¿De cuál paz y qué victoria hablamos, Julio?

Nos parece que Julio Escalona ya está muy viejo para la gracia…

Con todo respeto y el mayor de los aprecios y cariño de viejos camaradas nos atrevemos a expresar: ¡usted parece caído de la mata! Es nuestra apreciación luego de leer sus últimos artículos en Aporrea: “¿Hasta cuándo aguantará el pueblo? ¡Soluciones ya!” (www.aporrea.org/ideologia/a264088.html) y “La paz, el diálogo y el sufrimiento del pueblo” (www.aporrea.org/actualidad/a264326.html).

En ellos Julio afirma que las acciones políticas de Maduro, entre ellas la convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente permitió que la paz retornara a las calles del país y marcado el rumbo de nuestra patria (¿?). Se atreve a expresar que bajo la conducción de Maduro el pueblo “…ha sabido sobreponerse a la especulación con los precios o guerra de precios, al sabotaje y especulación con el transporte, a la crisis en hospitales, a la especulación con las medicinas y otros serios sacrificios…”, cerrando con broche de oro: “…la victoria (sin Maduro claro está) no hubiese sido posible”.

¿Julio, de cuál paz y qué victoria hablamos? En las calles hay un enfrentamiento atroz entre las diferentes policías y Guardia Nacional que haciendo honor a su divisa protegen y defienden a bachaqueros y a las mafias chinas y árabes que controlan los alimentos y demás artículos del hogar contra un pueblo desesperado que desde las madrugadas lucha codo a codo en largas filas para ver si puede sobrevivir. Usted aprecia que Maduro “Como comandante en jefe nos ha conducido hacia la batalla, pero es el pueblo peleando diariamente en el campo de batalla con gran dignidad, desprendimiento y sacrificios, el que ha logrado ganarla…” (¿?)

De todo lo expresado en loas al presidente existe una verdad: “…la guerra está en curso, incluso, después del 20-05,…la guerra de precios se agudizó como en abierto desafío a su autoridad. Entonces, hay que comprender por qué sectores populares se molestan por la aparición de los banqueros por la TV acompañándolo...” Los banqueros (usted, Carlos Lanz y todos los que hacen apología a este gobierno lo saben muy bien) han sido premiados con nuevas tarifas y comisiones bancarias en medio de la crisis más espantosa que pueblo alguno haya soportado en el continente americano; el presidente “obrero” ordenó aumentar los beneficios que la usurera banca nacional obtiene del empobrecido pueblo venezolano. Ver tabla anexa.

Julio, en cierto momento te preguntas: “¿Por qué los bancos desactivan los cajeros y nos quedamos pasivos y dejamos que ellos hagan lo que les parece, violando nuestros derechos y nos limitamos a quejarnos, como lamiéndonos las heridas?” ¿Acaso no existe un gobierno que auto calificándose de revolucionario debería de actuar? ¿O tenemos que ser los ciudadanos de a pie los que demos un parao a tales desmanes? Sin querer queriendo dejas al desnudo a este gobierno, entendemos en tus palabras que el aliado del pueblo no es Maduro, que precisamente él está aliado a las fuerzas que oprimen al pueblo. No es necesario ser tantito inteligente para entender lo que has expresado.

Julio tu expresas que “En Venezuela hay quienes piensan que negociando con los grandes empresarios y llegando a compromisos con los niveles de producción y empleo en el mediano y largo plazo, el camino para llegar hasta allá se cubriría, mientras tanto, con los Claps y los demás aspectos de la política social (bonos, construcción de viviendas, Barrio Adentro, etc.). Esto es una fantasía”. ¿Quiénes y no Maduro y su gobierno cívico-militar son los que piensan así? ¿A quién pretenden engañan? ¿Usted se suma al engaño o con toda su conocimiento e inteligencia ha sido engañado por Maduro y su entramado mafioso? ¿No sabemos qué pensar? Pues lo tenemos en alta estima.

¿Es éste el gobierno que usted aprecia como revolucionario que lucha codo a codo al lado del pueblo? O por el contrario, reconoce en el gobierno una mafia cívico-militar que se ha venido enriqueciendo a costa del sufrimiento del pueblo. ¿No conoce usted al general de la cabilla, al general del cemento, al general de la harina de trigo, al general de “mi casa bien equipada”, al general del aceite de motor, al general de los vehículos iraníes, al general de la mantequilla, al general encargado de la extracción de gasolina y lubricantes, al general encargado de torturar a quienes caen en manos del Sebin, al general que controla las medicinas y los alimentos importados por el gobierno nacional, al general que controla las minas de oro, piedras preciosas y minerales estratégicos?

Si la respuesta es negativa pasaremos a creer (y no queremos hacerlo) que usted FORMA PARTE DE “ESTO” o nos dira, como Hugo Chávez lo hizo en más de una oportunidad, que no estaba enterado de tales desmanes. ¿Acaso no es responsabilidad del Estado y gobierno que lo conduce enfrentar esas mafias y ponerlas en su lugar? Si caotizarlo (sic) todo sigue siendo el objetivo de las fuerzas que operan contra la Matria, entonces nos preguntamos ¿a qué fuerzas armadas perteneces estos generales? ¿Reciben órdenes del imperio y sus lacayos? Pues como Julio lo expresa “…sobre la base de ese desorden, a la larga pueden prosperar, precisamente, las políticas fascistas. Ya hay comunidades donde son los pranes, los jefes mafiosos quienes garantizan el "orden" sembrando el miedo, incluso el terror...” Es decir que en el país, nuestro país, quien manda y controla la población es el pranato ¿Dónde está el aparato represivo del Estado qué papel juega?

¿Dónde está la institucionalidad? De hecho hemos sido testigos de cómo el reciente 20-M la cúpula del PSUV, en asocio con la directiva del CNE y la Fiscalía, contrariando la Ley y con el descarado apoyo del Plan República (Fuerza Armada Nacional), se burló del pueblo al instalar los fulanos puntos rojos en las entradas de los centros electorales para ofrecer dinero a cambio de votos. ¿Incorporará usted su firma de constituyentita como adherente al recurso de amparo que el Consejo de Contraloría Social del Sistema de Justicia Judicial (CCSSJJ) ha introducido ante el Tribunal Supremo de Justicia? "El CNE reconoció un grave ilícito electoral que no sancionó, por el que deben ser anuladas las elecciones" (www.aporrea.org/contraloria/n326079.html)

¿O acaso usted felicitará a Jorge Rodríguez (hijo) por haber conducido a Maduro a la “victoria” como lo hubiese hecho Jorge Rodríguez (padre)?

Saben muy bien que el CAMARADA Jorge Rodríguez (padre), nuestro compañero de luchas, no se hubiese prestado para esta farsa electoral y mucho menos asumir la jefatura del comando de campaña electoral siendo ministro de comunicaciones en ejercicio: ¡tremendo descaro y ventajismo! No Jorgito así nunca hubiese actuado tu padre: ¡No Jorge Rodríguez esto no es lo que soñaba tu padre!
(www.aporrea.org/actualidad/a212079.html).

Julio, hacemos nuestra tu pregunta: ¿Hasta cuándo aguantará el pueblo? No contribuyamos a la confusión del pueblo, estamos muy viejos para la gracia. No te podemos acompañamos en tu plegaria: “…Con todo respeto, por favor, sea el joven que yo conocí, valiente, honrado, comprometido con el pueblo y con la patria…” porque él, más consciente que muchos, si sabe lo que está haciendo. Por cierto no le sorprenda el nombramiento de Elías Jaua como ministro de agricultura y tierras como parte del gran viraje que usted fantasea.

Siga soñando con que Maduro saldrá de “…los que ofrecieron milagros agrícolas, los que han dejado que se oxiden maquinarias que importó Chávez para dar un gran salto en el desarrollo industrial, sustituir importaciones…”

Julio, soñar no cuesta nada…

¡Sabino nos señaló el camino, me señaló el camino, nos señala el camino!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4188 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a264369.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO