Petro y $ Monedas con respaldo económico natural e industrial respectivamente

Recientemente ofrecimos tratar el palpitante tema de la moneda fiduciaria frente a las respaldadas tradicionalmente con metales preciosos. Es que, salvedad hecha de las de papel o billetes, las de respaldo metálico corren la misma suerte del metal en cuanto a su valor de cambio: más trabajo, más coste de obtención.

Las monedas de metal feble y las de papel son obviamente de ínfimo coste de elaboración respecto a las de metales preciosos.

Efectivamente, el oro vale más porque su obtención es más costosa y su oferta suele ser menor que la de la plata[1], lo cual ya de entrada altera su precio de mercado. Sin embargo, la conjunción oferta-demanda no es determinante del valor, sólo de su precio de mercado.

Bien, cada vez que el oro, pongamos por caso, cueste más conseguirlo en minas o ríos, su valor crece y las monedas respaldadas con él se revalorizan; ocurre lo contrario si aquél resultare más abundante.

Sin embargo, con la moneda fiduciaria no podemos aducir el mismo razonamiento ya que teóricamente su disponibilidad resulta infinita; eso por un parte; por otra y contradictoriamente, vemos y hemos sentido el poder del dólar frente al resto de las monedas del mundo, como una suerte de respaldo “virtual” o extratécnico-político y mediático-dado el indiscutible poder económico e industrial de los EE. UU. exhibido durante las últimas décadas de posguerra.

Asimismo, ahora el Petro podría fungir de respaldo a otras monedas fiduciarias, tal como se usa en la fórmula de nuestra paridad cambiaria, la del Bs.F en relación a nuestras disponibilidades de dólares.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 796 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: