¡Pernil socialista o muerte!

Muy desalentador es escuchar opiniones sobre que la poca oferta del pernil gubernamental (subsidiado) es debido a que el Gobierno está pasando factura por la alta abstención en los recientes comicios electorales. Son aseveraciones muy miserables.

Ciertamente desde el mes de octubre el presidente ya anunciaba que en este 2018 no íbamos a fallar con la distribución del pernil bolivariano, que venía "grande y gordote" para todos los CLAP del país.

Los perniles importados comenzaron a llegar el 06 de noviembre al Puerto de La Guaira según un twitter del ministro de Alimentación Luis Medina Ramírez. Luego, el 29 de noviembre de este año el Presidente anunció que se distribuirían más de 20.000 toneladas de pernil mediante el sistema del Clap y ferias de campos soberanos, de los cuales el 50% son de producción nacional, a ser entregados a tiempo "para que no ocurra el sabotaje desde Colombia como el año pasado". No obstante, al 22 de diciembre, tanto por las redes sociales se lee como en las calles se escuchan, muchas quejas tanto de chavistas como de opositores, porque supuestamente el pernil aún no les ha llegado.

Es evidente que se planificó una adquisición (producción nacional e importación) y distribución gubernamental de pernil subsidiado para muchísima gente pero no para toda la población de familias venezolanas. Imposible pensar que todos los hogares venezolanos comprarían, hornearían y pondrían en sus mesas un pernil el 24 o el 31 de diciembre como tradición navideña. Eso nunca fue ni será así. En ese sentido, desmeritar el esfuerzo que hace el gobierno para que al menos más de dos millones y medio de familias les llegue un pernil subsidiado de 8 kilos promedio a un precio ya casi que simbólico de Bs.S. 500 es un logro de la revolución bolivariana.

El tema planteado es si se contaba o no con los recursos suficientes como para garantizarles un pernil subsidiado de 8 kilos promedio para cada una de las 6 millones de familias afiliadas al Sistema Clap para su mesa navideña. Evidentemente que no, por dos sencillas razones. Las matemáticas no fallan, algo que los planificadores y estadistas deben manejar a diestro y siniestro. 20.000 toneladas equivalen a 20.000.000 de kilos, que dividido entre un pernil de 8 kilos promedio nos da un total de 2.500.000 perniles. "Elemental, mi querido Watson". Realmente siempre existió un déficit de 3.500.000 perniles para los hogares adscritos a los CLAP.

No obstante, hemos visto en estas navidades que se ha repetido la misma practica del año pasado, donde la solidaridad de la familia venezolana y chavista vuelve a emerger y dos familias acuerdan "picar" un pernil subsidiado de ocho kilos y así aprovechar el beneficio gubernamental para no tener que verse obligados a acudir al mercado especulativo y ladronil impuesto por los seguidores del Dolartoday. De esa forma, el déficit de perniles baja a un millón de familias, donde allí ubicamos aquellas que son vegetarianos, que viajan, que no tienen horno, que el salario no les alcanzan ni siquiera pagar la mitad del subsidio, o simplemente, aquellas que no tienen como tradición familiar poner un pernil horneado en la mesa navideña de sus hogares.

Insisto, hay que decirle la verdad al pueblo, para que no se les genere falsas expectativas que los mantenga "arrecho" todo el tiempo. Porque la verdad tarde o temprano se sabrá, la realidad se encargará de develarla aunque queramos mantenerla oculta y eso crea insatisfacción social.

EL DÓLAR PARALELO HIZO AÑICOS EL PRESUPUESTO FAMILIAR PARA LOS PERNILES NO SUBSIDIADO

Ya es un hecho cotidiano que el dólar paralelo aumente sin cesar en la búsqueda de la hiperinflación pautada por el FMI, al 21 de diciembre ya supera los Bs.S. 740. También es un hecho, que el dólar oficial (DICOM) en un sorpresivo aumento supera los Bs.S. 504, algo que afecta tanto el presupuesto gubernamental como el de las familias venezolanas.

En ese contexto, lo cierto es que el presupuesto en bolívares para importar perniles tanto del Gobierno como de algún empresario privado, hace meses atrás, hoy se haya depreciado al ritmo que lo impone el dólar paralelo. Por tanto, si sabemos eso, es una realidad que cada pernil en los mercados populares o supermercados hoy, 22 de diciembre, sea más caro que hace tres meses atrás. En algunos establecimientos el kilo llega a costar hasta Bs.S. 8.000, que multiplicado por 8 kilos da un valor de Bs.S. 64.000, que evidentemente contrasta con los Bs.S. 500 del pernil subsidiado. Algo que hay que prever no ocurra para las navidades del 2019.

¿QUÉ HAY QUE HACER DESDE ENERO DE 2019?

Estamos convencidos que la riqueza material, la satisfacción o felicidad espiritual individual y colectiva sólo se consigue con el crecimiento productivo nacional. Donde todos tengamos donde comprar lo que nos de la gana, donde los anaqueles estén llenos, las tiendas tengan variedad, donde la mesa navideña ahora si esté full de hayacas, pasapalos, panes de jamón, panetones, ponche crema, estrellitas, triquitraki y fosforitos por todos lados.

Por decir algo, por ejemplo, desde el mismo mes de enero de 2019 debemos aplicar una política de estímulo al sector porcino a nivel nacional. ¡"Cochinera" parada "cochinera" reactivada! Que se invierta un capital nacional para la compra de cerdos madres y cerdos bebes para comenzar a criarlos y engordarlos durante todo el año. Con cifras de producción de cabeza de cerdo en la mano, con las estadísticas hechas pública, no en el maletín de directores, presidentes de instituciones o ministros, como si fuera un secreto de Estado. Que se conozcan quienes son los que recibieron financiamiento, cuantos hatos, haciendas, terrenos y galpones fueron reactivados, para que se conozca el comportamiento del sector porcino, del cumplimiento de las metas mes por mes, para ir evaluándolo mes por mes, para afinarlo, mejorarlo o intervenirlo a tiempo, para que no se caiga el plan de recuperación económica.

De esa forma, le podremos garantizar a todos los venezolanos, de manera bien planificada, que el pernil, el chorizo, el mondongo, las patas abundarán en diciembre próximo por todas partes. Allí si comenzaremos a verle el "queso a la tostada", "el queso a la arepa" o el pernil al plato navideño.

Finalmente, les deseo a todos mis compatriotas, lectoras y lectores, feliz navidad 2018.

#victimastoday

#vamosAtriunfar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2634 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a273378.htmlCd0NV CAC = Y co = US