La nueva expresión monetaria y la cantidad de bolívares

Cuando usted el 1ero de octubre chequee su cuenta bancaria notará que lo que el 30 de septiembre eran, por ejemplo, 50.000.000 de bolívares soberanos (BsS) pasarán a ser 50 bolívares de los digitales (BsD). No se preocupe, simplemente dividirán su saldo entre 1 millón, como también dividirán entre 1 millón el saldo de sus deudas con el banco, el precio de todas las mercancías que usted compra, el salario que le pagan, incluso el PIB, la cantidad de dinero que circula en la economía y por supuesto el tipo de cambio. Todo lo que se exprese en bolívares será dividido entre 1 millón.

El PIB pasará de BsS 160.304.505.261.110.000 a BsD 160.304.505.000, no porque de la noche a la mañana vaya a caer 1 millón de veces la producción, se seguirá produciendo la misma cantidad solo que, los valores del PIB estarán expresados en una nueva escala monetaria. Quizás un ejemplo ayude a ilustrar esto: suponga que en una economía solo se producen 10 panes a un precio de Bs 1.000.000 cada pan, el PIB es Bs 10.000.000 (10 panes multiplicado por 1.000.000 Bs cada pan). Si el Estado decide cambiar la escala monetaria y eliminar 6 ceros, el precio de cada pan será 1 bolívar, por lo tanto, el PIB pasará a ser 10 bolívares (10 panes multiplicado por 1 Bs cada pan). En esa economía no se está produciendo menos, se siguen horneando 10 panes.

El presupuesto de gasto de la administración pública pasará de ser BsS 3.972.000.000.000.000 a BsD 3.972.000.000. No se trata de un recorte del presupuesto, las metas siguen siendo las mismas y la capacidad de compra de la administración pública no variará. Por su parte, el tipo de cambio será, por ejemplo, 4,1 BsD/US$ y no 4.100.000 BsS/US$. No es que se apreciará nuestro bolívar de la noche a la mañana, este también será un efecto de la nueva escala y expresión monetarias.

La cantidad de dinero que circula en Venezuela pasará de BsS 2.166.898.704.103.480 a BsD 2.166.898.704, es decir, de un día para otro será 1 millón de veces menor. En el ejemplo de los panes, si en esa economía cuyo PIB era 10 millones de bolívares circulaban 10 millones de bolívares, una vez que la autoridad monetaria decida cambiar la escala y el PIB pase a ser 10, también se reducirá la cantidad de dinero de 10 millones a 10. ¿Para qué se necesitarían 10 millones de bolívares si con 10 es suficiente para intercambiar los panes que se producen? Aquí, lo que verdaderamente importa, el indicador relevante, es la proporción entre la cantidad de dinero que circula y el nivel de producción (PIB), ésta se mantendrá igual: hoy en Venezuela es 1,31% (resulta de dividir BsS 2.166 billones entre BsS 160.304 billones) el 1ero de octubre seguirá siendo 1,31%.

Los monetaristas afirman que cualquier aumento de la cantidad de dinero generará inflación, les preguntamos ¿podemos decir entonces que, por el contrario, la disminución de la cantidad de dinero de 2.166 billones a 2.166 millones implicará una caída de los precios y por lo tanto una mejora del poder adquisitivo de la clase obrera? Ellos saben que no porque todos las expresiones monetarias se ajustarán en función de la nueva escala.

Hagamos el ejercicio al revés. Imagine que el Estado, en lugar de quitar 6 ceros los añade a partir del 1ero de octubre. ¿Qué ocurrirá? Todos, absolutamente todos los precios y expresiones/importes monetarios, todo lo que se exprese en bolívares habrá que multiplicarlo por 1 millón, incluyendo el salario, el presupuesto de gasto público, pero también y necesariamente la cantidad de dinero. En ese caso circulará 1 millón de veces más de bolívares para atender unas necesidades de intercambio de mercancías cuyos precios serán 1 millón de veces mayores y por lo tanto un PIB que será 1 millón de veces más grande.

Preguntamos a los monetaristas, ¿ese aumento de la cantidad de dinero 1 millón de veces mayor consecuencia de la nueva escala y expresión monetarias implicará una inflación y un deterioro del poder adquisitivo? La respuesta es no porque la nueva escala se aplicará a todas las expresiones monetarias.

Ataque imperial al bolívar. Cambio de escala criminal

Cuando el imperialismo ataca el bolívar, lo que realmente hace es manipular la escala del bolívar. Por ejemplo, cuando de repente el tipo de cambio pasó de 730 BsS/US$ en diciembre de 2018 a 3.155 en enero 2019 no es que cambió el valor del bolívar, no hay manera de explicar que se haya depreciado 330% en menos de 1 mes, sino que fue la escala y con ella la expresión monetarias que fueron manipuladas en el contexto de la ejecución del Plan del Comando Sur que incluía la autoproclamación de Guaidó, el eufemismo de la ayuda humanitaria que ingresaría por Colombia y el robo de CITGO.

A diferencia de los Estados que lo hacen de un día para otro, el imperialismo lo hace de manera paulatina buscando “legitimar” su poder de marcación del tipo de cambio haciendo uso de la hegemonía de los medios de comunicación. Desde el 2006 y en escalada han estado en ese plan, posicionando esos portales web. Desde el 2013 han manipulado la escala de medición del bolívar y con ella la expresión monetaria añadiéndole 10 ceros a la derecha, multiplicándola por 10.000.000.000. En 2014 el tipo de cambio era 40 BsS/US$, hoy es 400.000.000.000 BsS/US$. Ataque por cierto más que confesado por ellos mismos. Aquí lo importante es reconocer que lo que cambia es la escala y expresión monetaria y no el valor del bolívar.

Pero hay un detalle si lo comparamos con los ejemplos anteriores. Cuando el imperialismo manipula el tipo de cambio, no es que todas las expresiones/importes monetarios cambian en la economía, solo lo hacen los precios de los bienes y servicios. No así el salario, ni el presupuesto público de gastos, ni la cantidad de dinero que circula derivando en una gran desestabilización económica, social y política. Si cada vez que el imperialismo ataca nuestra moneda se aplicara esa nueva escala a absolutamente todos los precios e importes expresados en bolívares, la economía quedaría idéntica solo que, con varios ceros a la derecha, pero el efecto de deteriorar el poder adquisitivo y la capacidad de ejecución en la administración pública sería neutralizado.

Indexación de la economía

La indexación no es otra cosa si no garantizar que esa nueva escala y expresión monetarias impuestas criminalmente por el imperialismo sea aplicada a todos los precios e importes de la economía, incluyendo salarios y presupuesto público, pero también y necesariamente a la cantidad de dinero que circula. Cualquier aumento de la cantidad de bolívares consecuencia de esa manipulación criminal de la escala monetaria no solo no implicará mayor inflación, sino que garantizará que circule la cantidad de dinero necesario para producir e intercambiar las mercancías que se producen.

Hoy, en Venezuela, la cantidad de bolívares soberanos que debería estar circulando es el 80% del PIB como en 2014 y no el 1,31%, es decir, deberían circular 132.696 billones y no 2.166 billones. Dinero necesario para el ajuste e indexación del salario, del presupuesto de gasto público y de toda la economía y para que, de paso, nuestro bolívar vaya recuperando el espacio que le fue cedido al dólar mediante políticas monetaristas que implicaron el no aumento de la cantidad de dinero en el marco de una nueva escala monetaria criminal impuesta por el imperialismo.

Tomado del diario Últimas Noticias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2800 veces.



Pasqualina Curcio

Profesora Titular (Universidad Simón Bolívar). Economista (UCV). Magister en políticas públicas (IESA). Doctora en ciencia política (USB).

 @pasquicurcio

Visite el perfil de Pasqualina Curcio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pasqualina Curcio

Pasqualina Curcio

Más artículos de este autor