Sr. Presidente si no hace algo, los 1.800 Bs. S pasarán a la historia

Recuerdo por allá en los años sesenta, en mi comunidad donde me formé, crecí y me convertí en un ciudadano normal o una persona de bien, a una familia constituida por los padres, dos varones de 13 y 14 años y dos hembras de 15 y 17 años.

En esos tiempos, la cultura mantenía a los varones en la calle y a las hembras que no pasaban de la puerta de su casa. Cada calle formaba su pandilla de varones, y a veces una pandilla de otra calle sometía a la pandilla de otra calle. En cuanto a la familia que previamente nombré, sucedió una vez que sus dos muchachos fueron sometidos por otros integrantes de otra pandilla. Les quitaban el dinero que les daban para la merienda del colegio, los golpeaban de vez en cuando para que hicieran cosas favorables a la pandilla dominante, prácticamente fueron sometidos, algo así como lo que hoy día llaman "Bulling".

Uno de los muchachos era amigo mío y me contaba con absoluta molestia el proceder de su padre en cuanto a su problema. "Mi papá nos obliga a defendernos, aún sabiendo que esa otra pandilla está constituida por cuarenta muchachos verdaderamente malos", pero, y tu no le has dicho esos a tu papá –le dije- su respuesta fue "enfréntalos" –me dijo mi papá-. En esos entonces los padres tenían influencias en su comunidad, y podían resolver los problemas muy rápidamente, pero, él no tenía esa voluntad.

Establezco esta pequeña sección de la historia de mi barrio para referirme a algo muy similar que ocurre en la Venezuela actual. Nosotros el pueblo(similar al amigo oprimido), estamos siendo sometidos por un sinnúmero de malas personas llamadas comerciantes(la pandilla dominante) de arriba, del medio y de abajo, quienes nos oprimen, nos vejan, nos estafan y nos roban en materia de comercio.

El Presidente de la República(El Padre) conoce de esta situación y nos dice "enfréntelos y haga valer sus derechos", pero señor Presidente "Son muchos y malos, seguramente terminaré en un hospital por la paliza que puedo recibir".

Diosdado, Bernal, Mario Silva y otros nos dicen "adelante chamo, el poder está en el pueblo", o "la revolución te apoya, solo el pueblo salva al pueblo". Armado de estos valores y fuerzas espirituales, volteo a enfrentar a los malos, ¡oh, cuál es mi sorpresa cuando veo a los malos hechos millones!, Yo contra cincuenta bachaqueros inmundos esperando mi valiente reto, claro, pienso en ese momento: "Me inmolo o paso el trago amargo", tengan la seguridad que preferí lo segundo, por lo cual estoy escribiendo.

Ahora bien, y a manera de propuesta Presidente, en vista de que si no hace algo extraordinario en las próximas horas, los 1.800 Bs S. de la pensión no servirán para nada.

Presidente, los abusadores están por todos lados, paso a comentarle a ver si esto no se lo han informado sus "aliados, los bates quebrados que tiene usted a su lado y quizás le engañan o no le informan lo que ocurre aguas abajo".

Fíjese Presidente, ayer estuve en Catia a comprar carne y resultó ser que los "hijos de puta" la tenían a 270 Bs. S, me fui a la Candelaria y la cosa era igualita.

Mi ex-esposa requería de Losartán Potásico, resultó Sr. Presidente que ese medicamento cuesta 335 Bs. S solo diez(10) pastillas, es decir, si requieres del tratamiento de un mes tendrás que pagar casi 1000 Bs. S, más de la mitad de la pensión. El Miovit, vitaminas esenciales para una buena salud cuesta 1700 Bs. S., es decir una pensión.

No solo le hablaré de precios en los comercios, sino también de los inmundos "ruleteros"(comerciantes del transporte), esto está pasando en las líneas que transportan pasajeros hacia Guarenas y Guatire(amén de otras líneas en Venezuela). Los HDP cobran cinco(05) Bs. S, cuando el pasaje debe se

3 Bs. S.

Y así señor Presidente, le puedo narrar de múltiples sucesos sobre especulación, irrespeto a la lista de los productos regulados(en Catia medio cartón de huevos a 110 Bs S,), violación de las ordenanzas municipales y convivencia ciudadanas.

¿Qué hacer?, desde mi punto de vista Sr, Presidente, es cambiar su política de "mano suave a mano dura", tiene que dejar de un lado el criterio de "no podemos atropellar al pueblo", o "el poder reside en el pueblo", o "solo el pueblo salva el pueblo". Le están faltando al respeto, meta preso al de arriba, al mediano y al de abajo. Deporte a miles de extranjeros sobre todo colombianos que desde hace mucho tiempo nos atropellan, se benefician de nuestro país y "hablan pajas enormes de usted y de la revolución Bolivariana", Catia y Petarte están minados de estos especímenes que tanto daño ocasionan a nuestra patria. Depórtelos coño, y déjese usted, Diosdado y otros principales del chavismo de estar hablando que "debemos prepararnos para recibir a muchos hermanos colombianos", esa gente no son nuestros hermanos Presidente. Cuando ha visto usted a "Colombiano pelando bolas en Venezuela", nunca, porque colombiano apoya a colombiano, en cambio venezolano no apoya a venezolano, esto es otro problema que hablaremos en otros artículos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1467 veces.



Mario Díaz


Visite el perfil de Mario Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Díaz

Mario Díaz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a269663.htmlCd0NV CAC = Y co = US