Diario de una Cuarentena: Capítulo Trescientos Ochenta y Dos

Alerta con el incipiente ataque económico que comienza a despuntar

A 787 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en el inicio de la semana 113 de esta contingencia, y siendo el miércoles 11 de mayo de 2022, trataré un tema extremadamente importante, y que espero pueda constituirse en una necesaria alerta.

En un grupo de telegram, alguien alertó sobre el salto que ha venido dando el denominado dólar en el mercado paralelo. Que después de haber pasado 4 meses estabilizado, (rondaba los 4,50 bolívares por dólar) desde la semana pasada saltó a 4,95 y hoy, 11 de mayo a la 1 pm que es cuando cierra la cotización de la divisa estadounidense, cerró en 5,07 bolívares por dólar.

Pero un joven que maneja el tema de las criptomonedas, cuyo nombre me reservo, señaló tal vez en un gesto de ignorancia supina, que ese aumento se debe a la entrada en vigencia de la reforma de la Ley del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) que coincide con el planteamiento de Fedecamaras y todos los gremios empresariales enemigos de la patria.

No soy economista ni pretendo serlo, pero no hay que ser un sesudo analista para entender que la estabilidad del dólar lograda durante este lapso de tiempo se debe a que como el país ha venido obteniendo mayores ingresos por la venta de petróleo, pese a las medidas coercitivas de EEUU, eso le ha dado más divisas al Banco Central de Venezuela (BCV) para realizar "intervenciones cambiarias", es decir ofertar dólares a quienes los necesiten, para así mantener estable el tipo de cambio. Claro lo malo es que con esto se van quemando reservas internacionales, pero bueno, el riesgo bien lo vale.

Lo cierto del caso es que al no continuar el BCV realizando estas intervenciones cambiarias, nuevamente el dólar ha comenzado nuevamente su tendencia alcista. Aplica lo que la profesora Pascualina Curcio ha indicado como la manipulación del tipo de cambio como arma de guerra económica.

Además de ello, si algo hay que destacar de la entrada en vigencia de la reforma de la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras es que ha ido en una estrategia audaz e inteligente del Ejecutivo Nacional y del Presidente Maduro, de ir desdolarizando la economía venezolana, fortaleciendo al bolívar. Hasta los analistas más conspicuos de la oposición han indicado que en el último mes se ha ido incrementando el uso de bolívares dentro de las actividades económicas venezolanas por encima del dólar. Incluso se está dejando de dar precios en dólares.

Además de ello, si cobras en dólares, lo correcto es que también esas ganancias y esos dólares lo retribuyas al país en tus contribuciones o impuestos. Sería lo lógico y lo justo de acuerdo a nuestras leyes.

Pero además de eso, el Presidente Maduro anunció en el mes de marzo en el marco de la clausura del II Congreso de la Clase Obrera sobre la existencia de un plan para un aumento gradual, paulatino, progresivo, pero sobre todo sostenible del salario y de la recuperación del ingreso de la familia venezolana, y aumentó medio petro ese salario mínimo.

No conforme con ello, días después Francisco Torrealba anunciaba al país que no se descartaba que el 1 de mayo el presidente Maduro pudiera decretar otro aumento de salario. Todo ello dentro del marco del plan que acabó de mencionar someramente en el párrafo anterior.

Pero producto de la Comisión de Encuesta de la OIT (la cual me referí en la edición anterior de esta columna) vino al país una delegación de la OIT a finales de abril, a reunirse tanto con los empresarios, representantes del gobierno y de los trabajadores en el marco del diálogo social y de poder realizar ese decreto de aumento salarial. Lamentablemente no hubo acuerdos, la referida delegación de marchó del país (debe volver en septiembre de este año) y el aumento del otro medio petro quedó en veremos.

De hecho Maduro tenía el decreto listo para ese aumento tan esperado, pero en el marco de los diálogos que se están haciendo más el asedio internacional que hemos tenido y aun tenemos, en esta oportunidad hubo que ceder y no proceder al aumento que muchos y muchas estábamos esperando.

Ahora bien, luego de que el inefable Jorge Roig, flamante miembro del Consejo de Administración de la OIT hiciera sus comentarios sobre estos aspectos no sin antes destilar su piquetes y el veneno contra el Ejecutivo y la clase trabajadora. Observamos como nuevamente el ataque económico ha comenzado a descollar nuevamente.

No conforme con desinformar y manipular la aplicación de la reforma de la IGTF para seguir subiendo precios, cuando tuvimos desde el año pasado y durante 4 meses el dólar estabilizado, ahora con esta especie de congelación del salario, nuevamente recurren a la manipulación del tipo de cambio de la divisa norteamericana para volver a precarizar las condiciones de vida de la población venezolana.

Es importante hacer este llamado de atención y que el Ejecutivo Nacional tomé cartas en el asunto de manera inmediata.

Pero quiero permitirme realizar la siguiente reflexión.

Cuando uno comienza a ver este tipo de asalto producto del desgobierno, esta confabulación o conspiración colectiva de los gremios empresariales y sus soldados, los comerciantes, entonces es cuando a uno le provoca decirle, con mucho respeto al camarada presidente Nicolás Maduro : ¿Por qué camarada teniendo una AN de 4/5 partes, no pide habilitación a la AN para gobernar durante seis meses mediante decretos leyes como lo hizo en su momento el Comandante Chávez? Y se lanza 5 decretos tipo Chávez y ponemos a rodar a todos aquellos y aquellas que quieren hambrear a nuestro pueblo. ¿O qué es lo que pasa?

¿Se acabaron las balas? ¿Ya no hay más balas para defender al pueblo del ataque económico de la burguesía? Entonces que la AN le otorgué más poderes, pero no podemos dejarnos arrebatar logros y conquistas que hemos obtenido y que esta estabilidad que estamos logrando, 4 oligarcas vengan a truncarla en dos días.

Hay que descabezar de manera temprana a los conspiradores económicos que ya empiezan a despuntar, y nosotros o gobernamos o no gobernamos como decía Chávez. Ya casi en año y medio tenemos las elecciones presidenciales de 2024. Hay que agarrar al toro por los cachos y decirnos las cosas por todo el cañón.

Particularmente es lo que haría porque nos la estamos jugando a Rosalinda, y eso lo sabe muy bien el enemigo de clase.

Por eso los que nos definimos como ultra izquierda, nos catalogan de "ultrosos" estamos lejos del poder, porque con el poder en la mano somos peligrosos.

Por eso es que Fidel Castro Ruz no se equivocaba: "O es, o es". No había medias tintas ni culipandeo. No es que "vamos a ver", no, se actuaba de manera inmediata ante amenazas como estas. Y las cosas tienen que ser porque tienen que ser o si no esto se lo puede llevar quien lo trajo.

En todo caso seguiremos en estas trincheras y estas batallas, sin dejar de entender que la batalla es más de paciencia, de sabiduría que de cualquier otra cosa. En estos momentos, más que tener conciencia lo que hay que tener es sabiduría y paciencia, una mezcla de todos estos elementos juntos para que prevalezca la paz, porque si no, bueno, esto podría terminar quien sabe en donde.

Lo dejo por ahora hasta aquí.

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y patria socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 927 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: