El Bolívar-Petro

El proceso económico seguido por la Revolución Cubana, tras la caída del Bloque Soviético, nos arroja luces sobre el camino elegido por el Banco Central de Venezuela, BCV, para enfrentar el proceso de hiperinflación inoculada por el imperialismo en la economía venezolana. Ambos pueblos, el cubano y el venezolano, son objeto de un brutal bloqueo imperialista que impide el ingreso libre de medicinas, alimentos y demás bienes esenciales para el funcionamiento cabal de sus economías, sus aparatos productivos. Se trata, en definitiva, de una guerra imperialista contra ambos pueblos, solo que no hablan las balas y bombas, sino las privaciones y hostigamientos contra pueblos pacíficos, que solo por atreverse a ser libres y no someterse a los dictámenes del hegemón imperial, éste reacciona intentando aislarlos del resto del mundo como si se tratase de una "plaga", un mal ejemplo que no deben seguir los gobiernos capitalistas, so pena de sufrir el mismo castigo. "Ahora usan métodos de desgaste más sutiles y enmascarados, sin renunciar a la violencia para quebrar la paz y el orden interno e impedir a los gobiernos concentrarse en la lucha por el desarrollo económico y social, si no logran derribarlos" (Discurso de clausura del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba del General de Ejército Raúl Castro Ruz, 22-02-2014). Una guerra no convencional, cuyas motivaciones no pudieron ser mejor definidas sino por Elliott Abrams, en declaraciones ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, a quienes les dijo sin pudor alguno:

"Esto de atacar al chavismo es sencillamente para nosotros una guerra de sobrevivencia y la imposición de una razón que debe prevalecer sobre las demás, porque de otro modo estaremos admitiendo y dando campo para que se nos destruya. ¿Imagínense, señores representantes, por un segundo que nosotros dejáramos gobernar a los chavistas sin ponerles trabas, sin hacerles la guerra, permitiéndoles hacer sus proyectos sociales sin tomar en cuenta nuestras empresas y socios, siendo que los valores nuestros han sido los suyos por casi dos siglos? Imagínense que le sigamos permitiendo tener toda clase de relaciones extrañas con todo ese mundo adverso a Estados Unidos, llenando a su pueblo de conceptos e ideas que van todos contra nuestros valores. Imagínenselo por un momento, señores representantes: esto conduciría a la debacle y a la perdición de la democracia en el hemisferio occidental, aquí mismo en nuestras entrañas. He ahí, la razón primordial por la cual ese tipo de régimen constituye una amenaza para la seguridad nacional de nuestro país, algo que ustedes lo deben saber muy bien. En esencia, de eso se trata la lucha que estamos librando contra este tipo de regímenes que pondrían en peligro nuestro propio destino, la paz mundial". Preguntándoles, luego, a los Representantes: "Nosotros, que somos los campeones de la democracia en el mundo, siempre hemos probado que el socialismo ha sido un fracaso en todos los lugares en donde ha tratado de imponerse, y por lo tanto no podemos permitir que en Venezuela eso sea la excepción. ¿Entonces vamos acaso a permitir que en Venezuela sea exitoso el socialismo, señores Representantes? ¿Pueden ustedes creer lo que eso provocaría en toda la región de América Latina?".

Finalizando, Abrams, con un par de frases para la historia: "¿Ustedes pueden imaginarse lo que representa construir tres millones de viviendas sin la participación de la empresa privada? ¿Cuál sería el destino de nuestro modelo si no intervenimos allí en los proyecto de salud o educación, en la formación de sus militares y en la adquisición de los elementos para su defensa?"… "¿Vamos entonces a permitir que en ese país triunfe el socialismo, un sistema al que le hemos venido declarando la guerra desde que nos constituimos en democracia líder del libre mercado?" Ambos partidos, Demócratas y Republicanos, apoyaron las peticiones de Abrams en relación a Venezuela, así como, aplaudieron a rabiar cuando Dólar Trump les presentó a su frankenstein autoproclamado en Venezuela ante la audiencia, en su discurso ante el Estado de Unión, en días pasados.

El temor al Socialismo, que proyecta la élite política estadounidense en Cuba y Venezuela, y sus ataques al unísono contra ambos pueblos, les está dando resultados adversos ante el pueblo estadounidense, como lo reflejan diversas encuestas de esta semana de campaña electoral interna en los partidos tradicionales de la política estadounidense. Una, en particular, de la empresa Gallup, reseña que ante la pregunta: "Si su partido nominara a una persona generalmente calificada para presidente que resultara ser [característica]". El 76 por ciento de los demócratas, dijeron que respaldarían a un candidato socialista, en comparación con el 17 por ciento de los republicanos y el 45 por ciento de los independientes. (https://www.newsweek.com/76-percent-democrats-say-theyd-vote-socialist-president-new-poll-shows-1486732) Esas cifras, evidencian, cuán real es la necesidad de cambios que comienza a reflejar la sociedad estadounidense y cuál cambio preferirían.

Pero, retomemos la economía y decíamos que a inicios de los 90, tras la caída de la URSS; Cuba se vio severamente afectada pues su economía giraba, en lo fundamental, con los países que integraban el llamado Bloque Socialista. Y se complementaba, con el ingreso de las remesas de sus compatriotas en EEUU y el turismo, nutrido en su mayoría de turistas provenientes desde Europa. Al cerrárseles el comercio con el Bloque Socialista, el país queda prácticamente casi que aislado del resto del mundo, en medio de un bloqueo que se arreció contra el pueblo cubano, restringiendo el ingreso de las divisas necesarias para sus compras en el exterior, apenas a los ingresos por turismo y las remesas. La fuerte contracción, que alcanzó la oferta de bienes y servicios, muchos de los cuales provenían de los países del llamado Bloque Socialista, generó un shock sobre la economía que tuvo repercusiones sobre la posibilidad de satisfacer la demanda de bienes y servicios en la economía interna, generando desequilibrios monetarios, mientras se incrementaban los flujos de dólares que circulaban en la economía, vía remesas y turismo. Por consiguiente, se generaron todas las condiciones básicas clásicas para que surgiera un proceso de dolarización parcial de la economía. En 1993, la dolarización parcial de la economía, fue oficialmente reconocida y se extendió al sector empresarial nacional y/o extranjero. Desde esa fecha, circularon paralelamente en la economía cubana, tanto el peso cubano como el dólar. La dolarización parcial de la economía, permitió blindar al peso cubano en las actividades económicas en que iba a funcionar, como lo fueron los motores de la recuperación económica; dejando al dólar para turismo, inversión extranjera y otros sectores emergentes. Una vez, que se recuperó la estabilidad cambiaria y monetaria, a partir de 2003-2004, se puso en marcha una tercera moneda: el peso cubano convertible o CUC, que pasó a sustituir al dólar estadounidense, desplazándolo de la economía y dejando las funciones de moneda nacional en el peso cubano y el CUC, ambas monedas emitidas por el Banco Central de Cuba. Una vez, recuperada su Soberanía Monetaria, el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en 2011, ratificó como uno de sus objetivos de política económica, la eliminación de la doble moneda: "Se avanzará hacia la unificación monetaria, en un proceso que dependerá fundamentalmente de los incrementos de la productividad del trabajo, la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos y, con ello, de la disponibilidad de bienes y servicios. Por su complejidad exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo…" Luego del proceso de unificación monetaria en Cuba, la única moneda de circulación en la isla será el peso cubano (CUP).

La experiencia cubana, permite comprender el camino elegido por el BCV, en base a sus atribuciones Constitucionales, para abordar la resistencia a la hiperespeculación inoculada por el imperialismo con la anuencia de sus agentes en territorio nacional, léase: Fedecámaras, Consecomercio o Lorenzo Mendoza. No obstante, debemos afirmar que en su adaptación a la realidad venezolana de la experiencia cubana, se cometieron algunos errores que condujeron al país a la dolarización parcial, mediante el mecanismo del Encaje Legal, que sacó prácticamente de circulación al Bolívar Soberano y dejó libre el camino al dólar estadounidense. Se confío ciegamente, en que la causa de la hiperinflación obedecía al crecimiento de la masa monetaria, tal cual reza el dogma neoliberal Monetarista. En paralelo, el Hno. Presidente Maduro, ha avanzado en la creación de un Sistema Monetario Alternativo, sustentado en el Petro. Criptomoneda, que ha demostrado ser antiinflacionaria, antidolarizante y anti guerra económica. Una criptomoneda, que garantiza los valores de la moneda en el tiempo. Y, sobre todo, una moneda antiimperialista, Dólar Trump la "sancionó" en 2019. El hecho de ser una criptomoneda, la recluye al mundo de las tecnologías, al siglo XXII, valga decir, muy de avanzada con su tiempo histórico. Ello, se constituye en un factor de exclusión para importantes sectores de nuestra población, como pudieran ser los compatriotas discapacitados visuales. Tengamos presente que según el Censo 2011, en el país existe una población de 1.454.845 de compatriotas con alguna discapacidad. De esa población, el 1,7 por ciento manifestó tener discapacidad visual. Una cifra para nada despreciable, que quedarían excluidos del uso del Petro. A lo que habríamos que añadir, aquellos compatriotas que no tienen computadoras, teléfonos celulares de los llamados inteligentes, analfabetas informáticos, valga decir, el número de excluidos pica y se extiende.

Ello, nos motiva a proponer la concreción del Bolívar-Petro, como moneda nacional en sustitución del Bolívar-Soberano. Tendría, las mismas características que la criptomoneda, sustentado en petróleo, oro, hierro, diamantes y coltán. Con un valor real de partida de: 1Bs-Ptr igual a 59 dólares. Como tal, el Bs-Ptr, transformaría nuestra criptomoneda del mundo de la virtualidad al mundo real. Su valor, se movería diariamente, tal cual se tratara de una divisa internacional, o como lo hacía el Peso Cubano Convertible con relación al dólar, según la experiencia cubana. Solo, que no contaba con las fortalezas que respaldarían al Bolívar-Petro, Bs-Ptr. Ello, implicaría una tercera Reconversión Monetaria, que se concretaría en un solo billete de 1 Bs-Ptr y el resto, circularía en monedas metálicas de factores decimales de Bs-Ptr; con lo cual, se reduciría su contrabando hacia el país de las drogas, la corrupción y la parapolítica. El Bs-Ptr, incluiría a toda nuestra población que la criptomoneda excluye de sus beneficios en la actualidad…

"Algunos la consideran algo infantil o locuras de madrugada. ¡No! Son propuestas para el mundo nuevo. El imperio del dólar, miren, el mundo es víctima del imperio del dólar, entre tantos, un día me dijo Fidel Castro, Chávez, mira, EEUU ha comprado medio mundo con puros papeles, papeles que no tienen sustentación económica pues llegó la hora. Nosotros, te lo voy adelantar, tú que preguntabas, una propuesta, lo voy a complacer, y a él también, ustedes dos. Nosotros, tenemos la idea y por primera vez lo voy a comentar, de una moneda internacional que a mí, me emociona, la sola idea, el Petro. Petro moneda. Bueno, que se fundamente, sobre todo, en las grandes reservas de petróleo que tenemos algunos países del mundo. Así como, en otra época, para emitir moneda, debía estar esa emisión sustentada en el oro, eh, y EEUU fue el culpable de haber roto lo que era la referencia al patrón oro y ahí empezó el descalabro, y además la utilización, eh, abusiva, unilateral, de ese privilegio que nadie le dio a EEUU, ellos, imperio al fin, se lo abrogaron y han inundado este mundo de dólares que no tienen ningún valor, han comprado –como dijo Fidel- medio mundo y más, con puros papeles que no tienen más valor que lo que cuesta el papel…" (Conversación del Comandante Hugo Chávez con periodistas, 30-03-2009)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3104 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: