La guerra económica como ardid en Venezuela desde el 2013 al 2019

El próximo miércoles 11 de septiembre de este año 2019, se cumplirán casi 50 años del golpe de Estado en el cual asesinaron al Presidente Salvador Allende. William Colby, Director de la CIA cuando ocurrió el fratricida golpe, en su libro “Honorable Men: my life in the CIA”, relata que el plan para la desestabilización de la economía de Chile fue el de más amplio espectro en esa época. Ciertamente, fue una feroz guerra económica que Estados Unidos declaró y libró contra Chile desde finales de 1970 hasta el martes 11 de septiembre de 1973; aunada a lo contranatural intrínseco de los modelos económicos del marxismo y de las dictaduras del proletariado del leninismo.

El miércoles 4 de septiembre de 2019, el Presidente Nicolás Maduro informó que estamos en el punto de equilibrio con los "precios acordados". El gobierno nacional venezolano que se asume como revolucionario en la concepción marxista del término, y que desde el 2013 a esta fecha ha estado con el relato de una “guerra económica” en escalada, acuerda los precios con presuntos agentes de su enemigo imperial y contrarrevolucionario. El "Sistema de Precios Acordados" (“SPA”) es justo para el pueblo, expresó el Jefe de Estado venezolano, y en consecuencia los "precios acordados no deben aumentar por la guerra económica", ratificó airadamente el Presidente Nicolás Maduro. El Presidente Nicolás Maduro exigió a las vicepresidencias de Economía y Ejecutiva, que los "precios acordados" sean revisados de manera permanente. El Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) Nicolás Maduro, desenmascaró así la excusa de la "guerra económica", a la cual recurren algunos miembros de su equipo ministerial, para permitir y justificar el aumento de los "precios acordados" en contra de los trabajadores venezolanos que devengan misérrimos salarios, es decir, un aproximado de 1,50 dólares estadounidenses de salario mínimo mensual.

Sin embargo, a la luz de tan evidentes contradicciones e incoherencias, no pocos analistas políticos y económicos concluyen acertadamente que el relanzamiento del fallido "SPA", tiene la altísima probabilidad de un nuevo fracaso, pues con "la revisión permanente de los precios acordados" como consecuencia de la baja producción nacional y la elevadísima importación de productos terminados e insumos en la mayoría de los sectores de la economía venezolana, el Presidente Nicolás Maduro estaría admitiendo tácitamente que los "precios acordados" seguirán aumentando y la hiperinflación galopando.

Desde ayer jueves 5 de septiembre de 2019, se inició la última etapa del gobierno nacional de Venezuela sin "guerra económica" como ardid en su versión rocambolesca desde 2013; y Estados Unidos con seguridad seguirá en otro período más de su "guerra multiforme y multidimensional de carácter no convencional" en contra de la población que habita en la República Bolivariana de Venezuela. Estados Unidos como paranoico Estado de Seguridad Nacional que es, asume que su misión en el planeta tierra es la guerra permanente y el genocidio con armas convencionales o de destrucción masiva; en conformidad con la Doctrina de Guerra no Convencional (GnC) de Estados Unidos, como la aplicaron también contra el pueblo japonés en Yokohama, Toyama, Tokio, Okinawa, Hiroshima y Nagasaki, y en un total aproximado de 55 ciudades japonesas: EL GENOCIDIO MÁS GRANDE DE LA HISTORIA DEL PLANETA TIERRA; entre el 18 de abril de 1942 y el 15 de agosto de 1945. No olvidemos la profecía del Libertador Simón Bolívar: “Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América [y el mundo] de miserias a nombre de la Libertad” (1829).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 840 veces.



Luis Holder


Visite el perfil de Luis Holder para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: