A un mes del programa de recuperación económica sigue la traición empresarial

A un mes de la entrada en vigencia del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica la situación económica venezolana sigue estando un tanto compleja, llena de amenazas y dificultades.

El efecto recurrente del espiral inflacionario ocasionado por la sucesión creciente "aumento del dólar paralelo – inflación – aumento salarial – aumento del dólar oficial", aún sigue siendo el patrón de comportamiento de la dinámica económica nacional. Aún se mantiene la perversa espiral inflacionaria que le ha generado muchos daños a la sociedad venezolana. Los indicadores macroeconómicos oficiales y extraoficiales así lo indican.

Ha pasado un mes de la implantación del Programa Económico y los sectores empresariales opositores, la mayoría agremiadas en Fedecámaras, Consecomercio, Venamchamp, Fedenaga, Fedeagro, Conindustria, entre otros, siguen satanizándolo, deseándoles al Gobierno de Maduro que le vaya mal, apostando al fracaso de las medidas, y dejando de hacer lo que deben hacer: que es ponerse a producir más y aprovechar un mercado deseoso de más productos en los anaqueles a precios estables y de origen nacional.

La mayoría apostamos a que eso ocurra, que se supere la fase de recuperación y se entre en la fase de crecimiento económico, donde el Producto Interno Bruto se incrementa de manera real, se generan más empleos, se prenden más máquinas, se consume más energía, se aumenta el ingreso nacional, y se genera más riqueza social.

¡Pero no! Los empresarios opositores no quieren eso. Ellos quieren es producir menos, seguir aumentando los precios de los pocos bienes que producen y distribuyen, ganar más o seguir robándole al pueblo el poder adquisitivo que el presidente Nicolás Maduro le ha devuelto de un solo plumazo y seguir alimentando la hiperinflación que tanto presagia el Fondo Monetario Internacional para finales del año 2018.

Recordemos que la venganza ofrecida por Nicolás, que realmente quería el pueblo, era recuperar su poder adquisitivo; y este presidente obrero, laboristas, "reseteó la economía" y se lo devolvió a todos los trabajadores, pensionados, jubilados, jóvenes, conserjes y a la economía informal de una sola vez. De un dólar al mes el salario mínimo pasó a 30 dólares al mes, prácticamente a niveles de enero de 2017, revirtiéndole el daño ocasionado en los últimos 20 meses por los empresarios opositores. Ver CUADRO N° 1.

CUADRO N° 1. EL RESETEO ECONÓMICO Vs DESIGUALDAD

 

No obstante, ese comportamiento empresarial conspirativo, que aún sigue latente, pudiera poner en peligro los beneficios que lleva implícito el Programa de Recuperación Económica del presidente Maduro. En esa medida, la irreversibilidad del socialismo que tanto pregonamos, pudiera comenzar a revertirse como lo desea el Pentágono, Colombia y el Secretario de la OEA, para que se genere la crisis humanitaria que tanto han insistido para nuestro país.

Este es el tema geopolítico que debería estar siendo investigado por los asesores e intelectuales de izquierda, para la cual debemos fijar posiciones más radicales y más contundentes contra los actores económicos nacionales que le siguen el juego a los intereses extranjeros, cometiendo traición a la patria un delito tipificado en el Código Penal venezolano.

Por ejemplo, ya no es nada oculto las malas intenciones de las Empresas Polar y de la directiva de Fedecámaras, que insisten en la continuidad del juego de la hiperinflación inducida con impunidad económica. (VER CUADROS ANEXOS).

A pesar de las distintas concesiones gubernamentales dadas a los empresarios para que se pongan a producir, para que aumenten la oferta y generen riquezas, estos siguen especulando y escondiendo los productos de primera necesidad regulados y acordados entre ellos y el Gobierno por medio de la Ley Constitucional de precios acordados.

A pesar de los créditos otorgados a los empresarios, de la liberación del mercado cambiario, de la asunción del Gobierno del pago de la nómina de todos los trabajadores del sector público y privado por tres meses, y la eliminación de los aranceles de importación, los empresarios siguen manipulando los precios de los bienes y servicios donde ellos son monopolios u oligopolios al mismo ritmo que lo impone el dólar paralelo conspirativo en la economía nacional.

Es por eso que insistimos, que la institucionalidad debe buscar nuevos métodos, estrategias y acciones que sean más contundentes y eficientes para detener la impunidad con que ellos siguen actuando. Desde aquí vemos con preocupación que el sistema de justicia no actúa contra los monopolios y gremios empresariales que abiertamente siguen insistiendo que la única forma de superar las dificultades económicas es con un cambio de Gobierno. Y no pasa nada aún extraordinario que detenga la ola inflacionaria inducida por ellos mismos.

He insistido en varias oportunidades que si no se actúa se es cómplice. La historia venezolana está llena de pasajes de como Fedecámaras y las Empresas Polar, desde adentro o desde afuera del Gobierno, han ayudado a derrocar presidentes nacionalistas, que se declaraban independientes del Imperio del Norte. Estos dos grandes conspiradores de siempre siguen vivitos y coleando en su agenda desestabilizadora.

Mientras tanto, el Gobierno sigue insistiendo en salvar al pueblo mediante subvenciones, bonos y aumentos salariales, que al final van a parar a las cuentas de esos monopolios y empresarios agremiados, que no producen más sino que le cobran cada vez más al pueblo por la misma cantidad de productos que lanzan al mercado, manteniendo el circulo vicioso, por demás perverso, de capitalización empresarial con empobrecimiento colectivo.

En ese sentido, vemos, que la conspiración económica contra Nicolás Maduro sigue con insistencia. La impunidad económica así lo ha demostrado. Amanecerá y veremos cómo terminará esta triste historia económica de nuestros tiempos.

ANEXOS:

CUADRO 1. MANIPULACIÓN DE PRECIOS DE ALIMENTOS Y BEBIDAS DE EMPRESAS POLAR

(ENERO 2017 al 19 SEPTIEMBRE 2018)

CUADRO 2. MANIPULACIÓN DE PRECIOS DE ALIMENTOS Y BEBIDAS DE EMPRESAS AFILIADAS A FEDECÁMARAS

(ENERO 2017 al 19 SEPTIEMBRE 2018)

CUADRO 3. TENDENCIA DE LA CAPACIDAD DE COMPRA SALARIO MÍNIMO INTEGRAL



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1284 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: