Aventis

ALBA, camino integracionista del Sur y un destello adverso a Trump

La Casa Blanca en época de Los Clinton siempre estuvo asediada por amigos y enemigos cifrados por asuntos de política interna suscitada en África. A raíz de ello, se desplego una cacería humana por el mundo, sobre todo en los ejes energéticos hasta aquietarse ponderalmente entre Haití y República Dominicana donde el hermano de Hillary obtuvo la receptación de una mina de oro y, su esposo estuvo una buena temporada en ese lugar como rector político, mientras Tony Blair controlaba el Medio Oriente, sin duda, la presencia de Netanyahu y sus agentes del Mossad vigilaban esas estancias desde Colombia.

Hasta hoy, un universo de viscitciudes políticas e imaginarias se han reflejado en cada acontecer histórico, gracias al neoliberalismo.

Este liberalismo filosófico- político- económico forma ya parte del paisaje cultural de las sociedades occidentales y, se divulgó desde su creación rápidamente para terminar imponiéndose, casi en todas las partes del mundo. Estamos en un mundo de pasiones políticas donde se escolán un conjunto de relaciones y tendencias que va desde lo sexual hasta la caracterización de personajes.

Algunos se atreven a decir que es la época de Donald Trump, pero, lo insólito sucede en las calles de Estados Unidos de Norteamérica, donde estatuas del navegador de Génova, Italia. Cristóbal Colón son derrumbadas por un pueblo que exige igualdad social y derechos laborales al igual que la raza blanca, que se considera supremacista.

Sin duda, lo más valioso es la libertad de los pueblos. Es el análisis de la conciencia ante la filosofía, Por lo tanto, debemos estar preparados para ir lejos para obtener una auténtica calidad variable de vida y del existir, mediante, estos mecanismos colorear nuestras emociones para cada jornal diario y actividad física que requerimos en nuestro territorio.

Hay una nueva conciencia del porvenir. Pero, debemos extrañarnos de las fuerzas dañinas y tóxicas para emprender un nuevo camino hacia la integración social y enrumbar al país hacia su verdadero destino político e ideológico.

Esta experiencia de la pandemia nos dejará una experiencia que desaparecerá en el tiempo, pero, nos dejara un punto de reflexión hacia el mundo contemporáneo, hay que reformar toda una estructura económica y saber avanzar en este tiempo financiero que mueve una multiplicidad de teorías, pero, en Latinoamérica tenemos ya el ALBA, un nuevo estudio simplificado de lo que debe ser nuestra realidad socioeconómica, es la integración del Sur con una moneda el Sucre o el Petro. Esto, determinara un sosiego a nuestro futuro.

El ALBA, es el compromiso con la evolución de dos mundos y solo falta aquilátala, es de la historia este compromiso y es necesaria esa lucha social, porque es una lucha contra el mayor azote de este nuevo mundo, el hambre.

El presidente, Nicolás Maduro Moros, tiene la palabra y, debe ser tenaz en esta oportunidad por el desafío de los tiempos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 496 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: