Termómetro Económico

Cuando la situación es adversa y la esperanza poca

"Cuando la situación es adversa y la esperanza poca, las determinaciones drásticas son las más seguras"

Afirmación realizada por Antoine Marie Jean-Baptiste Roger Conde de Saint-Exupéry​ (Lyon, 29 de junio de 1900-Isla de Riou, 31 de julio de 1944) fue un escritor y aviador francés, autor de la famosa obra El principito. El libro escrito en francés más leído y más traducido. Y nos da el tema a tratar. Decisiones. Determinaciones drásticas. Sé de nuestra situación, en la inmerecida realidad agresora, que con su colmillo clavado en nuestra economía, nos hace difícil hasta respirar sin angustia. Hoy te estoy hablando a ti. Sí, a ti. No sigamos echando culpas al aire, a la montaña, a fulana o mengano. Aunque la tuvieran, tú no controlas esas variables. Concéntrate en lo que si controlas. A ti. Tus pensamientos. Tu mente. Tu creatividad. Tu suerte. Reinvéntate. Empecemos por creer que somos nuestra propia responsabilidad. Nuestra mejor opción. Eso ya sería un paso adelante. Un acto de madurez inicial, necesario. Llegó el momento de las decisiones. Necesitamos cambiar algunas cosas en nosotros mismos.

¿Qué es lo que te pasa a ti?

Me pasa, que quiero que emprendamos un viaje. Uno, que te va a mostrar un mundo diferente. Y que, como en "The Matrix" requiere que elijas tomarte la pastilla roja. Es tu decisión (te la tomaste a regañadientes, como quien se toma una cucharada de aceite de ricino y ahora ves lo que yo veo). Fuiste educado para ser empleado. Por profesores mediocres en su mayoría que tampoco tuvieron la culpa. Con suerte podrás ser tendero o independiente. Muchos de los enfoques técnicos que aprendiste, están desactualizados. Si consigues trabajo, no te alcanza para hacer mercado. Te pido que tengas fe. En Dios, en ti. Decide valerte por ti mismo. ¿Recuerdas el artículo de las artes y los oficios? Llegaron las máquinas al sector terciario. El concepto tradicional de fuerza de trabajo, está quedando obsoleto. Es tu talento, tu conocimiento, tu capacidad de valerte por ti mismo. La economía está mal, sí. Y aun así, tú puedes surgir de entre esta maraña de dificultades. En el mundo la gente pierde su empleo, sus casas, su esperanza. Las carreras tradicionales desaparecen. Te educaron para preferir la seguridad, a la libertad y la independencia. Te educaron para que temas al fracaso. Para que temas la opinión de los demás. Te tengo una noticia. Ninguno de nosotros está tan claro en lo que quiere, ni es tan seguro como aparenta. El concreto de seguridad, se rompe a nuestros pies. Se veía tan fuerte. La vida es frágil. ¿Lo ves? ¡Decide!

¿Qué opciones tengo?

Aprender a valerte por ti mismo (a). Tener tu propio negocio. Fracasar varias veces, quedando en bancarrota, y que se burlen de ti. Y aun así ser feliz, porque sabes algo que nadie más sabe, que tarde o temprano lo lograrás. Renovar tu energía y tu fe. Valorar tus logros y tu potencial. Ponerte a estudiar. Disciplinarte en las rutinas productivas y desechar las improductivas. Cambiar tu círculo de referencias personales, cuando las que tienes no te aporten. No usar más excusas, para lograr progresivamente el objetivo que te traces. Alinear tu mente, tu cuerpo y tu alma en el sentido del logro. No esperar aprobación de nadie. Aprender a negociar y a vender. Estar orgulloso de lo que puedes ser. Y comportarte desde ya, como si lo fueras. No agachar más nunca la cabeza. Y saber que si le sonríes al mundo, el mundo no necesariamente se alegra de verte los dientes pelados. Pero aun así, sonreírle.

¿Me estas tirando una de motivación,

para emprender un negocio con el país así?

Existen experiencias de emprendimientos exitosos en tiempos de crisis. Apple es un ejemplo. Sin embargo, en líneas generales 8 de cada 10 emprendimientos fracasan el primer año. Eso significa, que si lo logras a la tercera, vas bien. Por tanto, trabaja y aprende. Y si lo logras con el país así, imagínate cuando mejore. Hay oportunidades de negocio. De generar propuestas de valor. Es sólo un asunto de enfoque, estrategia y modelo de negocios. Y pronto te dictaré un taller al respecto.

¿Las Políticas de Estado? ¿No deberían ayudar?

Tú no puedes controlar esa variable; sin embargo, sería recomendable que se articularan, planificaran, adecuaran y reinventaran las políticas de fomento para la micro, pequeña y mediana empresa (Mipyme) en una visión integradora y holística, ya que el emprendimiento, representa para el país, un inmenso potencial de construcción de una economía productiva, generadora de valor y bienestar, trascendiendo el modelo rentístico petrolero. Es necesaria una política integral, sistémica y coordinada, enfocada en resolver las fallas del mercado actual, disminuyendo las dificultades que enfrentan estas empresas en sus procesos, para lo cual resulta imprescindible, crear un ambiente nacional de emprendedurismo, coordinando las políticas generadas en diferentes entes públicos y que de manera directa o indirecta afectan, distorsionan y dificultan este objetivo, con políticas aisladas, y sin direccionamiento estratégico.

¿Sé específico?

1- Elaboración de un Plan Nacional de fomento de micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME), que contenga: a) Las bases para la planificación y ejecución de las actividades encaminadas al desarrollo de las MIPYME. b) Definición de los sectores prioritarios para el desarrollo económico, las líneas estratégicas para el desarrollo sectorial y los mecanismos y esquemas mediante los cuales se ejecutarán las líneas estratégicas. c)Las bases para la participación de Gobernaciones, Consejo Federal de Gobierno, Fondos de Fomento de la actividad, Fondos de Garantías Recíprocas, cartera bancaria obligatoria, sociedades de capital riesgo, y demás entes y sistemas involucrados en el desarrollo de las MIPYME. d) La revisión de la arquitectura legal y regulatoria que dificulta el desarrollo del sector y su diagnóstico y seguimiento permanente. e) Los instrumentos para la evaluación y actualización de las políticas, programas, y actividades de fomento para la productividad y competitividad de las MIPYME, que proporcionen la información necesaria para la toma de decisiones, en materia de apoyo y desarrollo del sector. f) El presupuesto invertido en el Sector, discriminando políticas de desarrollo, de políticas de asistencia. g) Propiciar el desarrollo integral de una cultura empresarial y de procedimientos, prácticas y normas que contribuyan al avance de la calidad en los procesos de producción, distribución, mercadeo y servicio.

2- Fortalecimiento y reingeniería de la plataforma de financiamiento y apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas. 3- Nombramiento de una Comisión de carácter Presidencial que organice todo el sistema. 4- Mesas de trabajo nacionales.

termometroeconomico500@gmail.com, @termoeconomico,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 560 veces.



David Mendoza


Visite el perfil de David Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: