Hablemos de ambiente: Cambio Climático e Hidrocarburos

¿Se podrá rescatar los glaciares en Mérida con Geotextil o es necesario reforestar?

El cambio climático es un proceso del calentamiento global del planeta tierra que se da por diferentes factores que van desde las variaciones y alteraciones propias de la atmosfera hasta eventos astronómicos y astrofísicos que afectan directamente las variables climáticas y meteorológicas como son: presión atmosférica, temperatura, humedad, insolación, radiación, precipitación entre otras, generando variaciones que aumentan o disminuyen las diferentes unidades de medidas que se utilizan en la valoración y ponderación de estos factores, las cuales, son perfectamente observables y mesurables; con el desarrollo de la tecnología espacial, estos instrumentos se utilizan en las estaciones meteorológicas para registrar y procesar datos que son sustanciados a lo largo del tiempo, conformando una estadística que permite evaluar y predecir no solo el tiempo atmosférico o meteorológico, sino pronosticar y proyectar el comportamiento y variación del clima a lo largo de décadas, el estudio de estos fenómenos se apoyan en diferentes ciencias y disciplinas auxiliares, una de ellas es la Paleoclimatología, la cual, se encarga del estudio del clima y el cambio climático en el pasado y en las diferentes edades geológicas, que son apoyadas y validadas por estudios de campo, observación satelital, sensores remotos y sistemas de información geográfica que permiten recoger, procesar y valorar grandes volúmenes de datos a escala global.

Los estudios Paleoclimáticos a lo largo de la historia geológica determinan que en la edad del Precámbrico el planeta fue afectado de forma abrupta por un incremento sustancial en el efecto invernadero generando un calentamiento global formado por grandes eventos y erupciones volcánicas que afectaron directamente el clima luego sobrevino un proceso de enfriamiento denominada Snow Ball Earth. (Tierra Bola de Nieve)

El Mesozoico estuvo marcado por climas más cálidos y secos alternando con cálidos y húmedos y en el Cenozoico el balance térmico de la tierra se caracterizó por un clima subtropical (cálido y húmedo) luego procede una disminución considerable de las temperaturas generando periodos de glaciación y para el cuaternario se alterna con periodos fríos y cálidos pronunciándose fuertes oscilaciones y variaciones muy aceleradas. (Revista de la Universidad Simón Bolívar, N°10 2001)

Algunos científicos manifiestan la idea del surgimiento de una nueva edad geológica denominada Antropoceno llamada así por el impacto que ha tenido el ser humano en la intervención de los ecosistemas y sobre todo en la atmosfera. Aunque algunos especialistas en la materia difieren de estos nuevos conceptos, lo cierto es que existe evidencia científica en el incremento desmedido del calentamiento global generado por el lanzamiento a la atmosfera de gases que producen efecto invernadero como el Dióxido de Carbono (CO2), Metano (CH4), Óxido Nitroso (N2O), Hidroflurocarbonos (HFC), todo esto causa un acelerado proceso de calentamiento global rompiendo el equilibrio natural del planeta que le impide procesar y sanear de forma eficiente todos estos gases que afectan el clima del planeta llevándolo inexorablemente a su calentamiento.

Desde la revolución industrial en 1880 comienza a percibirse una variación en la temperatura pero es en el periodo entre 1950 hasta el 2023 que se precisa el incremento sostenido de 1°C y es muy probable que de continuar esa proyección, la temperatura pudiera alcanzar en el 2030 un aumento de 0,5 °C es decir, un acumulado de 1,5°C y se estima que para el 2050 pudiera alcanzar hasta los 2°C (Data source: NOAA, COPERNICUS NASA 2023. Julio Cesar Centeno), las emanaciones de CO2 en la atmosfera supero el hito de las 400 ppm (Partes Por Millón) registradas en el 2015 para ubicarse en 413,2ppm para 2023 y de continuar aumentando tendríamos un escenario devastador, las temperaturas estarían por encima de los 4°C sus efectos y cambios se observarían e impactaría modificando la morfología del planeta los fenómenos climáticos tendrían una mayor frecuencia y mayor inestabilidad en sus ciclos y patrones y en las zonas tropicales pudieran ser común observar temperaturas máximas mayores a 60°C creando un riesgo inminente para la vida humana.

Los Hidrocarburos. Algunos han afirmado que los hidrocarburos son los únicos responsables del cambio climático a pesar de que han sido la base del desarrollo energético en los últimos 100 años, la realidad económica indica que el consumo de petróleo y sus derivados va en aumento, y según cifras de la OPEP se han registrado incrementos en el consumo de hidrocarburos en más de 100 MBD (millones de barriles día), aunque existen corrientes que plantean el cambio de matriz energética a corto y mediano plazo estas consideraciones implica un impacto en lo político, económico, social y ambiental de gran magnitud, porque el consumo de hidrocarburos causante del efecto invernadero continuará debido a que la economía mundial se sustenta en función de la base energética petrolera por su alto rendimiento y costos accesibles, hasta ahora se hace necesario la utilización de este recurso ya que ningún país estaría dispuesto a sacrificar su economía y su estabilidad por otras energías que aún son incipientes y muchas de ellas no son competitivas, ante esta situación considero que se debe seguir aportando recursos y apoyando iniciativas que permitan crear energías limpias o alternativas, con planes progresivos en la transición energética mejorando la captación de CO2 en los procesos de combustión para que sean más limpios, y un ejemplo de ello son los vehículos hibrido Gas- Gasolina - electricidad. Además de otros sistemas importante desarrollados como son la energía solar entre otras ya estudiadas.

¿Rescatar los glaciares en Mérida con geotextil o se hace urgente un plan para reforestar?

Hace unos días fue anunciado por el Ministerio de Ecosocialismo y la Gobernación de Mérida un plan para rescatar el glaciar en el Pico Humboldt a través de una malla de geotextil, esto se presentó sin profundizar en detalles sobre: costos, tiempo de colocación, comprobación científica, de donde proviene, como será el traslado, que consecuencia puede tener el llevar plástico a la sierra nevada cuando tenemos una flora y fauna altamente sensible y que efectividad ha tenido en otros lugares del mundo, en consecuencia quedan interrogantes sobre un plan muy escueto, este es un tema que además de interesante debe tener un debate para generar criterio científico, y más en Mérida, una ciudad que forma especialistas en materia ambiental y que tiene muchos estudiosos en el área; En mi modesto conocimiento, debo decir, que estas mallas se utilizan en taludes para evitar deslizamientos y erosión que ponga en riego las vías o viviendas comúnmente se utiliza en la ingeniería civil al igual que las mallas de ciclón, sin embargo, en las últimas décadas se propuso en Europa que estas mallas fueran utilizadas en parques de recreación donde se practican deportes en hielo y en algunos glaciares, pero no hay comprobación científica sobre los efectos y resultados arrojados en la preservación de los glaciar.

Este proyecto inconsulto se hizo al igual que el implementado acá en Mérida en las décadas de los 60, de plantar pino caribe (Pinus Caribaea) en el páramo Merideño sustituyendo el frailejón,(Espeletia Asteraceae) fue un error haber implantado ese pino, haciéndolo parecer como en Europa justificado como refugio de fauna, ni siquiera consideraron el pino laso (Decossocarpus Rospiglossi) que es el pino autóctono de los andes o el coloradito ( Russula Lepida) típico de la zona rocosa del páramo, considero que el glaciar de Mérida y los glaciares del trópico inexorablemente seguirá su proceso de extinción producto del cambio climático como fenómeno a escala global, así que la colocación de una malla o sabanas textiles, no evitara en el corto tiempo el mantenimiento o desaparición del mismo, es una medida efectista sin mayores incidencias. La ONU, ha identificado cerca de 18600 glaciares en todo el mundo que desaparecerán en los próximos 50 años, esto representa más 66000 km2, más de un tercio en las zonas tropicales, producto del cambio climático; hasta ahora, las medidas más eficaces que se conocen y han sido demostradas en el proceso de conservación, y mitigación es la reducción de gases de efecto invernadero a la atmosfera, la creación de energías limpias y la reforestación para el secuestro del Carbono CO2 estas medidas han sido valoradas y consensuadas por todos los países y la comunidad científica, el apoyo internacional es fundamental para llevar todas estas políticas y en lo local se hace fundamental, desarrollar los planes de mitigación y adaptación mediante la ordenación territorial que permita hacer frente a este fenómeno que ya lo tenemos presente.

Urge un Plan de Reforestación.

Como anteriormente lo he mencionado, está demostrado que los arboles tienen la capacidad de secuestrar el carbono de la atmosfera y además es el ser vivo que lo hace con mayor eficiencia capaz de crear micro climas favorables, por lo cual, se hace necesario sumar esfuerzos desde lo local, en la recuperación de las cuencas medias y altas, los pie de montes, las llanuras aluviales y parques nacionales, ya que grandes extensiones han sido devastados por el aprovechamiento irracional del recurso forestal y los nuevos cambios de usos, por citar algunas cifras sobre la devastación forestal ocurrida en Venezuela en los últimos 50 años por ejemplo, solo me referiré a algunas reservas forestales del occidente venezolano las cuales se agrupaban en tres grandes reservas, Ticoporo con más de 260 mil hectáreas, Caparo con más de 172 mil hectáreas y San Camilo entre la fronteras de Barinas y Apure con más de 98 mil hectáreas, en los actuales momentos estas reservas forestales no llegan ni siquiera al 10% de lo que fueron, estas reservas no han sido reforestada generando un desequilibrio en los patrones meteorológicos y climáticos afectando los microclimas incluso la sierra nevada y sus glaciares ya que se pierde el proceso de evapotranspiración generando climas más secos afectando los patrones de precipitaciones y nevadas en toda la sierra andina también es afectada la flora y la extinción de la fauna en esos lugares y así muchas reservas forestales en el país han sido totalmente devastadas. Actualmente se viene impactando de forma negativa el arco minero, Amazonas y el Estado Bolivar, como también, la sierra de IMATACA, los cuales adolecen de planes de manejo forestal y conservacionista y pese a los esfuerzos de universidades, FANB y organizaciones ambientalistas, el proceso de intervención y degradación político, ambiental, económico y social no se puede ocultar, es una realidad tangible. En consecuencia se hace necesario emprender un plan de manejo integral de atención en todos los niveles que permita implementar en lo inmediato planes de reforestación y protección de las cuencas, bosques, monumentos y parques nacionales estableciendo metas claras sobre el calentamiento global, la conservación y el aprovechamiento equilibrado de los recursos al igual que el mejoramiento en los índice de desarrollo social y los proceso de adaptación y ordenación territorial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1122 veces.



Alexis Ramirez

Ex Gobernador de Mérida, Militante del PSUV.

 alexisramirezmarquez75@gmail.com

Visite el perfil de Alexis Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas