Perentorio armisticio del Pueblo de Simón Bolívar con la burguesía revolucionaria

El viernes 17 de agosto de 2018 el gobierno nacional de Venezuela anunció la paridad o anclaje fijo, entre el Bolívar soberano y el Petro, en tres mil seiscientos a uno. Sin embargo, muy bien pudo haber sido fijada en la proporción 1.000 a 1, sin mayor explicación económico-financiera, como con derecho y ajustado a las leyes y las teorías lo hicieron para el caso de la nefasta relación 3.600 a 1.

La relación 3.600 a 1, fue nefasta porque inconscientemente o deliberadamente, con ello se legitimó la dinámica contra natura del "mercado" DÓLAR-TODAY. En caso de haber adoptado la proporción 1.000 a 1, el resultado inmediato hubiese sido la depreciación del Dólar estadounidense respecto al Bolívar fuerte del momento, es decir, con 1.666.666,67 bolívares fuertes se compraría aproximadamente US$ 1,00 en el "mercado" DÓLAR-TODAY, en lugar de 6.000.000,00 bolívares fuertes.

El Sistema de Mercado Cambiario, mejor conocido como DICOM, es el homólogo del "mercado" DÓLAR-TODAY, por su naturaleza especulativa en la concepción financiera. Con esos dos mercados se benefician exclusivamente la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle que se engendraron, una durante el periodo colonial y la más reciente desde la creación del socialdemócrata partido AD en la primera mitad del siglo XX en Venezuela. La burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle, con su DICOM y la hiperinflación, cual caballo de Troya del imperialismo, pretenden aniquilar al Pueblo venezolano.

Sin embargo, quizás la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle están en un estado terminal de demencia por sus avaricias exacerbadas. Recordemos el aforismo del caucásico Karl Marx: "El avaro es sencillamente un capitalista que se ha vuelto loco, el capitalista es un avaro racional". El DICOM también lo podemos asociar con aquel templo, de donde los mercaderes - que realizaban operaciones cambiarias de las monedas griegas o romanas por monedas judías o tirias – fueron expulsados por Jesús de Nazaret. En el Libro de Isaías (56, 7) y el Libro de Jeremías (7, 11), se reseña lo que Jesús de Nazaret manifestó: "Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones (…) Pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones". El gobierno nacional de Venezuela debería abolir el DICOM, como actuó Jesús de Nazaret en el templo, para evitar que el DICOM continúe como una especie de templo para las trapacerías de la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle.

Estamos en presencia de desviaciones, aberraciones, en fin, de las más viles trapacerías: 1. El Bolívar soberano en condición de libre flotabilidad y altísima depreciación especulativa con respecto al dólar estadounidense; 2. un salario mínimo mensual para los trabajadores en general que está por debajo del umbral de miseria establecido por la Organización de las Naciones Unidas; 3. un salario máximo mensual para profesionales que ostentan todos los niveles de formación o titulaciones académicas (licenciatura, maestría, doctorado y postdoctorado) y experiencia laboral superior a 30 años que no supera los 80 dólares estadounidenses; 4. una hiperinflación que algunas calificadoras de riesgos la sitúan en más de 1.000.000 % anual 5. un altísimo riesgo cambiario en postura pasiva o en posición corta (venta de activos que se deprecian por la tasa desfavorable de conversión a la baja) para más del 99 % de la población venezolana, contra el 1 % que representa la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle en postura activa o posición larga (compra de activos que se aprecian por la tasa favorable de conversión al alza); y 6. el ARMA DE DESTRUCCIÓN MASIVA que representa el Sistema de Mercado Cambiario de la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle (https://www.dicom.gob.ve/).

Para el martes 20 de noviembre de este año 2018, cuando justo se cumplían los 90 días de iniciado el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica que propuso el gobierno nacional de Venezuela; analizando el conjunto de factores de riesgo referidos en el párrafo anterior, se pudiese afirmar con toda seguridad, que se ha estado destruyendo la confianza de la sociedad venezolana en el gobierno nacional de Venezuela y la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle han postrado en una condición de mayor depauperación al Pueblo de la Patria de Simón Bolívar.

Lo lamentable es que al parecer, desde el gobierno nacional de Venezuela no se tiene VOLUNTAD POLÍTICA para hacer un análisis coyuntural-situacional riguroso a fin de rectificar y reorientar la conducción económica del país. Pareciese que el gobierno nacional de Venezuela capituló o está capitulando ante la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle, que inconsciente o deliberadamente con sus praxis concretas de avaricia-codicia-egoísmo y arrogancia, indudablemente favorece los intereses del decadente imperio de Estados Unidos. Para quienes nos asumimos como BOLVARIANISTAS en cuerpo y alma, estamos conscientes que a lo largo de la historia de la humanidad, desaparecen imperios y surgen otros, como por ejemplo, el imperio español que fue desarticulado por las guerras napoleónicas en 1814 y el imperio chino que lo difuminó las guerras del Opio con su final en 1842.

Ante la realidad que vive Venezuela, algunos venezolanos y venezolanas con sentido común, pero con sobre todo la necesaria madurez intelectual y solidez científico-técnica; han sido propositivos y responsables, identificando soluciones estratégico-operacionales en el fragor de la Guerra no Convencional de la cual es víctima el Pueblo venezolano. Una Guerra no Convencional que es producto del carácter de Nación-Militar de los Estados Unidos, legado doctrinario desde el presidente Harry Truman hasta nuestros días, en lugar de ese país coadyuvar con la solución a los conflictos internacionales o nacionales, por la vía de métodos más racionales y pacíficos, respetando los principios de soberanía de las Naciones-Estado y de autodeterminación de los Pueblos, con la aplicación exhaustiva de la ciencias Política y la Economía en favor de la PAZ INTERNACIONAL como lo consagra la Filosofía Político-Militar y Socioeconómica que es el BOLIVARIANISMO.

En este tiempo histórico, hoy viernes 23 de noviembre de 2018, el Pueblo de Simón Bolívar exige de manera perentoria un armisticio, por ser víctima y único objetivo militar real de esta atroz Guerra no Convencional, que nos declaró en escalada el imperio de Estados Unidos desde el año 2010, con la connivencia de la burguesía revolucionaria socialdemócrata y la oligarquía de los amos del valle de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.



Luis Holder


Visite el perfil de Luis Holder para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: