Desafío urgente de la Revolución: Parar la guerra económica

Con todo el respeto al Vicepresidente, hoy señala en su rueda de prensa, que los precios deben volver hoy mismo a los de Diciembre 2017, creo que su apreciación es muy errónea, pues ya en Diciembre los precios eran descomunales, no los que colocaron en Enero del 2018. Queremos es justicia y precios justos de verdad, ni siquiera los precios de Diciembre son justos, todos son una aberración, cuidado con eso.

De seguir empeñados en colocar pañitos calientes, estamos abriendo un gran boquete o una gran brecha social, que peligrosamente puede atentar en contra de la Revolución Bolivariana. Siguen pidiendo más paciencia al pueblo, más aguante, se les ha concedido y seguimos rodilla en tierra pero es necesario advertir lo que sucede en algunos lugares del país, no debemos subestimar la "bomba de tiempo-mecha lenta" que ya tiene activada la Oligarquía, con toda su aterradora modificación de precios diariamente, que no ha sido fácil controlar ni parar, de todos los rubros; pues los tentáculos o mutaciones que se producen se generan muy rápido. Reuniones van y vienen, denuncias van y vienen, pero los grupos monopólicos de alimentos, medicinas y demás bienes y servicios hacen todo lo necesario para incrementar de manera brutal y despiadada los precios, es una cadena perversa, la guerra esta declarada de frente y sin anestesia.

Mucha gente de Clases Sociales Populares y de Clase Media, tienen ya mermada su capacidad de compra, pues ella quedó deteriorada por la escalada de precios de los últimos meses del año 2017 e inicio del año 2018. Ya no pueden comprar cosas elementales, diariamente es una pesadilla tratar de ver que se puede conseguir en los anaqueles, que se encuentre al alcance de los ingresos promedios de un trabajador, sin caer en lujos ni exageraciones. Cuidado, esa es la prioridad real iniciando el año 2018, ese es el gran desafío, de manera urgente, inmediata y de seguridad nacional. Paremos la Guerra ya mismo, hagamos cumplir la Ley de Precios Acordados, urgen Planes de Contingencia temporal; más allá de un Bono, es el aspecto de la Producción, tanto del sector Privado comprometido realmente con el desarrollo del país como del sector público y/o empresas mixtas y demás involucrados en la producción nacional.

La Revolución agradece por los más de 16 millones y medio de carnet de la Patria, pero ello no significa que todos los que tienen el carnet sean fieles votantes a la Revolución Bolivariana. En los tres comicios electores recientes, al sacar todos aquellos menores de edad y los que no están inscritos en el CNE, se pueden sacar conclusiones que nos invitan a reflexionar muy en lo profundo; hay que escuchar lo que dice el pueblo en sus análisis matemáticos por muy simples que parezcan. No caigamos en triunfalismos, eso es lo peor que nos puede pasar, no subestimemos los resultados obtenidos. Políticamente, en este momento, "aparentemente" tenemos un gran espacio para trabajar en santa paz, la responsabilidad que tenemos es inmensa para detener a toda costa esa GUERRA INDUCIDA. Somos gobierno todavía y necesitamos hacernos respetar por todos los actores, de manera urgente. Los resultados obtenidos por parte de la revolución son buenos, los resultados están a la vista pero la realidad contundente es que la Oposición se desmovilizó de manera temporal, por una u otra causa debido a su situación interna, y que existe un pueblo opositor esperando para votar en las próximas elecciones presidenciales y allí la medición será cuerpo a cuerpo. Entonces, no hay que subestimar los logros, debemos ser humildes y seguir trabajando honestamente, no hacer de ello un triunfalismo, pues sabemos que de la parte opositora, a cualquiera que ellos pongan como candidato presidencial, será un payaso escogido por su jefe del Norte y ese pueblo opositor votará por ese candidato, muy lamentable por ellos; la campaña presidencial se centrará en que ahora es el momento de salir de la revolución bolivariana, por la "hambruna", falta de medicamentos y seguridad, son sus componentes para la campaña y que ellos tienen la varita mágica para solventar todos los problemas, que ellos mismos han creado de manera inducida y artificial.

Nuestro mensaje aún no llega a ciertas Clases Sociales (cuidado), no hemos podido penetrar en la mente de muchas personas con la propuesta del proyecto que tenemos por delante y es que existe una falla, hay que seguir insistiendo con mensajes y realidades que puedan llegar a las personas para seguir concientizando. Para algunas personas, que han vivido distintos momentos históricos, señalan que sienten que estamos dejando "intencionalmente" que la oligarquía, el sistema perverso, el bachaquerismo y todas las formas de guerra no convencional avancen aterradoramente en seguir destrozando la calidad de vida de millones personas, que han pasado toda su vida trabajando honradamente y hoy ven amenazada como se le va de las manos esa calidad de vida, por esa guerra claramente declarada, inducida o no. Cuidado, con los intentos de saqueos que han estado a la orden del día, iniciando el año 2018, no subestimen ese tipo de situaciones.

Somos gobierno y hemos dejado avanzar descaradamente esa guerra sin control. Quién podrá defendernos, será que debemos llamar al Chapulín Colorado. Carajo, somos gobierno, es urgente, lo que estamos viendo es que todos los días los productos sufren aumentos, un nivel muy alto de corrupción, sean por infiltrados o no, pero la falta de eficiencia y de controles deja mucho que pensar: hasta en los Claps se infiltró la corrupción, en la entrega de los Taxis, en el Programa de Mi Casa Bien Equipada, en Pdvsa ni hablar y hasta en los "Bonos Niño Jesús", es decir, gente con Tickeras atrapadas por corruptas, un mecanismo de reciente aplicación cerrando el año y ya había gente inescrupulosa haciendo negocios o lucrándose con dicho beneficio. La guerra de los precios sin control amenaza la estabilidad del país. Paren la guerra.

Carajo, necesitamos urgente personas con buenos valores, honesta y que amen a la patria para ocupar cargos y poder salir adelante. Hay que revisar todas las estructuras, hay mimetizados en muchas instituciones, revolucionarios o no, que andan "raspando" lo que pueden, muchos lo saben, todos lo ven, tanto de áreas civiles como militares pero lamentablemente aún existe silencio cómplice de lo que se observa en ciertas partes y un gran temor por denunciar y ser tildado de sapo y que te dañen a la familia.

Siguen vicios del pasado vivitos y coleando, con nuevos actores que desean hacerse "ricos" muy rápidamente; eso hay que decirlo, a pesar de los corruptos que han sido puesto presos en los últimos días, en niveles muy bajos existen gente comiéndose al proceso revolucionario por dentro, en silencio y a la vista de muchos que guardan complicidad, eso indigna; hasta que luego de robar tanto, le meten los ganchos, pero el daño es tardío, enseñan a muchos otros como hacer los guisos. Cuidado Presidente, haga supervisión sorpresa a muchas áreas, tenga mucho cuidado con ciertos civiles y militares, de ciertos rangos, que se le cuadran, le brindan respeto a su autoridad pero al parecer para "algunos pocos" lo relevante es ver la posibilidad de "agarrar" y eso también produce verdadera indignación. Sabemos que en la viña del señor hay de todo, pero a estas alturas de la revolución, hay espacios muy delicados y sensibles, donde no podemos darnos el lujo de que exista de todo. Mosca.

Una cosa es la Unión Cívico Militar para salvar a la Patria y otra muy distinta es que "algunos pocos" militares piensen que se les da poder para "agarrar", a cuenta de las necesidades del pueblo y al final del camino se va convirtiendo en un mal generalizado que ya no se puede parar y estamos promoviendo situaciones que van hacer complicadas de curar. Una revisión profunda se necesita diariamente para evitar vicios, en todas las áreas militares y en todos sus componentes, que detectados a tiempo se pueden corregir, es de sana administración. Una revolución dentro de la revolución en la milicia es necesaria y oportuna de manera permanente. Por ejemplo, alerta, algunas personas han señalado que la GN hay que revisarla por dentro, revolución dentro de la revolución, pues en algunas dependencias del Oriente del País, zona sur, el Pueblo en las catacumbas, dice de voz en voz, de esquina en esquina, de calle en calle, que lamentablemente "algunos" GN hacen "guisos" con los pobladores, con los comerciantes mafiosos y con la complacencia de otras autoridades locales. Eso hay que investigarlo muy bien, por sorpresa y determinar si realmente esos pueblos tienen la razón y hacer los cambios y/o correctivos pertinentes a tiempo. Oigan al pueblo en las catacumbas, no vaya a ocurrir lo que pasó en PDVSA, que se hicieron denuncias desde hace rato y no le pararon con seriedad, se hizo un paro silencioso por dentro, causó un daño tremendo y los resultados están a la vista. La GN es tremenda institución y no debemos permitir que la mala acción de "unos pocos" produzca en la población miedo, descontento y, lo peor, desconfianza en las autoridades. Se prenden las alertas, el que tenga ojos que vea y el que quiera oír que oiga bien a su pueblo en las catacumbas.

El Presidente Maduro, ha sido fiel al legado del Comandante Supremo, y Cilia Flores, en un derecho de palabra en la ANC, defendió como nunca el trabajo incansable del Ejecutivo Nacional, en tratar de buscar soluciones a los problemas del Pueblo, nadie lo niega y los resultados están a la vista. Por ejemplo, el "Bono de Reyes" en el mes de Enero 2018, sigue siendo una buena idea para combatir esa guerra no convencional y, en su presentación del mensaje anual, también refirió de los beneficios en otros bonos que tendrán los más necesitados, dada ciertas condiciones especiales.

No debemos hablar de "milagro económico", debemos hablar con mucha seriedad de lo que lógicamente se puede realizar, lo real, lo tangible, lo que podemos hacer con nuestras propias manos, nuestra inventiva en profundizar el nuevo modelo económico; repito, no queremos milagros, ni pedimos milagros, el milagro lo hacemos nosotros mismos, con nuestro trabajo del día a día, ese debe ser el verdadero y único milagro.

Las personas no quieren bonos, claro que ayuda de manera temporal, las personas lo que desean es que paren la guerra económica, objetivo de SEGURIDAD DE ESTADO empezando el año 2018. No hacerlo es seguir alimentando esa "BOMBA DE TIEMPO o MECHA LENTA", pues los precios de muchos productos se escapan del nivel de ingresos de las personas; ya el incremento salarial decretado a partir del 01/01/2018, se esfumó con los incrementos desmesurados.

Será que los ALTOS FUNCIONARIOS, no tienen familia normal: no van a los Abastos, no caminan los Supermercados, no toman un taxi, no van a los mercados a cielo abierto, no van a las farmacias, ni requieren comprar un Caucho para su carro o Aceite para el mantenimiento de los mismos. En los Mercados Mayoristas de Coche y Quinta Crespo se sigue viendo el robo a mano armada y no pasa nada, los camiones que traen hortalizas, pescados y demás rubros como las frutas quieren vender a precios de supermercados. Hay personas que señalan que ALTOS FUNCIONARIOS no sienten de verdad los embates de la guerra económica. Cuidado, que existe un pueblo que los observa.

El pueblo sigue demostrando su apoyo, sigue demostrando la esperanza en su revolución; pero no sigan jugando con la candelita de seguir permitiendo la guachafita de los COMERCIOS, EMPRESAS, CORPORACIONES, MONOPOLIOS, BACHAQUEROS y demás que hacen cada día la vida más complicada, a cuenta de esa guerra y, desde el Ejecutivo Nacional y demás subalternos, se han limitado EXCLUSIVAMENTE A DENUNCIAR, se han quedado en las denuncias, y el pueblo POBRE sigue calándose las Colas para comprar pan, un kilo de arroz, Pasta, sacar efectivos en banco, etc.

No basta informar diariamente de las cosas, eso es bueno, PERO pónganse en el BOLSILLO del verdadero Pueblo, el que esta en la catacumbas del día a día hoy que se escriben estas líneas: Un kilo de Carne en Bs. 350.000 y más; un Kilo de Queso por encima de Bs. 450.000; un Kilo de Pollo por encima de Bs. 200.000, Un Kilo de Atún a Bs. 210.000 y más. Solo por ponerle Cuatro ejemplos simples, básicos y de dieta por décadas del venezolano común; pues la MORTADELA, LAS SARDINAS o ATÚN EN LATAS, LOS HUEVOS Y LAS SALCHICHAS, hasta los CAMBURES Y PLATANOS, productos de contingencias para el ciudadano COMÚN, se han convertido en exquisiteces, solamente para elites, pues sus precios están por las nubes. El Propio Presidente en su mensaje anual, señala el descaro de los precios de algunos rubros que se producen en el país y de como esas empresas y la cadena perversa de distribución le impone los precios a las personas, entonces que queda para el que anda en la calle buscando alimentos.

Cauchos para un carrito normal, no de lujo, por encima de Bs. 10.000.000, cada uno; un litro de aceite para carros en Bs. 800.000 y más. CARAJO, no se da cuenta el PRESIDENTE que la GUERRA HAY QUE PARARLA URGENTEMENTE. Otro ejemplo, las CAJAS CLAPS no cubren todas las necesidades básicas y aún no llega a toda la población y no existe regularidad en su entrega, por esa guerra inducida y sin control, eso lo afecta y es claro. Además del resto de bienes que forman parte de lo que han denominado la calidad de vida, se ven seriamente incrementados.

Consejo: No hable tanto Presidente del señor de las cejas, aquel que se fue al mundo a pedir intervención, deje de hablar tanto de ese caballero, pida una investigación muy seria legalmente y que las autoridades apliquen las leyes, algunos refieren que le deben aplicar traición a la patria; eso es lo correcto y lo justo pero rápido o será que vamos a esperar que se vaya del país, cuando se levante de la mesa de dialogo de paz y de convivencia pacifica. Ese caballero y su combo de apátridas deben pagar por todo el daño a Venezuela. Sin justicia verdadera no habrá paz. Cuidado en Republica Dominicana con "negociar" los actos de personas que claramente han cometido delitos como la traición a la patria, eso no es negociable, justicia ante todo.

Hasta cuando vamos a seguir con esa guachafita política, de dejar que los que le hacen daño al país, se vayan al exterior a seguir conspirando, se montan en un avión y se van forrados de billetes verdes y se burlan de la revolución desde el exterior. Vamos a esperar que toda una clase popular y media pierda su carro, pierda su calidad de vida, pierda todo por cuanto trabajó mientras unos pocos LADRONES DE CUELLO BLANCO se siguen burlando del gobierno. Hasta cuándo nos vamos a calar las CORPORACIONES DE ALIMENTOS que juegan con el país y juegan con el gobierno, juegan con los precios y al saboteo continuado. El pueblo ya esta cansado de tanta habladera y no hacemos nada con esas corporaciones. Reuniones van y vienen. Se hizo la lista de 50 productos de precios acordados que nadie respeta y que nadie consigue en los anaqueles a esos precios acordados. Dónde están las leyes y las autoridades para hacer cumplirlas. El efecto de la ANC se diluye, cuidado.

Cuándo van a bajar los precios o que sean sincerados de verdad y puedan ser realmente un comercio nivelado y ajustado a la ley, respetando siempre lo privado y lo publico, con incrementos programados cada seis meses, sujetos a revisión legal; para que las personas puedan planificar su vida, un mejor país, eso es lo que se desea. Los bonos temporales son buenos pues ayudan a combatir la guerra, pero deseamos es PARAR LA GUERRA.

Un poblador de una zona petrolera, trabajador de la industria por más de 20 años, me dice hoy que realmente sus ingresos mensuales no le permiten mantener a su familia (4 personas), no sabe que hacer y ha tenido que salir, en sus días libres, a tratar de ver que otro trabajo realiza para poder cubrir los alimentos básicos. Me dijo que tiene más de cuatro meses sin poder comprar Pollo ni otros productos como la Carne y hasta el pescado: y eso lo tiene verdaderamente desmotivado. Así como él andan otros trabajadores en los campos petroleros, en los llamados taladros. Cuidado con eso, un llamado al Presidente de PDVSA que debemos poner atención a nuestros trabajadores de la industria, en especial a los que están en los taladros. Urgen medidas de contingencias.

Existe una gran desesperación a nivel nacional, eso es claro; dicha guerra produce efectos devastadores al día de hoy. Paren la guerra a tiempo, los bonos son bueno, pero parar la guerra es el desafío, se han dado saqueos de distintos tipos, cuidemos la paz.

Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos, la derecha fascista, apátrida y los traidores no podrán, ellos mismos señalaron claramente que estamos en guerra, por tanto, nadie niega los problemas, nadie los esconde, se están enfrentando, se buscan siempre opciones, vamos por todo lo nuevo; estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos. Tenemos el reto de seguir defendiendo el Legado del Gigante, de su plan de la patria y lo que es mejor a toda Venezuela. No olvidemos eso. El desafío de Enero 2018 es parar la guerra brutal en contra del pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1164 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: