Producir, ahora en el marco de las Zonas Económicas Especiales

1. En Venezuela se puso de moda la palabra producir, en todos los discursos y debates se plantea la producción como la solución a la crisis que vivimos, el país observa cómo se dictan leyes, se convoca al empresariado nacional, se viaja por el mundo presentando legislaciones que invitan a las trasnacionales y al capital nacional para que vengan a invertir en una Venezuela donde el salario de un trabajador es 3 dólares en el sector público y en el privado lo que se acuerde sin protección ni beneficios y aun así se promete mayor flexibilización de la economía, apertura y promoción de mayores y mejores instrumentos que se adecuen a la nueva realidad, desaplicando leyes nacionales y constitucionales como la ley orgánica del trabajo LOTT, exonerando el cobro de impuesto sobre la renta en la producción, también en los bienes de importación y exportación, acciones judiciales que serán arbitradas en tribunales internacionales y lo más importante, es que todo acuerdo y negociación se realizará bajo estricta confidencialidad "Top Secret"

2. Existen dos propuestas, por un lado, el gobierno nos promete un crecimiento para el país captando mayores divisas e insertándonos en la economía mundial que apunte al desarrollo industrial y mejore los índices macroeconómicos, para ello se propuso en primera instancia la Ley de Promoción y Protección de Inversiones, luego la Ley Antibloqueo y ahora nos presentan la Ley de Zonas Económicas y Especiales, todas estas leyes se muestran como la clave para resolver la crisis y devolverle al pueblo martirizado por un bloqueo criminal y genocida, el progreso y la prosperidad. Por el otro lado, la derecha propone un acuerdo de salvación nacional, la misma derecha fascista y anti patria que dio golpes de estado a la Constitución y al presidente Chávez y sigue llevando en su expediente, crímenes de lesa humanidad no juzgados y que la única salvación que buscan acordar a lo interno de la política nacional, es salvarse de sus crímenes.

3. Ahora bien, las leyes presentadas, desde la visión capitalista son coherentes, básicas, prácticas para el mantenimiento y reproducción de su lógica explotadora y acumuladora de capital que contrapone la tesis socialista, la instauración de dichas leyes, representaría una laceración a la soberanía y al espíritu de crecimiento y de desarrollo endógeno, la distribución de la riqueza de forma igualitaria que conlleve a ejecutar los programas revolucionarios para alcanzar una sociedad justa, con igualdad y equidad, una economía rentable y sostenible en el tiempo y la sustentabilidad ecológica de los nuevos paradigmas.

4. Hay interrogantes propias de quien planifica, ¿Cómo producir? ¿Cuánto producir? ¿Para quién producir? ¿Con quién producir? Su respuesta será ejecutada por quien hegemonice no solo el poder económico sino político como estructura medular en la toma de decisiones, por un lado, el mercado amparado por la concepción capitalista cuyo valor es de cambio o ganancia y por el otro, un Estado socialista cuya concepción se basa en el valor de uso y no de cambio, es decir, producir para satisfacer las necesidades de las grandes mayorías y no para individualidades, corporaciones o grupos económicos, en nuestro caso estas interrogantes iniciales, deben ser respondidas y fundamentadas en el proyecto del plan de la patria plasmado por el Comandante Chávez, y adecuadas a la realidad actual, si bien es cierto, que el proyecto Bolivariano no hace resistencia al sector privado productivo nacional e internacional, no es menos cierto que su prioridad se fundamenta en el equilibrio económico basado en las nuevas formas de organizaciones productivas, y tipos de propiedad social, colectiva, comunal, nacional y gran nacional.

5. Tercamente queremos comparar realidades muy distintas, me refiero al tipo y modelo de desarrollo chino, nos dejamos deslumbrar por su conveniente desarrollo, sabiendo que su modelo político y socio cultural son totalmente distintos al nuestro, su sistema financiero mundial no dista mucho de las políticas de los fondos internacionales capitalistas, aunque se vean más benignos y solidarios, algo que es innegable, sin embargo, su geopolítica se basa en el interés del capitalismo financiero expansionista.

6. Ahora bien, si hacemos una comparación con realidades más cercanas en nuestro continente, sobre los modelos productivos (Zonas Económicas Especiales) que se presentan como una salvación a la crisis económica del país, podemos nombrar a Guatemala, Hondura, México y República Dominicana, tomando este último como ejemplo, con uno de los mejores crecimientos económicos según el Banco mundial, para el año 2019 su PIB se situó por encima del 6%, es importante decir, que Republica Dominicana desde 1969 fue uno de los primeros países en implementar las ZEE, hoy día y partiendo de su crecimiento del PIB aún se observa en los registros estadísticos de ese país, una pobreza del 32% y 16% de pobreza extrema, lo cual nos indica que el PIB ciertamente se incrementa exhibiendo cifras envidiables para el resto de los países, sin embargo, esto no se traduce en la erradicación de la pobreza y la exclusión social, debido a que ese mejoramiento económico, está en manos de las

trasnacionales y no del pueblo dominicano. cualquier reforma que cambie la lógica de acumulación de capital para beneficiar al pueblo se produciría inmediatamente la migración de los capitales y la situación económica del país se vería comprometida, por tanto, la economía capitalista de mercado en los países pobres, generan cierta estabilidad transitoria, es decir, no hay transformaciones reales para la superación de la pobreza.

7. Las economías de precio y el injusto comercio exterior, es otro de los temas que se define en este debate productivo, entonces, ¿si alcanzamos una gran competitividad y productividad veremos mejoras en nuestros salarios, ingresos y beneficios? las trasnacionales que se agrupan en los archipiélagos sin ley, no están en la obligación de mejorar las condiciones salariales de los trabajadores, por una razón, no hay o existe ley que los obligue, solo queda a voluntad del capitalista o el reclamo de los trabajadores que sabiéndose no tiene respaldo ni protección del Estado, por tanto, es vulnerable a ser despedido sin consideraciones. Las experiencias de maquilas en países como Guatemala y México, según sus trabajadores e informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Organización Mundial del Comercio (OMC) y el mismo Banco Mundial establece que prendas de vestir cuyas marcas reconocidas, alcanzan valores en los países de venta de cuarenta (40) y sesenta (60) dólares por prenda, esta deja una ganancia al país de origen del 5% incluyendo el pago de mano de obra por prenda y 95% se queda en el resto de la cadena de comercio; si esto no es explotación que alguien me explique entonces.

8. ¿Qué hacer?, no es fácil, ni existen varitas mágicas para dar solución a este gran problema, lo que si estoy absolutamente seguro, es que no es por la vía del capitalismo que lo vamos a resolver, por mucha mutación que tenga, que va desde la burguesía revolucionaria, hasta el capitalismo popular y todas esas tesis sensacionalistas, por el contrario, en el caso concreto de nuestro país y nuestra revolución, no solamente tenemos un programa de acción y de lucha concreta dejado por el comandante Chávez en su última obra el "Plan de la Patria", lo vivimos con Chávez en materia de crecimiento económico, expresado en salud, educación, alimentación, vivienda, empleo, seguridad social en la superación de la pobreza y la desigualdad, cifras reconocidas por los organismos internacionales y sabemos que el motor económico que le dio el soporte y el impulso a todos esos programas fue PDVSA mediante la política de plena soberanía petrolera como base económica nacional, entonces, debemos establecer un plan de recuperación nacional de todas las empresas del Estado trazando metas claras y concretas de producción y servicios, asignándole recursos financieros del presupuesto nacional, desechar la política de privatización, de liberación de precios, hacer reingeniería financiera en la administración pública y mejorar los salarios mediante la indexación. Con respecto a las ZEE, se hace necesario retomar los Distritos Motores de Desarrollo, explicados claramente en el plan de la patria, recuperar la soberanía monetaria y cambiaria, recuperación del crédito productivo para la pequeña y mediana industria, recuperar el crédito agrícola, establecer un sistema de economías de equivalencias por petróleo y minerales donde no sea necesario establecer transacciones financieras y puedan ser auditadas permanentemente por los órganos de control, en fin son muchas las cosas por hacer, la solución debe ser nuestra, aún estamos a tiempo para rectificar.

Nota final: confieso que éste escrito tenía pensado enviarlo el 26 de mayo en la mañana a varios portales digitales, sin embargo no lo recordé y llegando en la tarde a casa prendí el televisor y vi un debate sobre la Ley de ZEE, presidido por el Presidente Maduro, Ministros y Diputados. Quiero rescatar brevemente algunas intervenciones interesantes, Primero: la oposición además de meter casquillo y descalificar la obra de Chávez, apoya de manera contundente la Ley de ZEE, sin embargo, hacen denuncias sobre la discrecionalidad de los funcionarios y la cantidad de tramites que debe hacer un empresario para producir, esa es una deuda legislativa pendiente de la Asamblea Nacional. Segundo: la intervención de un joven diputado del Estado Falcón, que manifiesto que la Ley de ZEE es un proyecto de Chávez y esta expresado en el Plan de la Patria, con todo respeto a ese diputado, no es cierto lo que dice, Chávez lo que propuso en su plan de gobierno fue los Distritos Motores de Desarrollo, que están bien elaborados y diseñados sobre el modelo de desarrollo que debe impulsar la revolución bolivariana. Tercero: la Intervención del Ministro Ricardo Menéndez, donde expresa claramente que la propuesta bolivariana está referida a los distritos motores de desarrollo y no a las ZEE, es muy importante que lo haya dicho, porque no solamente defiende la propuesta del Comandante Chávez, sino que orienta la discusión de lo que se debe hacer en el país para el crecimiento y diversificación económica desde la concepción socialista, me parece muy honesta y valiente su intervención. Por último rescato lo que dijo el Dip. Didalco Bolívar, sobre la LOTT, donde afirma que dicha Ley se aplicara íntegramente en las ZEE, espero que sea tal cual como lo dice, sin embargo, por la naturaleza de las ZEE implementadas en otros países, tengo mis dudas. Amanecerá y veremos. Espero se sigan haciendo este tipo de debates.

¡Sólo por el camino de Chávez Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 995 veces.



Alexis Ramirez

Ex Gobernador de Mérida, Militante del PSUV.

 alexisramirezmarquez75@gmail.com

Visite el perfil de Alexis Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: