En Venezuela no hay plan perfecto

Hay momentos que parece que Dios esta indignado con su pueblo, por estar apartado de su luz y extendiera su mano y lo sumiera a la sombra.

Entonces surgen situaciones desordenadas donde agoniza el patriotismo, vacila la virtud, la fe desmaya y brotan de la sombra las traiciones, donde surgen esos fantasmas terroristas, enemigos de la patria de donde provienen esos círculos siniestros que buscan hacerse del poder y danzan con la violencia incendiaria para intimidar a quienes gobiernan, cometiendo actos terroristas para derrocar el gobierno del presidente constitucional Nicolás Maduro, ya que no pudieron lograrlo con el bachaqueo de alimentos, medicamentos, útiles de aseo y gasolina que hicieron padecer al pueblo venezolano para que arremetieran contra el gobierno e hicieran renunciar al presidente.

Estrategia que no ha contado con el respaldo del pueblo, que ha sabido soportar una crisis inducida por los políticos de la extrema derecha y la tradicional derecha, muchos de ellos gobernaron antes de la revolución, de la mayoría de los empresarios venezolanos, de las empresas trasnacionales y sobre todo de los gobierno de los Estados Unidos y la Unión Europea, que se valen de formulas maquiavélicas para realizar sus crímenes con el apátrida de Julio Borges, quien en su tours por todos esos países ha logrado el bloqueo de las cuentas bancarias internacionales del gobierno venezolano y así evitar la adquisición de alimentos, medicamentos, bienes de servicios que se requieren para el desarrollo de la industria nacional y la devolución de la mil millonada de dólares que le tienen retenido, sin embargo, tampoco a servido para tumbar a Maduro.

Pero su ambición es tan grande, que lejos de preocuparse por la situación de todos los venezolanos, sino por todas las riquezas que día a día se multiplica, o mejor dicho, riquezas con las que Dios nos ha bendecido y que solo le pertenecen a los venezolanos, decidieron apretar mas su plan con la desaparición del cono monetario en complicidad con la mafia colombiana y que siguiera pasando trabajo el pueblo, no conforme con su perverso plan, comenzaron a lanzar alaridos estridentes que Venezuela se estaba cayendo a pedazos y que no tenia esperanza de mejorar, mensaje que llego en su mayoría a los jóvenes que estaban estudiando, a los técnicos y profesionales, que decidieron vender todo lo que tenían o con el apoyo de sus familiares, resolvieron abandonar el país para no morir de hambre o vivir con todas las comodidades a las que estaban acostumbrados. Confiados en la propaganda de los lobos de la difamación, quienes hicieron creer que países como Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, entre otros, iban ha vivir mejor que en Venezuela, lamentablemente no fue así, están viviendo o vivieron lo que nunca un venezolano podría pensar que le sucedería.

Quienes le hicieron creer a los hijos de Venezuela, que abandonar la patria era lo mejor y que al llegar a uno de esos países les iba a ir excelente, fue un acto hipócrita y de cobardía, que no sirvió sino para deshonrar aun más su gesto de verdugo, como siempre a sido su fama de tratar a quienes no se someten a sus pretensiones.

Afortunadamente este plan también fracaso, porque mientras el secretario de la OEA el sr. Luis Almagro, esta pidiendo una intervención militar para Venezuela por la estampida de emigrantes venezolanos huyendo a otros países, resulta que muchos compatriotas están regresando por su cuenta o por el programa del gobierno "Retorno a la Patria", debido al mal trato recibido por ser venezolano, a la falta de trabajo, ya que es difícil para el nacional y aun más para el extranjero, el no tener derecho a la salud, a una vivienda, a la humillación que han recibido los niños en las escuelas, hasta el punto de que muchos han vivido en la indigencia, por estas y otras razones hoy están regresando para beneficiarse de las oportunidades que recibimos los que nos hemos quedado con la esperanza que Venezuela se levanta con todos nosotros y que el programa de gobierno del Presidente Nicolás Maduro lo garantiza.

Como hijo prodigo han sido bien recibido por su pueblo y sus seres queridos, con lo vivido tendrán que reconocer que lo que ofrece la oposición es para sumergirnos en la miseria y calamidades que viven esas naciones y que no hay otro País mejor que la República Bolivariana de Venezuela, nuestra Patria.

Juntos seguiremos venciendo los planes de aquellos que con votos del pueblo no pueden y no podrán gobernar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 491 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a269439.htmlCd0NV CAC = Y co = US