Abstrusa confusión entre Valor de Uso y Valor de Cambio

Partamos de una jornada = 8 horas/día.

Cuando Marx afirma que una mejora técnica puede reducir el tiempo necesario y con ello incrementar la plusvalía relativa, digamos, duplicar la produccion de valores de uso, o sea, fabricar la misma cantidad de estos en un tiempo necesario reducido a la mitad, sólo está afirmando que ahora se pueden calzar más personas que antes de la mejora técnica, o vestirlas o alimentarlas.

Por supuesto, es verdad que el tiempo excedente se ve alargado y con ello la plusvalía relativa, pero la cantidad de valores de uso sigue valiendo lo mismo antes que después de la mejora técnica.

De esa manera, estamos ante un doble efecto de valoración: Primero, se ve incrementada la producción de valores de uso durante el mismo tiempo; sin embargo, para afirmar que el salario sea repuesto en menos tiempo necesario tenemos que admitir que el fabricante valora esos valores de uso al precio vigente en el mercado antes de la mejora técnica.

Asimismo, como resulta cierto que la plusvalía relativa queda incrementada porque ahora son más las horas impagas o excedentarias, aún con el viejo valor de cambio, la tasa de plusvalía aparece incrementada; por ejemplo, si de 4 horas de tiempo necesario y 4 de tiempo excedente, la mejora técnica reduce a 2 horas el necesario, la tasa de plusvalía pasa de 100% a 300% [1].

Entonces, cuando el empresario ve reducido el tiempo necesario y con ello aumenta el trabajo gratis que recibe del asalariado, de ninguna manera va a vender al nuevo valor de cambio. Venderá toda su producción al precio vigente antes de la mejora técnica porque sólo así puede afirmarse que el trabajador repone su salario en la mitad del tiempo necesario anterior, según la hipótesis que venimos manejando. Repone 1 salario en la producción de 2 horas, y 3 en la de 6 horas.

Por supuesto, cuando Marx trata este tema se limita a demostrar cómo las mejoras técnicas: máquinas, mejor organización laboral, experiencia laboral, etc. abaratan el valor de las mercancías, pero eso no significa que los empresarios vayan a vender a esos valores de cambio inferiores, como tampoco van a ofertar todo ese mayor volumen de producción ya que para una demanda fija podrían bajar los precios.

Claro que para ser consecuente con su teoría del valor-trabajo, Marx incrementa la produccion de valores de uso por unidad de tiempo (hora), y efectivamente la reposición del salario pudiera realizarse en la mitad del tiempo necesario social anterior. Eso significa que el asalariado produce la misma cantidad de valores de uso en la mitad del tiempo, aunque, por supuesto, esa misma cantidad de valores de uso ahora valen la mitad; no así el salario que ha sido calculado al precio del mercado anterior a las mejoras técnicas que incrementan la productividad en valores de uso, y su reposición al valor requiere que el producto del tiempo necesario ahora mejorado debe calcularse al valor anterior.

Cuando no se distinguen con precisión ambos tipos de valores, la confusión brota.

21/04/2018 03:30:19 p.m.


[1] Una tasa de plusvalía = 100% parte la jornada en dos mitades.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 775 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: