Ministro El Aissami Trueque petróleo por CLAP

 

La produccion nacional abastecedora de los CLAP no da para más con la velocidad de la hambruna que se ha desatado ni con las alzas sostenidas de precios.

El gobierno debe declararse en crisis y solicitarle al mundo entero el canje de bolsas de comida y otros bienes sanitarios por petróleo y otros recursos.

El gobierno tiene que asimilar la presente crisis como una tragedia nacional; admitirla como si se tratara de inundaciones, sunamis o algo parecido.

Con la llegada masiva de esos auxilios de comida y bienes del aseo hogareño y personal bajo contrato de pago en especies energéticas o en oro, el país podría ser inundado rápidamente de comida en bolsas a repartir por la Cruz Roja y Defensa Civil con ayuda de los jóvenes de Chamba Juvenil.

Se trata de un reemplazo temporal del mercado desordenado y hambreado que tenemos por otro importado y renovable cada quincena hasta que cese la presente crisis.

De poco servirán más acuerdos y negociaciones regulatorias con quienes no tiene el menor interés en resolver el problema sino, más bien, en agudizarlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1083 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: