corrupción que esta penosa y delicada situación de usurpación de dinero
ajeno cese con la mayor brevedad posible.

marmac@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2349 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: