La Salud en Venezuela

Venimos de afirmar que las crisis humanitarias se presentan como una característica ínsita al sistema burgués de vida que resultan reforzadas por la impotencia del gobierno para afrontarlas oportunamente al corto plazo.

Caso concreto: Los votantes que tanto se necesitan democráticamente confrontan necesidades que no admiten espera en sus satisfacciones; sin embargo, la actual crisis económica se potencia y las crisis también lo hacen.

Dijimos que, por ejemplo, "yo, de la llamada clase media, docente de hecho y Economista de profesión, atravieso ahorita mismo y desde hace varias semanas o meses una crisis porque sufro con una hernia inguinal que se me ha ido agrandando a medida que no sea intervenido quirúrgicamente. El presupuesto que me pasó una clínica privada el 12-2 de este año fue de unos110MM de Bs. F, de los cuales la cobertura prevista por la seguradora contratada por la Universidad UPEL, apenas cubre = 0,2%.".

Fui incorporado a un programa oficial de Barrio Adentro que ya lleva varios meses sin cristalizar; asimismo he recibido diligencias de la generosa diputada Gladys Requena que se ha apersonado de mi caso y trata de conseguir mi traslado al Hospital de Mariara, aunque por razones obvias pasa por protocolos cuyo zanjamiento no está a su alcance

Afortunadamente, han sido amigos tanto nacionales como de otros países quienes muy generosamente y al instante, al conocer mi delicado estado de salud, se abocaron a mi caso, se han puesto a mis órdenes y todos ellos, inclusive de quienes hasta habíamos suspendidos nuestras solidarias y fuertes relaciones por diferencias formales, de todos ellos, he recibido ayudas tangibles e inmediatas para mi preparación preoperatoria, hasta con aportes en efectivo y con esperanzas por otras ayudas de cara a mi necesaria intervención quirúrgica.

Cito así, a la familia del Ing. Osmar Castillo de Anzoátegui, al Dr. Eudes Vera, y a otras altruistas personas de otros países. Hacia ellos, a quienes a diario siguen en expectación el curso de la evolución de mi crisis, de mi enfermedad, vayan mis sinceros agradecimientos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1255 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: